Las 8 estrategias transformadoras de la PNL - La Mente es Maravillosa

Las 8 estrategias transformadoras de la PNL

Mar Pastor 26 octubre, 2015 en Psicología 101 compartidos
Perfil de cabeza con pieza de puzzle

Posiblemente hayas oído hablar en alguna ocasión sobre la PNL o Programación Neurolingüística como una práctica de desarrollo o excelencia personal, y así es. Una definición más exacta sería, un conjunto de técnicas destinadas a analizar, codificar y modificar creencias y conductas por medio del estudio del lenguaje, tanto verbal como gestual y corporal.

Se llama “programación” porque se trata de un plan de acción o conjunto de operaciones que buscan un objetivo concreto, “neuro” porque estudia los procesos ocurren en el mismo sistema nervioso, y “lingüística” ya que para ello usamos el lenguaje (verbal y no verbal).

¿Quieres saber más sobre la Programación Neurolingüística? En este artículo te explicamos en qué consiste y las 8 estrategias que emplea en la búsqueda del éxito, la calidad de vida o la superación de traumas y fobias.

Método de la PNL

La PNL ha ocupado un lugar importante entre las disciplinas que asisten en la consecución de objetivos, de manera que muchos psicólogos, médicos y coaches la aplican en el ámbito del desarrollo personal de manera individual o grupal.

Una de las bases de la PNL es la evidencia de que cada uno de nosotros construímos diferentes representaciones de la realidad a la que agregamos nuestras emociones y procesos del lenguaje.

Al modificar nuestras creencias y emociones, nuestra forma de expresarnos, también podemos cambiar la percepción de la realidad y la autoimagen que disponemos de nosotros mismos.
Compartir

Por otro lado, la Programación Neurolingüística asegura que memoria e imaginación utilizan los mismos circuitos neurológicos y tienen, de esta forma, el mismo impacto en el ser humano. A continuación, 8 estrategias que usa la Programación Neurolingüística recogidas por la psicóloga Jazmín Zambrano en su libro PNL para todos.

1. Submodalidades o estilos de aprendizaje

Las submodalidades son variantes de los sistemas de representación, es decir, de la manera en la que nuestro cerebro codifica y clasifica una experiencia. Existen tres tipos: visuales (color, distancia, profundidad, claridad, contraste y luminosidad), auditivas (volumen, tono, ritmo y pausas) y kinestésicas (temperatura, vibración, textura, presión, movimiento y peso).

Todos estos matices nos servirían para, a través de la imaginación, poder cambiar las características de los recuerdos que hemos editado como una película de nuestra vida y modificar así, por ejemplo, la memoria de una infancia infeliz
Compartir

Otra manera de aplicarlas sería mediante la “disociación”. Nos trasladamos al momento en el que vivimos una experiencia desagradable, sentimos el tacto que tenía un objeto o vemos lo que estaba sucediendo, para después disociarnos, salir de la situación y mirarla como si estuvieramos fuera de ella, observándonos a nosotros mismos.

PNL

Para la PNL, el objetivo de disociar es quitar el poder emocional a la vivencia que hemos experimentado. Así, la experiencia pierde fuerza, se desvincula del sufrimiento e incluso se puede asociar a un momento placentero.

2. Técnica de anclaje

En el proceso de la técnica de anclaje, un estímulo externo o “ancla” se asocia con una conducta positiva que se desee adquirir. Las anclas pueden ser palabras, gestos, olores o colores que nos transporten a un estado mental positivo.

Un ejemplo de este anclaje sería asociar el gesto de tocarse la oreja con sentirse bien para que, en momentos de crisis o dificultades, con ese pequeño gesto, pudiéramos recuperar el bienestar y sentirnos mejor.

3. Reencuadre

El reencuadre, en PNL, consiste en modificar el marco de referencia en el que una persona vive la situación para cambiar su significado y, por lo tanto, el estado emocional y la conducta que en principio lo acompañaban. Es ver el vaso medio lleno en lugar de medio vacío, encontrar una arista inesperada en la situación que consigue revertir su impacto y positivizarlo.

PNL

4. Calibración

Esta estrategia consiste en reconocer el estado mental del individuo a través de su comportamiento verbal y no verbal, es decir, si está triste, enfadado o incluso si esta mintiendo. Fijándonos en su comportamiento podremos conocer mejor al otro y ayudarle en su proceso de cambio.

5. Modelaje

Con el modelaje se llega a determinar cómo actuaron otras personas para lograr el éxito en algún área de su vida y poder imitarlas. Con la técnica del modelaje lo que se intenta es la creación de una representación lo más fiel posible de otra persona, sobre todo de sus comportamientos para poder conseguir algo.

6. Inducción

Con la técnica de la inducción, se guía a las personas hacia ciertos estados emocionales para modificar situaciones dolorosas. Ya sea inducir sensaciones de malestar que concuerden con la experiencia que vivieron o sensaciones placenteras para poder afrontar sus miedos y preocupaciones en relación con dichas situaciones.

PNL

7. Sincronización

La sincronización sería como una empatía profunda, mediante la cual se comprenden los sentimientos ajenos hasta crear una fuerte vinculación entre el nivel consciente e inconsciente del interlocutor. Esta técnica sirve para optimizar las comunicaciones interpersonales.

8. Relajación

Por último, la PNL considera la relajación una herramienta eficaz para aliviar tensiones, ampliar la conciencia y liberar el espíritu. Relajarnos siempre viene bien para afrontar nuestro día a día.

Con estas estrategias, la PNL persigue una una transformación personal que eleve la autoestima, incremente la capacidad creativa y nos ayude a expresarnos de manera más satisfactoria mejorando las relaciones con los demás.

Mar Pastor

Mar Pastor es escritora y guionista, licenciada en Comunicación Audiovisual. Se formó en las materias "Personalidad y estrés" y "Vínculos afectivos" en la facultad de Psicología de la UV y es autora del libro de relatos Amantes volátiles (Amazon).

Ver perfil »
Te puede gustar