Los psicólogos también van a terapia

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
14 febrero, 2019
Los psicólogos pueden tener las mismas facilidades y dificultades que cualquier persona. Es por ello que los psicólogos también van a terapia. Además, les trae grandes beneficios.

Los psicología es una disciplina que cuenta con diversas áreas de aplicación. En general se encarga de estudiar el comportamiento, las emociones y la cognición. En la mayoría de las áreas los psicólogos orientan a las personas para generar en ellas una mayor calidad de vida. Pero, ¿quién les guía a ellos? ¿También van a terapia?

La psicología es una profesión que resulta estar asociada a muchos mitos. ¿Los psicólogos están locos? ¿Cómo los psicólogos pueden tener problemas? Solo las personas que están mal de la cabeza van al psicólogos. Incluso la clásica frase que muchos profesionales de esa área han escuchado como colofón a una crítica: «y eso que eres psicólogo».

Resulta que, aunque los psicólogos sean de gran ayuda para los demás, también cuentan con vida propia y caminan por barandillas y precipicios similares a los que transitan las personas ajenas a la psicología. Así que sí, los psicólogos también van a terapia. De hecho, en muchos casos es un práctica muy recomendable.

«Me doy cuenta de que si fuera estable, prudente y estático, viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja, y excitante».

-Carl Rogers-

Los psicólogos también van a terapia porque son personas

No debemos dejar pasar por alto que la psicología es una profesión, y si bien la mayoría de quienes la ejercen tienen un bagaje teórico, práctico y ético, no dejan de ser seres humanos. Por lo tanto, los psicólogos, como cualquier ser humano cuentan con sentimientos, pensamientos y conductas. Así, como cualquier otro ser humano, pueden llegar a tener grandes motivaciones, cualidades que quieran potenciar, dificultad para afrontar los problemas; en definitiva, sufrir sesgos o experimentar fenómenos que pueden cursar mejor con la ayuda de un psicólogo.

De una manera global, podemos decir que la psicoterapia está destinada a quienes sienten la necesidad de profundizar, mejorar, y entender aspectos de su vida relacionados con la cognición, la afectividad y la conducta. Además, cuando algunos aspectos de su funcionamiento se ven afectados lo mejor es buscar la ayuda de un profesional; igual que cuando nos sentimos enfermos vamos al médico o cuando queremos hacer frente a una demanda acudimos a un abogado.

Mujer explicando las salidas profesionales del psicólogo a un chico

Los psicólogos también van a terapia porque son seres humanos que se pueden interesar en:

  • Potenciar habilidades.
  • Entender aspectos de sí.
  • Sumergirse en su mundo interno y su comportamiento.
  • Comprender cómo afrontar los problemas que les generan dificultades.
  • Aprender a gestionarse emocionalmente.
  • Sentirse mejor.
  • Encontrar un lugar confidencial para expresar sus angustias y motivaciones.
  • Buscar asesoría profesional.
  • Adquirir estrategias para gestionar conflictos.
  • Ver sus asuntos desde otra perspectiva.
  • Empoderarse.
  • Resolver dificultades.

Ahora bien, algunas personas creen que al ser psicólogos las personas pueden resolver todos sus problemas, pero no es así. Aunque pueda trabajar diversos aspectos de sí, pueden contar con dificultad para asumir otros.

  • Primero, por la dificultad de acercarse a la objetividad cuando se trata de ser analizador y objeto de análisis.
  • En segundo lugar, porque sus propias circunstancias pueden incapacitarle para intervenir en su propia vida tomado de referencia el conocimiento adquirido.
  • Finalmente, señalar que la psicología es muy amplia, de manera que un psicólogo puede necesitar ayuda en una rama en la que no se ha especializado.

Psicólogos, más allá de los demás

Los psicólogos prestan un servicio a los demás, pero eso no quiere decir que se deban olvidar de ellos. Por ello, los psicólogos también van a terapia, pudiendo disfrutar de los beneficios que de ella se derivan.

Por otro lado, algunas veces los psicólogos pueden ser vistos por los demás como superhéroes. Pueden verse idealizarlos gracias al soporte que pueden suponer en un momento de crisis, pero no debemos olvidar que la idealización es un mecanismo de defensa, que genera una imagen distorsionada del otro.

Los psicólogos también van a terapia para ser mejores profesionales

Los psicólogos también van a terapia, porque esto les puede ayudar a ser mejores profesionales. A veces, los psicólogos no saben cómo manejar ciertas situaciones, por transferencia, es decir porque sienten emociones hacia el paciente o algo del paciente resuena en ellos. Ahora bien, cuando hablamos de emociones, no hacemos referencia exclusivamente al amor romántico.

En este proceso está implicado, además, el deseo del analista, tal y como lo sugirió Lacan en el «Seminario número 8». Y, si bien se da en todos los procesos psicoterapéuticos, cuando el terapeuta se ve incapaz de seguir con la terapia, por lo que esta le genera, es bueno que acuda a consulta. Este procedimiento se recomienda desde casi todas las ramas de la psicología, constituyendo un punto muy importante en el psicoanálisis.

Además, puede pasar que asistan porque no dominan ciertos temas, o no saben cuál es la mejor forma de intervenir. Entonces, van a psicoterapia para ser orientados por otro profesional que les ayude a comprender lo que está sucediendo o para que supervise la efectividad de la intervención que ellos mismos ya han iniciado.

Así, se enriquecen, protegen a su paciente, y se protegen a sí. Pues, al tener respaldo de otro profesional, saben cómo deben actuar, si es preferible remitir el caso, o cómo gestionarse. De este modo, crecen como profesionales, gracias a cada aprendizaje.

Psicóloga haciendo terapia

Beneficio de que los psicólogos también vayan a terapia

Que los psicólogos también vayan a terapia, puede traer grandes beneficios:

  • Mayor gestión emocional.
  • Liberación de tensiones.
  • Mayor autoconocimiento.
  • Crecimiento profesional.
  • Enfrentar las dificultades que surgen.
  • Contribuir positivamente a su entorno.
  • Complemento a la formación teórica.

Ahora bien, los psicólogos conocen la efectividad y las ventajas de la psicoterapia, por ello, saben lo que pueden obtener de este proceso. Además, conocen la importancia de la salud, y por ello podrían ir tras el bienestar mental a través de la psicoterapia.

  • Lacan, J. (1960/1961). Seminario 8. La transferencia en su disparidad subjetiva, su pretendida situación sus excursiones técnicas. Barcelona, España: Paidós.