Los 10 tipos de psicópatas, según Kurt Schneider

Edith Sánchez·
02 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas al
02 Octubre, 2020
Los tipos de psicópatas descritos por Kurt Schneider son un clásico en la criminología. Su descripción fue muy precisa y basada en evidencia.

Kurt Schneider fue un médico, psiquiatra y filósofo alemán pionero en la clasificación de los tipos de psicópatas. Se le considera el principal representante de la Escuela de Heidelberg, junto con Karl Jaspers. Su obra dejó una huella importante en la historia de la psicopatología.

La Escuela de Heidelberg se caracterizó por una aproximación al trastorno mental que ponía énfasis en los factores biológicos. En los miembros de esta corriente había una fuerte influencia de Emil Kraepelin, quien había hecho esfuerzos por clasificar los trastornos desde el punto de vista de sus manifestaciones y no de sus causas.

La clasificación de los tipos de psicópatas de Kurt Schneider ha tenido gran influencia en los desarrollos posteriores de la psiquiatría. Se basa en la idea de que psicópata es quien se desvía de forma ambigua de la conducta normativa. Desde ese punto de vista, hay diez tipos que son los siguientes.

 “La ausencia de empatía que sufre el psicópata le impide sentir placer mediante la observación de la felicidad en los demás. El placer de los otros solo le provoca envidia y codicia”.

-Vicente Garrido Genovés-

Chico serio mirando por la ventana

1. Hipertímicos

El primero de los tipos de psicópatas es el hipertímico, el cual se caracteriza por tener un estado de ánimo alegre, activo e impulsivo. Schneider hablaba de este tipo de personas como el “temperamento sanguíneo del hombre de sangre ligera”. Los define como pendencieros, simpáticos y charlatanes, propensos a delitos como ofensas, falsedades, estafas y pequeñas trasgresiones.

2. Depresivos

Este es uno de los tipos de psicópatas con ánimo sombrío, aunque esta característica no siempre es fácil de reconocer en ellos, ya que tienden a ocultar lo que sienten. En algunos prima la melancolía, mientras que en otros el mal humor o la paranoia. Tanto este tipo como el anterior tienen propensión al alcoholismo. El depresivo paranoico puede llegar a ser muy insensible.

3. Inseguros, uno de los tipos de psicópatas

Dentro de este grupo, hay dos tipos de psicópatas: sensitivo y anancástico. Los primeros son muy impresionables, pero tienen dificultad para expresar sus emociones.

Los anancásticos convierten sus inseguridades en obsesiones, las cuales llegan a ser muy rígidas e inflexibles. Pese a que este tipo de personalidades resultan “extrañas” y a veces “sospechosas”, rara vez cometen un delito.

4. Fanáticos

En este caso hay un grupo de ideas sobrevaloradas que se viven con gran intensidad emocional. Hay fanáticos pasivos y fanáticos luchadores.

Por lo general, esta tipología se presenta en hombres o mujeres maduros. Pueden llegar a cometer delitos menores en función de sus convicciones, pero, por lo general solo llevan a cabo actos de perturbación de la vida social.

5. Necesitados de estimación

El rasgo distintivo de este tipo de psicópatas es la vanidad. Necesitan aparentar ser más de lo que son, tanto ante sí mismos como ante los demás. Dicen mentiras de forma deliberada y las creen.

Falsean sus emociones y por eso no logran entablar vínculos íntimos y no saben amar. Los hay excéntricos (llaman la atención con actos inusuales), fanfarrones (alardean) y pseudólogos (organizan fantasías estructuradas para engañar a los demás).

6. Lábiles

Este es uno de los tipos de psicópatas que pueden llegar a confundirse con el depresivo. Sin embargo, en este caso, la persona tiene episodios de tristeza o mal humor muy intensos, como borrascas, pero que luego pasan, casi de forma inesperada. Con frecuencia son adictos y pueden llegar a cometer delitos afectivos u ocasionales. Es propio de las personas más jóvenes o los muy mayores.

7. Explosivos

Los psicópatas explosivos tienen un ánimo violento, que se desata incluso por razones insignificantes. En la mayoría de los casos corresponde a mujeres menores de 50 años.

Son dados a involucrarse en delitos de diverso tipo; desacatan, desobedecen y son perjudiciales para su entorno. Se trata de personalidades infantiles, poco desarrolladas y con escaso autodominio.

8. Desalmados

Representan al psicópata en su máxima expresión, sin compasión, vergüenza, pudor o sentimiento de culpa. Su rasgo característico es un bajo desarrollo de la conciencia. Suelen ser hoscos, fríos y asociales.

Cometen toda clase de delitos y faltas, muchos de los cuales pueden incluir brutalidad. Sin embargo, muchos de ellos son capaces de vivir su falta de escrúpulos sin trasgredir formalmente la ley.

Hombre psicópata

9. Abúlicos

Son personas extremadamente influenciables, que resultan permeables a todo tipo de estímulos. Son afables, razonables, pero inconstantes y maleables. Este tipo de personalidad se encuentra con mucha frecuencia asociada a los robos, desfalcos, fraudes y prostitución. Pueden llegar a cometer delitos solo por presión de su grupo o entorno. Por lo general, corresponde a personas jóvenes.

10. Asténicos

Hay asténicos corporales y psíquicos. Ambos mantienen una observación vigilante sobre sí mismos, en un caso centrada en el cuerpo y en el otro, en la mente. En los dos casos se produce una sensación de extrañamiento frente a sí mismos. Muchas veces llegan a padecer de enfermedades imaginarias, por su hipervigilancia. Rara vez se involucran en delitos y más bien son pacientes frecuentes del hospital.

Los tipos de psicópatas de Kurt Schneider son una clasificación que se considera obsoleta en la actualidad. Sin embargo, varios de sus planteamientos sirvieron como base para desarrollos posteriores, que no niegan esta categorización, sino que la han ajustado.

Pozueco Romero, J. M., Romero Guillena, S. L., & Casas Barquero, N. (2011). Psicopatía, violencia y criminalidad: un análisis psicológico-forense, psiquiátrico-legal y criminológico (Parte I). Cuadernos de Medicina Forense, 17(3), 123-136.