La pirámide de las necesidades y el equilibrio interior

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 20 febrero, 2018
Aileen Zaera · 23 septiembre, 2013

Abraham Maslow publicó allá en 1943 su más famosa obra: Una teoría sobre la motivación humana, donde establece la existencia de una jerarquía de las necesidades de los seres humanos, organizándolas en una estructura conocida posteriormente como “La pirámide de Maslow”.

“El estudio de la motivación debe ser, en parte, el estudio de los fines, de los deseos o de las necesidades últimas del ser humano.”

-Abraham Maslow-

Un acercamiento a la teoría de Maslow

Según este psicólogo, existen 5 niveles principales de necesidades, y las personas solo buscarán cumplir las de un nivel al haber cumplido con el anterior.

Pirámide de Maslow sobre la escala de necesidades
Fuente: es.wikipedia.org

Se parte de la base de dicha pirámide, donde se encuentran las necesidades fisiológicas o básicas, seguidas por las necesidades de seguridad y protección, necesidades sociales, necesidades de estima y, en la punta, las necesidades de autorrealización o autoactualización.

La ciencia está en que cuando las personas suplen sus necesidades entran en una fase temporal que puede considerarse como un estado de homeostasis. Es decir, un estado de equilibrio interno donde podrá alcanzarse un nivel superior de felicidad y/o autorrealización personal.

“Toda la evidencia que tenemos indica que es razonable asumir que en prácticamente todos los seres humanos, y casi en todos los recién nacidos, hay una voluntad activa, un impulso hacia la salud, crecimiento y realización.”

-Abraham Maslow-

¿Cuáles son las principales necesidades del ser humano en la actualidad?

Ahora bien, muchas veces una necesidad surge de forma aleatoria en la vida cotidiana, como deseos de comer algo (a pesar de no tener hambre) por ansiedad, o preferir dejar de comer por garantizarse un techo donde vivir o alcanzar certo estatus social, lo que nos deja con la siguiente pregunta: ¿Cuál es realmente la jerarquía de las necesidades en el mundo moderno?

Tecnología creado nuevas necesidades

Es cierto que desde 1943 muchas cosas han cambiado, el mundo actual todavía no ha terminado de adaptarse a los cambios que ocurren, cada vez más, de forma vertiginosa, parte por el avance en las comunicaciones, parte por la evolución constante de las tecnologías.

Por ello, es cada vez es más difícil conseguir realmente un estado de homeostasis, tanto por falta de tiempo como porque el listón de logros se vuelve cada vez más alto y mucho más complicado de alcanzar.

En algunos países asiáticos y europeos obligan, especialmente a los jóvenes, a tomarse un tiempo para pensar y reflexionar. En muchos casos animan a que se realice la meditación de forma frecuente, ya que en los acelerados tiempos modernos es muy fácil perder contacto con el “yo” interno para solo escuchar el ruido proveniente del exterior.

Tomarse el tiempo necesario

Es importante que cada individuo se tome el tiempo de escuchar las voces de su interior, ya que muchas veces se toman decisiones completamente erradas basadas en la premura, cuando 5 segundos de consideración habrían bastado para tomar el camino indicado.

Mujer relajada en el campo

Incluso, muchas enfermedades podrían prevenirse si se toman las necesidades en el orden que corresponden, ya que al cuidar las necesidades fisiológicas por encima de lo demás, el cuerpo puede mantenerse más sano y fuerte para enfrentar el día a día.

“En realidad, las personas autorrealizadas, las que han llegado a un alto nivel de madurez, salud y autosatisfacción, tienen tanto que enseñarnos que, a veces, casi parecen pertenecer a una especie diferente de seres humanos.”

-Abraham Maslow-

Por ello medita y tómate tu tiempo, aprende a escuchar las corazonadas que te sacuden el interior más que los gritos del exterior. Después de todo, lo único que importa realmente es alcanzar la felicidad y lo que para ti representa ser feliz (ya que esto es diferente para cada quien).

Esfuérzate en cumplir tus metas y no las que los demás quieren imponerte, cumple con tu propia pirámide de las necesidades y solo así podrás alcanzar tu verdadero nivel de equilibrio.