Las personas grises van apagando luces - La Mente es Maravillosa

Las personas grises van apagando luces

Cristina Roda Rivera 16 octubre, 2015 en Emociones 8940 compartidos
Niña triste gris pensando en las personas grises

Las personas grises van desalentando sueños de los demás, juzgan, humillan, mienten, quieren acomplejarte por lo que eres. Van por la vida siempre con intención de restar, no de sumar. Dicen frases hirientes sin importarles lo más mínimo cómo te puedes llegar a sentir.

Las personas grises van apagando luces, y una de ellas puede ser la tuya. ¿Los motivos? No están claros. Hay personas que en lugar de transformar su dolor en sanación para ellos mismos han elegido desalentar a los demás para que su mundo esté más en síntonía con lo que ellos son. Porque no puedes ver su brillo ni su oscuridad, solo puedes notar el efecto nocivo que van dejando en ti.

Hay muchas formas de anular a otra persona: desvalorizar todo lo que ella hace, ridiculizar sus sueños aconsejando que siempre tires la toalla y, de esa forma, dejar a su paso cadáveres emocionales que sintonizan con su “mala energía”.

Niño detrás de una sábana

El mundo está lleno de personas nobles y maravillosas que vibran con la vida aun habiendo sufrido sus golpes. Se niegan a convertirse en alguien que realmente no son. Pero desgraciadamente una persona con luz puede encontrarse con muchas de estas personas en el camino y puede terminar por apagarse.

Quizás al apagarse, se conviertan en personas resentidas que repiten los comportamientos que a ellas un día les hicieron venirse abajo por completo. Es una cadena de negatividad que debemos evitar que nos alcance.

Si eres una persona con luz, puede que otros quieran apagarla

¿Cómo son las personas con luz? Muchos de nosotros diríamos que son esas personas “saca sonrisas”, moderadas pero comprometidas con los problemas de su alrededor. Sin afán de protagonismo pero que terminan siéndolo en los rincones más íntimos de muchas almas que acuden a ellas por su empatía y carácter. Las personas con luz transmiten paz.

Pero sobre todo, las personas con luz no llevan a sus espaldas una mochila de reproches, de juicios, de comentarios hirientes o humillantes. Las personas con luz tienen sueños, se adaptan a su entorno sin dejar que las convenciones sociales los anulen y lo más importante: no quieren acabar su vida con sueños sin hacer si no con experiencias que recordar.

Si perciben que otra persona también lucha por lo mismo, no compiten o lo envidian, simplemente lo elegirán como compañero de viaje. Las personas con luz animan y apoyan a los demás porque se alegran de sus alegrías.

Tus mejores armas para conservar tu luz

Para evitar que tu luz se apague cuando afloren las dificultades o que las personas grises intenten apagartelas en algún momento de tu vida, puedes llevar a cabo algunas estrategias que te servirán de protección:

  • Ignora: no te enfrentes, no intentes demostrar nada. Si escuchas comentarios que pretenden desalentarte, no gastes energías en convencerles de que están equivocados. Necesitas esa energía para tu camino.
  • Rodéate de gente con tus mismos valores: podrás conocer gente muy dispar a lo largo de la vida, pero si conoces a alguien con tus mismos valores, el camino no se hará tan cuesta arriba.
  • Aléjate del drama: Aléjate de las personas que fomentan el drama, incluso con las pequeñas vicisitudes de tu vida. Que el estigma que otros fomentan no se apodere de ti y de lo que haces.
  • Practica el humor: las personas grises no toleran el humor, pues todo para ellas es señal de peligro y de negatividad, así que niégate a no practicar sonrisas. Lo que el humor ha unido que no lo separe la sociedad.
  • Cree que tus ideas valen la pena: alguien dijo que si una persona no lucha por sus ideas, o éstas no valen nada o la persona no vale nada. Así que si crees que tus ideas valen la pena porque podemos convivir con más libertad y alegría entre nosotros no dudes de ellas.
  • No midas el éxito por el dinero, la fama o la estabilidad: en esta vida no hay respuestas solo hay historias . Haz que la tuya sea significante para ti sin medirte por parámetros establecidos.
  • Si alguien te juzga, préstale tus zapatos: no olvides que siempre habrá gente dispuesta a juzgar lo mal que has llevado tu vida sin importarle lo más mínimo las circunstancias a las que has tenido que hacer frente. Pero esas personas no son nada en tu vida, y si lo son… ¿por qué sigues permitiendo que lo hagan?.
  • Confía en tu encanto: confía en tu encanto y en tu forma de hacer las cosas, pero con humildad y sin llegar a creer que no tienes nada más que aprender.
“El encanto es aquello que tienes hasta que te lo crees”
-Simone de Beauvoir-
Mujer con lámpara encendida

Qué hacer si sientes que tu luz se ha apagado

Afortunadamente, en esta vida no somos solo lo que nos pasa o lo que creemos que somos. La personalidad se va construyendo a lo largo de la vida y es verdad que algunas experiencias cambian, pero solo como un cambio que transforma, no como algo inmutable y fijo.

Si has perdido la ilusión por todo y algunas personas que has conocido te han hecho más daño de lo que jamás imaginaste, estás en tu derecho de sentirte raro y triste por algún tiempo, pero si pierdes la ilusión y abandonas tus sueños será difícil que vuelvas a encontrarle sentido a tu existencia.

Sería fantástico volverlo a intentar. No dejar que vuelvan a quitarte tu ilusión, tus pequeñas formas de saborear la vida a tu manera, que es única. No le des el gusto a esas personas grises de perder el sentido de tu existencia. Ellas ya han arruinado la suya y sería bueno que te hicieras esta pregunta: ¿Quieres ser una más de ellas?

Imagen cortesía de Christian Schloe
Cristina Roda Rivera

Psicóloga,Especialista Máster en Psicología clínica y social.

Ver perfil »
Te puede gustar