Las particularidades de la adicción en la mujer

26 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
La figura de la mujer adicta cuenta con menos visibilización y carga con mayor estigma. Esta es solo una de las diferencias que podemos identificar si comparamos esta figura con la del adicto masculino. ¿Quieres conocer el resto?
 

Las adicciones han estado asociadas principalmente a la figura del varón. Los casos de abuso de sustancias en hombres están más visibilizados y cargan con un estigma relativamente menor. Esto hace que la adicción en la mujer haya sido sido un tema poco explorado por los profesionales de la salud. Sin embargo, por sus particularidades, es necesario realizar un abordaje propio y diferenciado.

En la actualidad, el porcentaje de mujeres en los programas de rehabilitación no supera el 20 %. El índice de mujeres que solicita tratamiento es inferior al de hombres, siendo el fracaso terapéutico también más frecuente.

Una de las causas identificadas es la sobrerrepresentación del género masculino, los abordajes terapéuticos suelen encontrarse sesgados y resultan poco funcionales para las mujeres. Por ello es importante reconocer las diferencias de género en los trastornos adictivos y ofrecer tratamientos adecuados.

Mujer con adicción al alcohol

Algunas particularidades de la adicción en la mujer

Algunas de las particularidades de las adicciones en mujeres son:

 
  • Las mujeres suelen tomar conciencia de su problema de adicción en un tiempo menor que los hombres. No obstante, su identidad se ve más dañada y se encuentran con un mayor rechazo social cuando reconocen su condición. Por lo mismo, es menos frecuente que pidan ayuda o busquen tratamiento profesional.
  • Respecto al alcoholismo, la proporción es de cuatro varones por cada mujer alcohólica. Sin embargo, existen diferencias en sus patrones de consumo. Mientras los hombres suelen ser bebedores sociales, las mujeres tienden a hacerlo en soledad.
  • Es frecuente que las adicciones presenten otros trastornos comórbidos, lo que se conoce como patología dual. A este respecto, las mujeres adictas suelen padecer además trastornos afectivos y alteraciones del sueño; mientras, los hombres presentan más brotes psicóticos.
  • Respecto a la ludopatía, la imagen del ludópata (frecuentemente alcohólico) que juega abiertamente y en un entorno social, no se corresponde con el caso de las mujeres. En ellas el perfil más frecuente es el de una mujer que padece depresión y gasta el dinero de la compra en máquinas tragaperras. Algo que suele acompañarse de grandes cantidades de culpa.
  • Las adicciones sin sustancia más frecuentes en los hombres suelen ser la adicción al sexo o la ingesta compulsiva de alimentos. Por su lado, las mujeres presentan con mayor frecuencia adicción a las compras y trastornos alimentarios privativos (como la anorexia o la bulimia).
 
  • Por último, es importante recordar que la dependencia emocional aparece asociada en muchos casos a la adicción en la mujer. Esta condición agrava la situación y dificulta la recuperación, siendo incluso motivo de recaída con bastante frecuencia.

Abordaje terapéutico de la adicción en la mujer

Debido a todos estos motivos, los programas de tratamiento específicos para mujeres han resultado sumamente beneficiosos. No se trata de que los tratamientos existentes estén explícitamente diseñados para hombres; sin embargo, la terapia se adapta a las características del grupo, varones en su mayoría.

Así, existen ya algunos centros que ofrecen asistencia especialmente centrada en las particularidades de la adicción en la mujer. Las principales diferencias radican en los siguientes puntos:

  • La mayor parte de las mujeres adictas acarrean un importante problema de autoestima. Por lo mismo, este es un trabajo esencial en la terapia.
  • Las mujeres muestran un comportamiento menos gregario que los hombres, por lo que cohesionar el grupo no resulta tan sencillo. No obstante, cuando esto se logra, se crea un clima emocional de confianza, identificación y reciprocidad que ellas no lograrían en un entorno mixto.
  • Es frecuente que las pacientes presenten un trastorno depresivo comórbido, por lo que es importante trabajar la pasividad y la apatía.
 
  • Muy a menudo estas mujeres presentan una historia de minusvaloración propia y dependencia de otras figuras. Así, es imprescindible trabajar su autonomía y su confianza. 
Psicólogo hablando sobre la adicción en la mujer a una chica

La necesidad de visibilizar

Una mujer con un problema de adicción casi invariablemente verá afectada su identidad de modo negativo en mayor medida que un hombre. Sentirá el fracaso como mujer, como pareja, como madre… Esto, sumado a la poca presencia de mujeres en tratamiento y la incapacidad de estos para cubrir sus demandas, las deja en una posición verdaderamente difícil.

Es importante, entonces, reconocer las diferencias de género presentes en la adicción y crear espacios adecuados. Es labor de los profesionales de la salud dar luz a las necesidades específicas de la mujer adicta y ofrecer herramientas adecuadas.

 
  • Fundación Instituto Spiral. (s. f.). Subprograma Terapéutico Femenino. Recuperado 26 de junio de 2020, de http://www.fispiral.com.es/wp-content/uploads/pdf/10.5-Programa-Terapeutico-Femenino.pdf
  • Barreda, M. A., Díaz-Salazar, M., de Ena, S., López, M. C., Rodríguez, M., Sánchez, S., & Calvo, Z. (2005). Mujer y adicción. Aspectos diferenciales y aproximación a un modelo de intervención. Serie Documentos Técnicos del Instituto de Adicciones de la Ciudad de Madrid. Instituto de Adicciones “MADRID SALUD” Madrid.