7 términos psicológicos que embellecen tus explicaciones - La Mente es Maravillosa

7 términos psicológicos que embellecen tus explicaciones

Cristina Roda Rivera 17 enero, 2016 en Psicología 1997 compartidos

Este artículo está dedicado al interés de hacer del conocimiento psicológico y su expresión algo más bello e intelectual, gracias al conocimiento de algunos términos psicológicos.

Son muchas las personas que se apasionan con términos y palabras desconocidas, que disfrutan al enriquecer una explicación con un vocabulario que viste para la ocasión un texto de elegancia y misterio.

Por ello, queremos acercaros algunos términos psicológicos que además de enriquecer el vocabulario, os puedan servir de ayuda para conoceros un poco más a vosotros mismos y a los demás.

El saber no ocupa lugar, pero si además de aprender logramos transmitir nuestras ideas con belleza y fundamento, los términos psicológicos que embellecen tus explicaciones servirán como un guiño de sabiduría, de respeto y de interés en las personas que te escuchan. Veamos pues algunas de estas expresiones estudiadas en psicología y de gran carácter estético.

Falacia de la recompensa divina

La falacia de la recompensa divida consiste en la tendencia a no buscar solución a problemas y dificultades actuales suponiendo que la situación mejorará “mágicamente” en el futuro o uno tendrá una recompensa si la deja tal cual.

El efecto de la falacia de la recompensa divina suele ser el de acumular un gran malestar innecesario, resentimiento y no buscar soluciones que podrían ser factibles en la actualidad. Por ejemplo una mujer que tolera que su marido llegue bebido a altas horas y grite. Ella se dice a sí misma: “Si aguanto el día de mañana se dará cuenta de lo que hago por él”.

Este tipo de distorsión cognitiva hace creer a la persona que la padece que su sufrimiento algún día será recompensado, aunque no haga nada por evitarlo. Por ejemplo, personas que siguen un patrón disfuncional en sus relaciones interpersonales, anteponiendo el sacrificio y la entrega absoluta antes que cualquier deseo personal. 

Si la relación falla, se escudan en que algún día serán recompensados por su buena actitud, adoptando un rol de extremo victimismo sin combatir o intentar cambiar lo que hay de erróneo en ellos.

Saber desprenderse

En muchos de los ámbitos de la psicología existencial entra en juego este concepto. Para evolucionar una persona necesita desprenderse de aquellos hábitos, rutinas, personas, pensamientos repetitivos, actitudes sociales que tan solo nos llevan al mismo punto de partida aunque el paisaje de la estación o aeropuerto en el que nos encontremos pueda ser distinto.

Saber desprenderse significa saber dejar ir aquello que nos frena y nos limita como ciertos hábitos, personas, relaciones o costumbres. Saber desprenderse es algo que todos deberíamos hacer en algún momento de nuestras vidas para rediseñarlas con nuestros valores y poder hacer cambios profundos.

Mujer con cuerdas sujetando a mariposas

Evitación experiencial

Evitación experiencial es uno de los términos psicológicos que se refiere al intento de escapar o evitar la forma, frecuencia o situaciones susceptibles de eventos privados como pensamientos no deseados, recuerdos, sensaciones físicas; incluso cuando el intento causa daño psicológico (quedarse en casa para evitar una crisis de pánico o el deprimido que evita reuniones sociales).

El proceso de evitación experiencial es reforzado por la regla social “siéntete bien”, en la que se asume que el estado de bienestar es la ausencia de pensamientos y emociones negativas. Con la evitación experiencial podemos llegar a desconectar de nosotros mismos y vivir en un continuo autoengaño.

Disonancia Cognitiva

La disonancia cognitiva se refiere a la tensión o incomodidad que percibimos cuando mantenemos dos ideas contradictorias o incompatibles entre sí, o cuando nuestras creencias no están en armonía con lo que hacemos o decimos.

Si este malestar se presenta intentamos guardar nuestro equilibrio psicológico poniendo en marcha alguna estrategia que elimine esta contradicción, por ejemplo, generarando ideas y creencias nuevas que sí resulten coherentes.

 Doble vínculo

Otro de los términos psicológicos es el doble vínculo, un tipo de comunicación que se da en la familia y que puede propiciar o predisponer a padecer esquizofrenia.

El doble vínculo sería un sistema comunicacional en el que se expresan mensajes contradictorios, se altera la comunicación siendo paradójica o contradictoria. Los padres de los pacientes esquizofrénicos se caracterizan por dar órdenes de este tipo en situaciones de alta implicación emocional.

La frase “sé espontáneo” es un doble vínculo, una paradoja. Otro ejemplo sería una madre que dice : “Ya eres mayor y puedes elegir la ropa”, pero posteriormente mira con cara de gran disgusto cualquier elección de su hijo. Ante esa paradoja, la persona sabe que haga lo que haga va a desobedecer y se produce una gran tensión psicológica.

Actualmente este hecho no se considera una causa de tipo familiar en la esquizofrenia pero en muchas ocasiones sí se observa este tipo de comunicación contradictoria en las familias con un miembro esquizofrénico.

Mujer ofreciendo un pez en sus manos

Sabotaje benévolo

Una de las intervenciones aplicadas y eficaz en muchos casos de conductas disruptivas en adolescentes es el siguiente término psicológico. El sabotaje benévolo consiste en reconocer ante un niño que da problemas, que los adultos son indiferentes ante su comportamiento. Así el niño o adolescente ya no necesita su actitud de defensa y desafío.

Dentro de esta línea, la  actitud de los padres debe estar libre de preguntas o reproches. Por ejemplo, dejar que un adolescente llegue tarde a casa y ante su insistencia de llamar a la puerta, optar por ignorarlo y tardar en abrirle.

Son actitudes de indiferencia y ataque sutil que sitúan a la persona en la peor de las situaciones si continúa actuando de ese modo: la indiferencia por parte de los demás y el dejar de ser considerado en atención.

Reactancia psicológica

La reactancia psicológica ocurre en respuesta a una amenaza a la libertad de la conducta percibida.  Se cree que si la libertad de conducta de alguien es amenazada o reducida, él o ella se volverá motivacionalmente exaltado. El miedo a experimentar la pérdida de mayores libertades puede provocar esta exaltación y motivar el restablecimiento de la libertad amenazada.

Ejemplos sencillos son una persona que se interesa más en alguien que le gusta porque “se hace el/la difícil”, o cuando se le dice a un niño que no se quiere alimentar “no comas lo vegetales si no quieres me los comeré yo y no te voy a dejar nada”.

Cristina Roda Rivera

Psicóloga,Especialista Máster en Psicología clínica y social.

Ver perfil »
Te puede gustar