¿Los rituales nos ayudan a mejorar nuestras vidas? - La Mente es Maravillosa

¿Los rituales nos ayudan a mejorar nuestras vidas?

Andrea Aguilar Calderón 30 julio, 2013 en Psicología 0 compartidos

¿Los rituales nos ayudan a mejorar nuestras vidas? Claro que sí: no importa si no somos personas creyentes o religiosas, o si incluso nos parecen ridículos y accesorios. Los rituales en verdad ayudan a sobrellevar las pérdidas, a disminuir el dolor y el estrés e, incluso, a ser más productivos y disfrutar los momentos con mayor intensidad.

Aunque a lo largo y ancho del planeta hay cientos de rituales, casi tan variados como hay percepciones del mundo, todos tienen un mismo objetivo: tener la sensación de control sobre situaciones que nos sobrepasan.

A nivel psicológico es cada vez más aceptada la teoría de que los rituales nos hacen sentir más tranquilos y recuperar la confianza en nosotros mismos, porque a través de seguir unos pasos recuperamos el control que nos hace falta en determinadas circunstancias, una necesidad que los seres humanos tenemos muy arraigada en nosotros. Si bien es cierto que en la realidad no es así, a nivel inconsciente parece funcionar.

Un estudio hecho por profesores asociados a la Universidad de Harvard apoya la teoría de que los rituales nos ayudan a lidiar con la ansiedad. En la dinámica, se les pidió a los participantes que hicieran una actividad que les generase estrés, como cantar en público. A la mitad de ellos se les solicitó realizar un ritual previo. Este grupo presentó un ritmo cardiaco más controlado que el que no lo hizo. Esto podría sugerir que los rituales tienen el mismo efecto que los ejercicios de relajación y que, incluso, pueden mejorar el desempeño como lo haría un efecto placebo.

Los rituales también nos permiten poner un cierre de forma significativa cuando hemos perdido a algo o a alguien que significaba mucho para nosotros. Otra investigación, también hecha en Harvard, consistió en la rifa de $200 entre un grupo de personas. Antes de anunciar al ganador, se les pidió que escribieran en un papel lo que harían con el dinero y cuánto significaba para ellos. Luego de elegir al sujeto ganador, se le pidió a la mitad del grupo que escribiera sus sentimientos en el papel, le echara sal, lo rompiese y contara hasta diez. Al final, quienes realizaron el ritual reportaron sentirse menos frustrados que aquellos que no lo hicieron.

Asimismo, los rituales nos pueden servir para disfrutar aun más de los momentos positivos. Son los llamados rituales de consumo. Si eres de las personas que te comes una galleta con relleno por partes, o comienzas por el borde de la pizza conoces el efecto. Un estudio más de la Universidad de Harvard en coordinación con la Universidad de Minnesota reveló que, cuando las personas realizaban un ritual al comerse un chocolate, le daban mayor valor al producto. Tomaban mayor consciencia de su sabor que quienes lo hacían por el simple hecho de comérselo y sentían que, incluso, su valor monetario aumentaba.

De este modo, aunque no seas supersticioso, date de vez en cuando la oportunidad de realizar un ritual, ya sea para recuperar la sensación de control, relajarte o simplemente disfrutar el placer gastronómico de la crema de una sencilla galleta rellena.

Imagen cortesía de: H.Koppdelaney

Andrea Aguilar Calderón

Ver perfil »
Te puede gustar