Las 5 mejores películas sobre el alzhéimer

25 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Cristina Roda Rivera
Tratar la enfermedad de Alzheimer es una tarea complicada. Por otro lado, muchas de las películas que las abordan no terminan de perfilar bien el cuadro. Sin embargo, en las 5 películas que te proponemos sí se hace, buscando en todo momento el paralelismo con un caso que podría ser real.

Las mejores películas sobre el alzhéimer recogen la inquietud por relatar y mostrar la realidad de esta enfermedad que crece en número de afectados cada año. Los especialistas en demencias y enfermedades neurodegenerativas señalan la importancia de un relato honesto y realista de la enfermedad y difieren del criterio de muchos críticos de cine sobre lo que es o no una buena película sobre el tema.

Las películas generalmente no retratan el alzhéimer con precisión, lo que puede reforzar los estereotipos. Sin embargo, hay películas que intentan abordar este tema tan difícil para la sociedad actual con el mayor rigor y respeto posible.

Las mejores películas sobre el alzhéimer

Esta lista de películas es una oportunidad para conocer más sobre la enfermedad de Alzheimer y presenciar algunas actuaciones magníficas.

Además, en la mayoría de las cintas se refleja lo que se sabe sobre la enfermedad sin alimentar la desinformación o el estigma. Aun así, no olvidemos que se trata de ficciones, no de documentales sobre la demencia por Alzheimer.

Lejos de ella (2007)

Esta película una adaptación de un libro de Alice Munro, la ganadora del Premio Nobel canadiense. Desde el inicio, Fiona (Julie Christie) ya tiene señales de la enfermedad de Alzheimer, por lo que nunca conocemos a la Fiona normal y saludable; solo escuchamos sus historias y recuerdos.

En Lejos de ella, Julie Christie fue nominada al Oscar a Mejor actriz por su interpretación, pero “tuvo que conformarse solo con el Globo de Oro“. La historia gira entorno al matrimonio de Fiona y Grant, una pareja que sufre el deterioro en la memoria de ella, lo que la empuja a ingresar en un centro por sí misma sin que Grant esté de acuerdo.

Después de una separación de 30 días (recomendada por el centro), Grant visita a Fiona y descubre que su mujer ha desarrollado una estrecha amistad con otro hombre en la instalación. Grant en un primer momento rechaza esta situación, pero luego hará todo lo posible para que su esposa pueda estar feliz.

Iris (2001)

Protagonizada por Judi Dench, Jim Broadbent y Kate Winslet, Iris cuenta la historia real sobre la novelista británica Iris Murdoch y su esposo. Como sabemos, la enfermedad de Alzheimer provoca graves limitaciones de comunicación, porque la articulación del habla y el vocabulario se olvidan progresivamente. Esta demencia se diferencia por el cuadro afaso-apraxo-agnósico.

En este caso concreto, tenemos a una mujer que fue una gran comunicadora, perdiendo su capacidad para hacer lo que mejor sabía. Ver a una mujer vibrante e intelectual reducida a una sombra pálida es doloroso; un proceso de pérdida que la película consigue proyectar muy bien.

La película es bastante honesta sobre los efectos de esta enfermedad, tanto físicos como psicológicos. Se nos invita a “sentir” la enfermedad, pero también a pensar en todo más allá de esta condición degradada: los deseos, los sueños y las motivaciones de la persona enferma.

Nader y Simin: una separación (2011)

“Nader y Simin: una separación” es una obra maestra del cine en todos los sentidos. Está relacionada con muchos temas importantes como la familia, la religión, el papel de la mujer, la cultura iraní o la justicia. La enfermedad de Alzheimer es un motivo o impulso para toda la trama. El director Asghar Farhadi dijo que construyó toda la historia en torno a la imagen de un hijo que ayuda a un padre a bañarse.

Nader y Simin están en un proceso de divorcio, pero tienen que tomar decisiones relacionadas con su hija y al padre de Nader, que padece la enfermedad de Alzheimer. La película es una lección sobre los valores familiares, la dignidad y el orgullo que muchos deberían entender en los tiempos modernos. La delicadeza con la que el hijo trata a su padre y lo apoya constituye un gran modelo en el que podemos vernos reflejados.

Poesía (2010)

Mija (Yun Jeong-Hee) es una abuela de 66 años que está criando a Wook (Lee David), su nieto adolescente. A Mija trabaja a tiempo parcial limpiando y cuidando a una víctima adinerada de un derrame cerebral (Kim Hira).Un día, en el hospital, ve que colocan un cuerpo en una ambulancia. Se trata de una joven que fue encontrada en el río tras suicidarse.

Ser testigo de esta escena deprimente toca algo profundo dentro de Mija. En un impulso, se apunta a una clase de poesía en el centro cultural y se introduce en un nuevo mundo de posibilidades. Esta tarea es difícil para Mija después de que un médico le haya comunicado que sus recientes problemas de memoria son el resultado de que tiene Alzheimer.

El corazón de Mija se siente decepcionado cuando se entera de que su nieto de junto con otros cinco niños habían violado repetidamente en la escuela a la chica que se terminó suicidándose. Una película de belleza y fealdad moral, para abrir de par en par los sentidos aunque la memoria de la protagonista no pueda retenerlos por siempre.

Amour (2012)

La película más sentimental de Michael Haneke y que se alzó con la Palma de Oro, el Oscar a mejor película extranjera, los César y hasta un Goya. Aclamada por la crítica, se trata de una historia dura e intensa donde se pone a prueba aquello que más importa: el amor.

No trata específicamente la demencia de Alzheimer, sino la provocada por un accidente cerebrovascular. A sus 80 años, George y Anne son una pareja culta y educada. Ambos, profesores de música clásica retirados, tienen una hija también música que vive en el extranjero. Su relación enfrenta su mayor desafío cuando Anne sufre un derrame cerebral debilitante.

Aunque el mismo Georges sufre el desgaste asociado a la vejez, trata de dejarlos a un lado para cuidar de su esposa, decidido a cumplir la promesa que le hizo de que nunca volvería al hospital. A partir de este momento, la propia realidad pondrá a prueba el amor que sienten el uno por el otro. La película es tan dura como bella, una delicia visual que merece mucho la pena.