Los 10 trabajos más estresantes del mundo

Edith Sánchez · 17 marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 17 marzo, 2020
Los trabajos más estresantes del mundo son precisamente los que más protección y autocuidado demandan. El estrés es un factor que incide directamente en la salud física y mental. Por esto mismo, las actividades que más lo generan deben tener un seguimiento especial.

En general, los trabajos más estresantes del mundo son aquellos que exponen a las personas a un peligro objetivo, especialmente si esta amenaza es potencialmente mortal. Hablamos de riesgos que en sí mismos ya imponen una carga importante de angustia.

Hay que advertir, sin embargo, que esto es una generalización. A veces, los trabajos más estresantes no dependen de la actividad en sí misma, sino de las condiciones en las que se realiza. Un administrativo, sin exponerse al peligro, puede tener una alta carga de estrés por la presión a la que esté sometido por sus superiores.

Toda actividad laboral exige un componente de autocuidado y de protección por parte de los empleadores o los encargados de dirigir la labor. Primero está la salud y luego la productividad.

A continuación, exponemos los trabajos más estresantes del mundo por su propia naturaleza.

Ninguna pasión como el miedo, le arrebata con tal eficacia a la mente la capacidad de actuar y razonar”.

-Edmund Burke-

Mujer estresada por sobrecarga laboral

1. Militar

Los militares se preparan para la guerra o están en la guerra. Una confrontación armada es una de las situaciones más angustiantes que puede existir.

En medio de un conflicto, la vida cobra otro valor, además de hablar de un entorno que en el plano psicológico puede imponer duelos renovados y constantes.

Los datos nos dicen que entre los militares en combate hay un alto índice de desórdenes psicológicos; trastornos que en muchas ocasiones permanecen más allá del fin del conflicto o la exposición al entorno, como puede ser el estrés postraumático.

2. Bombero

Los bomberos con frecuencia también se exponen a amenazas serias. Por otro lado, buena parte de su trabajo se desempeña en circunstancias en las que hay poco control y mucho en juego.

Cada incendio o cada desastre tiene sus propias características, por lo que hay un importante nivel de incertidumbre. Así mismo, para las emergencias no hay fecha, ni hora, por lo que estas personas deben estar siempre alerta.

3. Piloto comercial

Aunque en la actualidad los aviones tienen un elevado grado de seguridad, que todo salga bien depende en buena medida de un piloto atento a todas las variables.

De manera adicional, se trata de un trabajo que exige constantes cambios de horario y largas ausencias del hogar. En gran medida es una labor rutinaria y por eso no es de extrañar que sea uno de los trabajos más estresantes.

4. Policía, otro de los trabajos más estresantes del mundo

Los policías atienden situaciones a diario en las que hay armas e instrumentos que pueden infligir un daño importante. Al igual que los militares, se exponen frecuentemente a situaciones, imprevistas y descontroladas, en las que su vida está en riesgo.

Toleran un alto nivel de incertidumbre por el hecho de que los enemigos públicos no son previsibles en su manera de pensar o actuar. De ahí su alto nivel de estrés.

5. Organizador de eventos

Los organizadores de eventos no arriesgan sus vidas, ni se exponen a tragedias, pero sí tienen que atender a muchos detalles a la vez. Sobre todo, deben lograr que acciones que por su naturaleza son diversas e independientes se fusionen en un todo armónico.

Por otro, también es común que formen parte de una negociación, no siempre limpia, y tengan que actuar para que todas las partes terminen satisfechas.

Finalmente, el hecho de que realicen eventos los expone a los juicios públicos. De ahí que tengan uno de los trabajos más estresantes.

6. Reportero

El estrés de los reporteros depende de tres factores. El primero, el horario: varía en función de las circunstancias, de la noticia. Es necesario estar en los hechos o cubrirlos cuando estos ocurren.

El segundo, que algunas veces deben exponerse a situaciones peligrosas y además trabajar muy rápido, pues el objetivo es informar al instante.

Y el tercero es que diariamente tienen que abordar varios temas, en distintos escenarios, siendo capaces de manejar una cantidad de información abrumadora.

7. Médico en servicio de urgencias

En un servicio de urgencias, como el nombre lo indica, todo es urgente. Los médicos que están allí muchas veces deben tomar decisiones complejas en tiempo récord.

Tienen en sus manos la salud y la vida de otras personas y esa responsabilidad implica una carga psicológica importante. Así mismo, son testigos del dolor y el sufrimiento, y muchas veces no cuentan con las herramientas para aliviarlo eficazmente.

8. Relaciones públicas

El relaciones públicas, y también el vendedor, deben tratar con todo tipo de personas. Educadas y también no educadas, pasando por momentos en los que tienen que consentir que el otro traspase ciertos límites para proteger la venta o salvaguardar la imagen.

Así, la profesión demanda una buena dosis de tolerancia y mucho autocontrol. Ambas capacidades son puestas a prueba con frecuencia. Así mismo, suelen mantener contacto con un importante número de personas, por lo que están sometidas a una buena dosis de presión.

9. Taxista

Permanecer la mayor parte del día dentro de un entorno cerrado, de cara al público y teniendo que atender a la cantidad de situaciones cambiantes que se producen en el tráfico de una ciudad es ya de por sí un tema complicado.

Si a eso se le suman pasajeros angustiados, que quieren llegar más rápido de lo que es posible o tienen un trato desconsiderado, la cosa se pone mucho más dura. Los taxistas soportan altos niveles de estrés.

Taxi

10. Profesor

Trabajar con niños y adolescentes puede ser extenuante, especialmente cuando los grupos son muy grandes o no hay todos los medios disponibles para llamar su atención, o satisfacer su curiosidad. Así mismo, el profesor es responsable del bienestar de los chicos y esto lleva a que deban ser muy cuidadosos con su conducta y sus reacciones. A pesar de que la docencia produce grandes satisfacciones, también puede generar sensaciones de impotencia o de poca valía.

Los trabajos más estresantes demandan un mayor esfuerzo en materia de salud y seguridad laboral. Quienes los realizan deben saber que están más expuestos a enfermar o a desarrollar problemas de fatiga y descompensaciones. En estas labores también es importante extremar el autocuidado.

Hernández, V. (2013). Los trabajos más y menos estresantes de 2013. International Business Times. Retrieved from: http://campusmexico. mx/2013/01/09/lostrabajos-mas-y-menos-estresantes-de-2013/# sthash. NVDzHY77. dpuf.