Los 5 enemigos de tus metas - La Mente es Maravillosa

Los 5 enemigos de tus metas

Cristina Roda Rivera 31 mayo, 2015 en Psicología 0 compartidos

Cada uno de nosotros tenemos unas metas por conseguir, ya sea como estudiantes, profesionales, madres y padres, o relativos a la salud y la forma física. Muchas veces vemos el camino de forma global y nos olvidamos que luchar por un objetivo es cuestión de constancia y está ligado a lo que cada día haces para conseguirlo.

Por tanto, es conveniente saber cuáles son los factores que pueden encarecer ese gran número de días que tienes encomendados a conseguir tus objetivos y metas.

Los principales son:

La pereza

Estar todo el día sin ganas de arreglarnos, en pijama y más tiempo del que debiera remoloneando en la cama no te va a ayudar mucho. Esos momentos deben relegarse a un día o dos de descanso.

Hacer algo de deporte al levantarnos es un remedio casi mágico. La radio puede ser un buen aliado , así el preludio del día es mucho más agradable y sentirás compañía cuando te estás preparando para afrontar el día. Si a lo largo del día te vuelves a sentir cansado, piensa la satisfacción que consigues cuando vas a la cama con todo resuelto.

Por qué la felicidad no es tan buena como parece

La organización de tu día la noche de antes

Algunos rituales que no te llevarán más de 20 minutos la noche anterior pueden simplificar tu día de una forma asombrosa. Casi el 50% de los “pequeños” imprevistos pueden ser eliminados el día anterior. Asegúrate de que esa camisa y pantalón que te ibas a poner están limpios y planchados.

Coloca toda la ropa en una silla que sea visible al levantarte ¡No tienes que hacer nada, solo ponértelo!. Organiza tu bolso o maletín, con todos los papeles y utensilios que vas a necesitar en el día.

Recuerda ese móvil sin batería a media mañana, ese papel que debías entregar a las 11 y la lista de cosas para comprar que te harán falta para el plato de hoy. Pon alarmas si tienes que tomar algún tipo de medicación o si tienes que hacer alguna llamada importante. El día será más ameno.

10632754_352788741568228_6064892209308553273_n

La comparación con los otros

Que si fulanito no tiene hijos y puede organizarse mejor, que si fulanita ya consiguió esto hace años…pierdes mucho tiempo y energía pensando en eso. Tú eres tu referente y cada persona tiene sus pequeños inconvenientes y problemas para hacer frente al día.

eEtas

Establece “el tiempo de las ideas intrusivas”

¿Te ocurre con frecuencia que al estar en pleno trabajo o estudio te asaltan ideas a la cabeza que te distraen y que es imposible solucionarlas en ese momento? Las vacaciones, la discusión con este cliente el día de ayer, la compra semanal, la cancelación de una tarifa de teléfono, las facturas….

Es bueno entonces que encomiendes algún tiempo al final del día para pensar en ello. Cuando te asalten esas ideas, apúntalas en un papel y di “luego lo resuelvo”. Después , en un tiempo que estés ya sin ocupación, piensa en ellas, en su solución, y en qué momento de la semana podrás abordarlas.

Escritura

La falta de motivación:

Es fundamental estar motivados para la tarea que estamos realizando. Esta vez, no hay nada mejor que echar la vista atrás para darnos cuenta de lo que hemos conseguido, pese a nuestras circunstancias.

No te estreses más de lo necesario, no te preocupes, ocúpate. Liberarte de todas estas losas te hará ver que tu sueño ya no está en el firmamento, sino que solo con estirar la mano ya puedes sentirlo.

10449524_367088273471608_5556084347828238989_n ¡ A por ello!

Cristina Roda Rivera

Psicóloga,Especialista Máster en Psicología clínica y social.

Ver perfil »
Te puede gustar