Los maravillosos abuelos 3.0

10 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
En la actualidad los abuelos desempeñan un rol esencial en la vida de sus nietos. Siempre dispuestos a todo por esos pequeños que les roban el corazón.

Los abuelos son grandes tesoros con los que algunos niños tienen la fortuna de contar durante su desarrollo. Constituyen la imagen de una niñez plagada de amor, diversión y recuerdos felices que perdurarán en la memoria. Son la huella del pasado y la belleza del presente. Son raíces para crecer y alas para volar. Un auténtico regalo.

Y es que los abuelos se convierten en segundos padres, más permisivos, menos exigentes y con un caudal ilimitado de amor y de tiempo para compartir con sus nietos. Así el vínculo que entre ellos se forma es único y especial.

Son muchas las personas para quienes convertirse en abuelo constituye una parte muy importante de su desarrollo vital. Pues encuentran en este rol la oportunidad para renacer, rejuvenecer y revivir la ilusión y la inocencia de mano de esos pequeños. Una ocasión para guiar y acompañar nuevamente el crecimiento de un ser amado, esta vez sin la exigencia ni las obligaciones que la paternidad comporta. Una experiencia sin duda maravillosa.

mano-abuelo-bebe

La figura de los abuelos

Nuestras sociedades han cambiado y con ellas lo han hecho los diferentes roles. La esperanza de vida ha aumentado significativamente, por lo que hoy en día abuelos y nietos cuentan con la bendición de un tiempo extendido para disfrutarse mutuamente. Además muchos de los abuelos actuales son vitales y enérgicos. Hacen ejercicio, juegan en el parque y les encanta ir de compras o realizar excursiones.

El concepto de familia también se ha modificado y ampliado, dando lugar a una gran diversidad de núcleos familiares. En muchos de ellos los abuelos juegan un papel protagónico como soporte logístico y emocional para los padres de las criaturas. Incluso, en numerosas ocasiones, ellos forman parte del día a día de los pequeños. Los recogen del colegio, les preparan la comida y cuidan de ellos mientras sus progenitores trabajan.

Su papel en la crianza de los infantes es sobresaliente. Y ellos, siempre dispuestos a ayudar, se vuelcan con amor en esta tarea tan gratificante y a veces agotadora. Abuelos todoterreno que acompañan, cuidan, guían y aman, adaptándose a los nuevos tiempos con una facilidad pasmosa.

abuela-nieta-planeta

En definitiva, no ejercen ya un rol secundario y distante. No se limitan a ser aquel familiar al que los niños visitaban en contadas ocasiones, siempre sentado en su mecedora o inmerso en su rutina diaria.

Los abuelos actuales son un pilar esencial en la vida de los niños. Son sus amigos, confidentes y compañeros de aventuras. Son sus fans más dedicados, siempre presentes en actuaciones escolares, competiciones deportivas y eventos más o menos significativos. Ellos son quienes se interesan por la vida de los pequeños, se implican en ella y disfrutan cada segundo y cada actividad que pueden compartir a su lado.

Un vínculo de enriquecimiento mutuo

Dadas las circunstancias no es de extrañar que el vínculo que se forma entre ambos sea de los más especiales que se pueden experimentar. Una unión que cultiva y enriquece el alma tanto de pequeños como de mayores, aportando nuevas perspectivas que engrandecen sus vidas.

Los abuelos transmiten valores, tradición y cultura. Son los guardianes de un legado familiar que con paciencia y amor trasladan a los menores a través de anécdotas, cuentos y canciones. Son el punto de unión de la familia extensa, el faro de todos sus descendientes, siempre alentándolos a compartir, apoyarse y permanecer unidos.

abuelos-abrazados

Los abuelos cuentan las mejores historias, preparan las más deliciosas recetas, curan heridas y cosen disfraces. Son las personas idóneas a quienes acudir con cualquier duda o problema y los que más pueden enseñarnos acerca de la naturaleza.

Por su parte, los niños ofrecen la frescura, la inocencia y la vitalidad que sus abuelos ya creían perdida. Constituyen una inyección de vida, de ilusión, de risas y de juego. Entretienen a sus abuelos con sus anécdotas diarias, los divierten con sus ocurrencias y les transmiten su amor a través de los más preciados dibujos.

Los infantes constituyen la vía de unión de sus abuelos con un mundo moderno que a veces resulta confuso. Los ayudan con la tecnología y les abren las miras a nuevos ideales.

Resulta difícil determinar quién es el más beneficiado en una relación tan cargada de amor incondicional. Por ello, todo el que forme parte de este maravilloso binomio, ha de sentirse enormemente afortunado.

  • Triadó Tur, C., & Villar Posada, F. (2000). El rol de abuelo: cómo perciben los abuelos las relaciones con sus nietos. Revista española de geriatría y gerontología35(S2), 30-36.
  • Osuna, M. J. (2006). Relaciones familiares en la vejez: vínculos de los abuelos y de las abuelas con sus nietos y nietas en la infancia. Revista multidisciplinar de gerontología16(1), 16-25.