Los 5 ejercicios de felicidad, según Lauire Santos

Edith Sánchez·
29 Enero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
29 Enero, 2021
Los ejercicios de felicidad de Laurie Santos son prácticas muy sencillas que se llevan a cabo para enriquecer la vida y hacerse consciente de todo aquello que es valioso y que muchas veces pasa desapercibido.

Buena parte de la literatura científica sostiene la hipótesis de que la felicidad es el resultado de un esfuerzo deliberado. Una de las destacadas defensoras de esta hipótesis es Laurie Santos, una psicóloga que además tiene el récord de haber impartido el curso más exitoso en toda la historia de la Universidad de Yale. Sus ejercicios de felicidad ya son todo un clásico.

Como cualquier otro logro de la vida, ser feliz, como meta, demanda trabajo y acciones dirigidas hacia ese fin. Los ejercicios de felicidad son algunos de los medios para alcanzar ese estado de bienestar y mantenerlo. Laurie Santos los ha planteado a partir de todos sus conocimientos y su experiencia.

Laurie Santos tiene un enfoque basado en la psicología positiva. Señala que ser feliz es un proceso que se alcanza de manera similar a como se aprende a tocar un instrumento o se desarrollan habilidades físicas. Sus ejercicios de felicidad son muchos, pero los siguientes son los que más destacan sus alumnos.

Tener tiempo para estar con tus amigos y tu familia, disfrutar el momento, ser consciente y experimentar el mundo”.

-Laurie Santos-

Mujer con los ojos cerrados concentrada

1. Lista de gratitud

Este es uno de los ejercicios de felicidad más sencillos y, al mismo tiempo, más eficaces. Los alumnos de Laurie Santos lo llevan a cabo durante su curso y se ha evidenciado que su aplicación constante suma muchos puntos a nuestro bienestar.

Consiste en tomar un tiempo al terminar el día para escribir la lista de fenómenos o acontecimientos por los que uno puede sentirse agradecido al terminar la jornada. Basta con llevar a cabo esta práctica durante una semana, cada tres meses, para apreciar sus consecuencias positivas.

2. Dormir bien

El sueño se ha convertido en un problema para millones de personas en el mundo. No es gratuito que al mismo tiempo haya aumentado el número de pacientes que son atendidos por depresión y ansiedad. Dormir bien es una fuente única de bienestar físico y emocional.

Laurie Santos indica que un buen descanso es uno de los pilares para ser feliz. Por eso, uno de los ejercicios de felicidad consiste en dormir más y mejor. Lo ideal es aplicar todos los parámetros de la buena higiene del sueño o buscar ayuda pronto, si no se logra dormir bien.

3. Meditar, uno de los ejercicios de felicidad

Son muchos los estudios y también muchos los testimonios en los que se afirma que la meditación es una importante fuente de bienestar. No se requiere de prácticas difíciles o excesivamente rígidas para que se vean los beneficios.

Lo que hacen los alumnos de Laurie Santos es reservar 10 minutos al día para dedicarlos a la meditación. Basta con retirarse a un lugar apartado, desconectarse de todo y respirar de forma pausada. Se debe enfocar la atención en el aire que entra y sale del cuerpo.

4. Tiempo para los seres queridos

Uno de los factores que más le generan felicidad a la mayoría de las personas es dar y recibir afecto. Un triunfo, sin tener con quien compartirlo, no deja de tener algo de derrota. Así mismo, un fracaso en soledad es mucho más agrio que cuando alguien está al lado y, de uno u otro modo, lo siente como propio.

Son muchas las personas que dan por hecho la presencia de los seres queridos en su vida. La familia o los amigos de siempre pueden darse por descontado, sin quererlo. Uno se acostumbra a que estén ahí y esto no parece tener nada de novedoso.

Por eso no se les dedican momentos especiales, ni se reserva un tiempo específico para ellos. Uno de los ejercicios de felicidad consiste en hacerse consciente de la importancia de los seres queridos y pasar tiempo de calidad con ellos. No solo hace más feliz a cada uno, sino que también multiplica la felicidad de los demás.

Pareja sentada al atardecer

5. Más realidad y menos virtualidad

Las redes sociales generan diversas sensaciones y emociones engañosas. Proyectan la ilusión de estar acompañados, cuando esto es cierto solo de forma muy parcial. Así mismo, ocupan la mente, pero al final del día lo que hacen es entretenerla para, finalmente, dejarla vacía.

Aun así, el mundo virtual genera toda una serie de satisfacciones que fácilmente atrapan a muchas personas. Sin darse cuenta, muchos terminan cambiando la realidad por la virtualidad y esto empobrece la vida. Uno de los ejercicios de felicidad es hacer lo contrario: más realidad y menos virtualidad.

Estos ejercicios de felicidad comprenden varios de los factores que le aportan dicha a una persona. Ser feliz no es resultado de la buena fortuna, ni de logros extraordinarios. Para quien quiere serlo, basta con hacerse consciente de que su realidad, tal y como es, encierra muchas maravillas.

Shimer, D. (2018). Yales most popular class ever: Happiness. The New York Times, 26.