Las 7 mejores frases de Anaïs Nin

Edith Sánchez · 23 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 23 febrero, 2019
En las frases de Anaïs Nin encontramos a una escritora honesta y profunda, que no solamente en sus textos, sino en su propia vida, se atrevió a vivir de acuerdo con su propio criterio y no con los mandatos de la sociedad.

Lo más característico de las frases de Anaïs Nin son la frescura y la honestidad con las que fueron elaboradas. Algunas sus afirmaciones salen de sus Diarios, que en total comprenden un volumen de 35.000 páginas. Comenzó a escribirlos a los 11 años y ya nunca dejó de hacerlo.

Así mismo, otra buena parte de las frases de Anaïs Nin que más fama le han dado, provienen de la correspondencia que intercambió con Henry Miller, desde que ella tenía 27 años hasta la muerte. Los dos se convirtieron en una de las parejas más emblemáticas del mundo literario.

La alegría de las cosas pequeñas es todo cuanto tenemos para combatir lo trágico de la vida”.

-Anaïs Nin-

Esta escritora, nacida en Francia, pero nacionalizada en los Estados Unidos, le resultaba escandalosa a muchos. Fue la primera mujer en publicar relatos eróticos en América. Su estilo directo y desinhibido causó mucho escozor en su tiempo. Sin embargo, lo más notable de su obra no es lo erótico, sino su reflexión sobre lo humano. Sin más preámbulos, estas son algunas de las frases de Anaïs Nin más recordadas.

1. En el coraje está la medida

Una de las más bellas y exultantes frases de Anaïs Nin dice lo siguiente: “La vida se encoge o expande en proporción al coraje de uno”. Lo más interesante de la afirmación es que menciona al coraje como el gran determinante del grado de cobertura de la vida, por así decirlo.

Tiene toda la razón. El miedo tiene la particularidad de confinarnos a unos márgenes estrechos, bien sea de ideas o bien sea de espacios y vivencias. El coraje, en cambio, es la fuerza que nos lleva a cruzar fronteras y ampliar nuestra realidad.

Hombre ante el mar pensando en el resentimiento

2. Las cosas como son

Esta es una de las frases de Anaïs Nin en la que reafirma esa tradición subjetivista de la que formaba parte. Señala: “No vemos las cosas como son, las vemos como nosotros somos”. En otras palabras, la realidad es una construcción personal.

Cada ser humano “filtra” la realidad, a partir de sus deseos, temores, historia persona, etc. Por eso mismo, lo que una persona define como “real”, no es exactamente equivalente a lo que otra persona define como tal. La subjetividad determina cómo ve las cosas cada quien.

3. Una de las frases de Anaïs Nin sobre el amor

Muchas de las frases de Anaïs Nin están dedicadas al amor. Esta, por ejemplo, dice: “No puedes salvar a la gente. Solo las puedes amar”. Nos muestra una perspectiva realista, por oposición a un punto de vista romántico sobre el amor.

En el romanticismo, el amor es la respuesta y la salvación. En realidad, cada quien debe lidiar con su destino, que es fruto de factores internos y externos. Nada ni nadie cambia esto. El amor verdadero, simplemente ama.

4. El mundo que cada quien construye

Muchas personas van por la vida creyendo que son los otros o el mundo los que deben cambiar para que la realidad sea más tolerable. Sin embargo, quien finalmente hace que la misma se pueda asimilar y digerir somos nosotros mismos.

Eso es lo que queda plasmado en esta frase: “Cuando haces a un mundo tolerable para ti mismo, haces un mundo tolerable para otros”. La tarea es construir un mundo tolerable para nosotros mismos. Con eso es más que suficiente para mejorar el mundo de los demás.

5. La muerte natural en el amor

Esta es otra de las bellas frases de Anaïs Nin sobre el amor: “El amor nunca muere de muerte natural. Muere porque no sabemos cómo reponer su fuente”. Lo más interesante de la afirmación es la referencia a la fuente.

El amor no nace de la nada, sino que hay factores o motivos que se combinan para que surja. En ese origen del amor también está su esencia. Así que si queremos que no muera, el objetivo es volver a lo esencial del mismo, una y otra vez.

Pareja agarrada de la mano

6. ¿Qué es la vergüenza?

Dice Anaïs Nin que: “La vergüenza es la mentira que alguien te contó de ti”. Es una observación muy aguda y profunda que desentraña la trama oculta de la vergüenza. Primero la define como una mentira y luego, como algo que parte de de los demás, no de uno mismo.

Hay vergüenza, porque simultáneamente hay una mirada de otro que señala. Es ese señalamiento el que nos lleva a sentir que lo propio no es digno, o que se debe ocultar. De ahí nace la vergüenza: del crédito que le damos a lo que alguien ve parcialmente de nosotros.

7. El miedo a la muerte

La muerte es un tema recurrente en la literatura. Anaïs Nin también reflexionó en torno a ella y a sus implicaciones. De ahí nace esta sencilla, pero contundente afirmación: “La gente que vive profundamente no tiene miedo de la muerte”.

El miedo a la muerte nace en gran medida de esa confrontación con la posibilidad de no ser. De diluirnos en la nada. Ese temor es más grande cuando no se ha explorado a fondo el pulso de la vida. Es algo así como el miedo a ya no poder ser jamás, lo que no se ha logrado ser.

Estas frases de Anaïs Nin son solo una pequeña muestra de la interesante obra de esta escritora, que desafió tabús y prejuicios. Tuvo el valor de vivir de acuerdo con su propio criterio y haciendo del amor un sentimiento universal y muy humano, que no tiene barreras.

  • Campos, J. (1985). Mi vocación literaria. Revista Iberoamericana, 51(132), 467-470.