Las 5 mejores frases de Miguel Delibes

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 28 abril, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 28 abril, 2019
Miguel Delibes, un escritor español de novelas, nos dejó varias frases que nos invitan a la reflexión. Hoy descubriremos algunas de ellas.

Miguel Delibes fue un novelista español que, en la actualidad, está presente en todos los libros que hacen un repaso, más o menos detallado, por la historia de la literatura. No solo tiene una amplia colección de títulos, sino que además muchas de sus obras le han valido numerosos galardones, como los premios Nacional de Literatura (1955), Nacional de las Letras (1991) y Cervantes (1993). Por todo esto, hoy recogemos algunas de las mejores frases de Miguel Delibes que nos permitirán saber cómo pensaba.

Antes de adentrarnos en profundidad en cada una de sus frases, es necesario que destaquemos que este reconocido autor fue miembro de la Real Academia Española. Un cargo que ocupó hasta el 2010, año en el que murió. A continuación, vamos a descubrir algunas de las frases de Miguel Delibes que pueden hacer, q.

1. El lado negativo de la fama

«La fama no tiene un lugar donde agarrarse que sea realmente positivo».

Miguel Delibes no fue un novelista al que le gustase demasiado la fama. De hecho, como podemos percibir en esta frase, él consideraba que la fama no tenía ningún lugar positivo al que aferrarse. Al alcanzarla, la tentación de caer en las garras del ego o de abusar del poder asociado sería mayor.

Esta posición no deja de ser un tanto paradójica, ya que Miguel Delibes con su obra El hereje ganó el Premio Nacional de Narrativa (1999) que le dio fama. Esta obra obtuvo numerosas críticas positivas y capturo a miles de lectores. No obstante, Delibes siguió pensando lo mismo de la fama.

Libro con poesías

2. La lengua del pueblo manda

«El pueblo es el verdadero dueño de la academia».

El hecho de ocupar un puesto en la Real Academia Española hizo que Miguel Delibes se plantease quién es el verdadero dueño de la lengua, ¿el pueblo o la academia? En esta segunda de las frases de Miguel Delibes queda clara la opción que prefiere… y en la que cree.

Al igual que las normas de ortografía cambian, como bien señala el artículo Novedades ortográficas de la Real Academia Española en los artículos de la revista Medicentro Electrónica, el léxico también varía. Por ejemplo, palabras como «selfi» o «meme» ya son reconocidas por la Real Academia Española.

3. Despersonalización y guerra

«Yo recuerdo ese día como vivido dentro de otra piel, desdoblado».

Como a los de su generación, a Miguel Delibes le tocó vivir la guerra civil. Una experiencia que él expresó de una manera bastante curiosa, como si se sintiese que su cuerpo no le pertenecía. Esta sensación sugiere algún tipo de estado de despersonalización.

La despersonalización es una alteración de la percepción que surge en un momento de ansiedad. La persona se siente separada (desdoblada) de su propio cuerpo. Esto es algo puntual. Sin embargo, entendemos que en el campo de batalla la ansiedad puede hacer que este tipo de síntomas aparezcan.

4. La tristeza potencia la creatividad

«La pérdida es uno de los móviles del escritor».

Esta cuarta de las frases de Miguel Delibes deja claro que, para muchas personas, una pérdida que suponga una profunda tristeza puede ser al mismo tiempo una fuente de creatividad. Quizás, por eso en muchos casos, cuando nos sentimos tristes, también aparece un deseo de escribir, de expresarnos.

La liberación emocional que notamos cuando plasmamos sobre papel todo aquello que nos está doliendo y haciendo sufrir puede ser muy sanadora. Por esta razón, aunque una pérdida no sea un momento grato, puede ser útil para un escritor.

Mujer en una ventana pensando en cuando todo nos da igual

5. Todos podemos cambiar

«Los hombres se hacen. Las montañas están hechas ya».

La última de las frases de Miguel Delibes nos permite reflexionar sobre esas ocasiones en las que subestimamos nuestra capacidad para cambiar. Así, con independencia de nuestro año de nacimiento, si queremos cambiar nuestra manera de mostrarnos, de comportarnos, siempre vamos a contar con un margen para caminar en esta dirección.

No obstante, para conseguir esto se necesita una gran dosis de autocrítica y conciencia. De hecho, es mucho mejor decir «es verdad, me equivoqué en esto en más de una ocasión y voy a cambiarlo» que escudarnos en la edad. Una postura nos hace crecer. La otra, no.

Quizás hayas leído algún libro de Miguel Delibes, como El príncipe destronado o El camino. En cualquier caso, las frases que te hemos presentado son solo una pequeña muestra de su narrativa. Por lo tanto, desde aquí te recomendamos que trasciendas este aperitivo, y te sumerjas en ella. Es una autor que, por vida, legado y amor a la lengua que compartimos, merece la pena.

  • Alpízar, D. M. (2015). Enfermedad, muerte y duelo en Señora de rojo sobre fondo gris de Miguel Delibes. Estudios, (31), 691-703.
  • Barbado Hernández, F. J.. (2007). Medicina y literatura en la formación del médico residente de medicina interna. Anales de Medicina Interna24(4), 195-200. Recuperado en 27 de abril de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-71992007000400010&lng=es&tlng=es.
  • Sierra-Siegert, M. (2008). La despersonalización: aspectos clínicos y neurobiológicos. Revista colombiana de psiquiatría37(1), 40-55.