La etapa sensoriomotora del desarrollo según Piaget

08 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
La etapa sensoriomotora es la primera de las fases descritas en la teoría del desarrollo de Piaget. Te contamos en qué consiste.

Padres, maestros y, en general, toda persona que ha convivido con niños durante largos periodos de tiempo ha observado el proceso de desarrollo que tiene lugar en los primeros años de vida. Es precisamente este progreso cognitivo el que se plasma en la teoría del desarrollo de Piaget, cuya fase inicial (la etapa sensoriomotora) abordaremos a continuación.

El psicólogo Jean Piaget describió una de las teorías del desarrollo infantil más relevantes de los últimos tiempos. La misma se divide en cuatro etapas a través de las cuales los niños van desarrollando sus capacidades cognitivas. Sin embargo, la primera de ellas (que abarca desde el nacimiento hasta los dos años de edad) destaca por la rápida expansión de conocimientos que se produce.

¿Qué caracteriza a la etapa sensoriomotora del desarrollo?

Bebé en la etapa sensoriomotora

Exploración y descubrimiento del entorno

En estos primeros años de vida, los niños comienzan a explorar y conocer el entorno a través de sus sentidos. A este respecto, Piaget destaca la asimilación y la acomodación como principales procesos de aprendizaje. Sin embargo, para comprender estos conceptos hemos de saber que el cerebro infantil funciona en base a esquemas mentales que van modificándose en base a la experiencia. 

Así, la asimilación tendría lugar cuando el niño utiliza sus esquemas ya existentes para relacionarse con un objeto o evento novedoso. Por ejemplo, al succionar el biberón por primera vez, repitiendo el movimiento que le ha permitido alimentarse del pecho materno.

Por su lado, la acomodación ocurre cuando la realidad que enfrenta el pequeño no encaja en sus esquemas preexistentes y por ello tiene que modificarlos. Es el caso de aquel niño con un concepto de familia basado en padre, madre e hijos que conoce a una familia en la que el padre ha fallecido.

Egocentrismo

Otro de los elementos fundamentales de esta etapa sensoriomotora es el egocentrismo infantil. Esto hace referencia a que el niño es incapaz de percibir los puntos de vista de otras personas. Es decir, el pequeño asume que todos los otros ven, piensan y sienten lo mismo que él. Entonces tendrá que aprender a comprenderse como un ser individual, separado de la realidad y de los otros.

Permanencia del objeto

Uno de los mayores hitos alcanzados por el infante durante la etapa sensoriomotora es la permanencia del objeto. Es decir, el aprendizaje de que los objetos, personas y eventos siguen existiendo aun cuando él no puede verles, oírles o percibirles de modo alguno.

Al final de esta etapa el pequeño será capaz de comprender, por ejemplo, que su madre sigue existiendo incluso cuando está fuera de su alcance y percepción. Antes de este hito pensaría que al irse, simplemente, ha desaparecido.

Subestadios de la etapa sensoriomotora

En cada momento de esta etapa se pueden observar los mecanismos que va utilizando el niño para desarrollarse en el plano cognitivo. A grandes rasgos, son los siguientes:

  • Hasta el primer mes, el bebé se relaciona con su entorno principalmente a partir de acciones reflejas que responden automáticamente a la estimulación.
  • De uno a cuatro meses aparecen las reacciones circulares primarias; es decir, el niño repite, intencionalmente, movimientos corporales que le generan placer (por ejemplo, chuparse el dedo).
  • Hasta los 1o meses los bebés repiten acciones estimulantes que pueden tener que ver o no con su propio cuerpo. Por ejemplo patear intencionalmente el juguete sonoro colocado a los pies de su cuna. Son las llamadas reacciones circulares secundarias.
  • De los 10 a los 12 meses el pequeño será capaz de aplicar sus habilidades para lograr una meta. Por ejemplo, apartará el cojín que está tapando el muñeco con el que quiere jugar.
  • Las reacciones circulares terciarias ocurren entre los 12 y los 18 meses de edad. Aquí el bebé comenzará a variar las conductas que ya conoce para, por ensayo y error, descubrir nuevas relaciones causa-efecto.
  • Por último, entre los 18 y los 24 meses se alcanza la habilidad de construir representaciones mentales de objetos. Habilidad básica para alcanzar el hito de la permanencia del objeto.
Bebé jugando

Etapa sensoriomotora: el inicio de un fascinante viaje

En definitiva, esta primera fase sienta las bases del futuro desarrollo cognitivo del infante. Los aprendizajes y habilidades adquiridas en estos años permiten al niño comenzar a desenvolverse en el mundo. Por ello es una etapa de suma relevancia en el desarrollo infantil. Sin embargo, una vez superada a esta etapa, al niño aún le queda un largo y fascinante camino por recorrer.

  • Piaget, J. (2003). Part I: Cognitive Development in Children--Piaget Development and Learning. Journal of research in science teaching40.
  • Huitt, W., & Hummel, J. (2003). Piaget's theory of cognitive development. Educational psychology interactive3(2), 1-5.