La perspectiva del desarrollo Vygotskiano

Alejandro Sanfeliciano · 24 julio, 2018

Entre todas las teorías que constituyen la rama de la psicología que estudia el desarrollo humana, destacan las formuladas por Piaget y Vygotsky, sin duda los autores más influyentes en este ámbito. Piaget tomó una perspectiva basada en la biología y el razonamiento lógico-aritmético, mientras que Vygotsky partió de una base histórico-dialéctica derivada de la filosofía del marxismo.

El proyecto de Vygotsky y sus colaboradores (Luria y Leontiev) era muy ambicioso. No solo pretendían reconstruir la psicología soviética en base a un nuevo paradigma, sino también deseaban resolver la crisis en la que se encontraba esta disciplina, según su perspectiva.

Para Vygotsky, lo importante era descubrir cómo se articulaban los procesos sociales y culturales desde el punto de vista de la psicología. Por esta razón, estudió de manera intensiva cómo se relacionaban estos procesos con las distintas etapas evolutivas del desarrollo humano.

Así, para entender el desarrollo vygotskiano en profundidad hay que entender los 3 aspectos esenciales dentro de su teoría:

  • La perspectiva histórico-cultural.
  • El papel de la interacción social.
  • El proceso de internalización como motor del desarrollo.

Lev Vygotsky es uno de los grandes psicólogos que estudiaron los procesos y características del desarrollo humano.

A continuación vamos a explicar estos aspectos de manera detallada.

La perspectiva histórico-cultural del desarrollo Vygotskiano

Hay que pensar que Vygotsky era un autor con un pensamiento de carácter sociocontructivista. Para él, todo el conocimiento era construido y además, estaba fuertemente influenciado por la cultura. Por lo tanto, el desarrollo desde el punto de vista vygotskiano se concibe, básicamente, como el proceso por el que el niño va “apropiándose” de los conocimientos, actividades y metas que la sociedad en la que vive ha desarrollado para su supervivencia.

Profesora con alumnos para representar el desarrollo vygotskiano

Por ello se considera su teoría de carácter histórico, ya que los conocimientos del individuo dependen de la historia de su sociedad. Y además, puede considerarse “cultural” debido al modo en que sucede esa apropiación. Esto se debe a que la adquisición de conocimiento se produce a través de un proceso de aprendizaje de carácter puramente social. Un proceso que implica no solo la observación e imitación de otros, sino toda una serie de actividades sociales e interactivas.

Un matiz importante es que Vygotsky no negaba la influencia de los factores naturales y genéticos. Para este autor, el factor biológico y el histórico-cultural estaban en una fuerte interrelación, que daba como resultado la conducta del individuo. Pero era impensable aislar cualquiera de los dos factores, ya que todos los aspectos biológicos van a estar “manchados” por otros socioculturales y viceversa.

El papel de la interacción social

Debido a que la teoría del desarrollo vygotskiano toma un perspectiva sociocultural, uno de los aspectos claves de la misma es la interacción social. Esta cumple para esta autor una función instrumental y una función mediadora, permitiéndonos responder a las necesidades de comunicación e intersubjetividad (concepto para referirse al hecho de compartir significados y representaciones de manera interpersonal).

De este modo, la función instrumental se basa en aquellos actos a través de los cuales transferimos los materiales del ambiente al plano del pensamiento. De la misma manera que construimos una herramienta para una tarea práctica, construimos recursos y estrategias cognitivas como “herramientas simbólicas” que permiten dirigir la actividad psíquica. El ejemplo más claro de esto puede ser el lenguaje, aunque tiene matices más complejos.

Así, la interacción social es la que da soporte a la hora de crear estos recursos que luego son útiles para nuestra actividad individual. De hecho, parece improbable el desarrollo del lenguaje sin el soporte de la interacción social. Una vez creado, este cumple importantes funciones en los procesos de pensamiento.

El aspecto mediador deriva de lo que hemos mencionado anteriormente. Cualquier factor que induzca el desarrollo en el individuo, antes de existir en él, ya estaba en la sociedad. Por lo tanto, Vygotsky veía a la sociedad como transmisora de ese desarrollo. Lo que ha sido adaptativo para una comunidad, es lo que se transmite a través de la cultura (en términos muy amplios) a los individuos.

Así, la cultura termina actuando como mediadora entre el desarrollo y los seres humanos. Algo muy relacionado con este aspecto es el concepto de zona de desarrollo próximo, fundamental en la teoría vygotskiana.

Niña con cerebro dibujado en una pizarra

El desarrollo vygotskiano como proceso de internalización

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el desarollo vygotskiano se puede resumir como un proceso de internalización o interiorización. Para entender el término podemos ir quizás a la cita de Vygotsky más reiterada de su literatura:

“En el desarrollo cultural del niño, toda función aparece dos veces: primero, a nivel social, y más tarde, a nivel individual; primero entre personas (interpsicológica), y después, en el interior del propio niño (intrapsicológica). Esto puede aplicarse igualmente a la atención voluntaria, a la memoria lógica y a la formación de conceptos. Todas las funciones superiores se originan como relaciones entre seres humanos”.

-Vygotsky, El desarrollo de los procesos psicológicos superiores

Esta afirmación del autor destaca la importacia del ambiente social como punto de partida o motor del desarrollo. Lo cierto es que pese a su marcada óptica social, esta perspectiva no plantea una subordinación de lo individual frente a lo social; sino que se concibe ambos elementos en un plano integrado, donde los dos son lo mismo. En los términos de Vygotsky, la conciencia no dejaría de ser más que un contacto social con nosotros mismos.

Esta perspectiva basada en la internalización nos muestra un paradigma al que estamos muy poco acostumbrados. De hecho, cuando hablamos de desarrollo enseguida esperamos una estructura basada en estadios o etapas que nos diga a qué edad sucede cada hito o proceso evolutivo. En cambio, la visión del desarrollo vygotskiano, rompe con esta idea y nos habla del proceso funcional del mismo y de cómo la sociedad y la cultura entran dentro de los factores a tener en cuenta.

Como vemos, aunque Vygotsky es un autor antiguo y sus principios están levemente anticuados, su influencia ha generado una rama de estudio del desarrollo entera centrada en el enfoque sociocultural.