Louis Armstrong, biografía del genio del jazz

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 3 febrero, 2019
Edith Sánchez · 3 febrero, 2019
Toda la música popular actual está influenciada por los aportes de Louis Armstrong, un músico afroamericano con impresionante talento, que conquistó la fama, pese a haber nacido en unas condiciones poco más que miserables.

Una de las anécdotas que más recordaba Louis Armstrong tuvo lugar en los años 30 cuando comenzaba junto a sus músicos una gira. Recorrerían varios pueblos del sur de Estados Unidos, llevando el jazz a diferentes rincones. Habían contratado un autobús para que transportara a toda la agrupación.

El conductor del autobús los miraba con desconfianza y también con desprecio. Después de examinarlos detalladamente, decidió que no estaba dispuesto a llevar a un grupo de negros, con apariencia de pobres. Debían bajarse. Louis Armstrong le recordó que había un contrato firmado y pagado, pero esto no logró persuadir al conductor.

Pasaron apenas un par de minutos y ya la policía estaba allí. Sin mediar palabra, detuvieron a Louis Armstrong y a sus músicos, por alteración del orden público. Esto, pese a que ni siquiera habían reclamado airadamente. Terminaron todos en un calabozo.

A media noche, el utilero de la agrupación sacó un cigarrillo de marihuana y le dijo a Louis: “Patrón, creo que tengo algo que nos puede traer problemas” y le mostró el cigarrillo. Armstrong respondió: “Mira, hijo, me parece que la única solución es destruir la evidencia”. Ambos rieron y se fumaron aquello. Louis Armstrong recordaba una y otra vez ese episodio, en diferentes entrevistas.

Si tienes que preguntarlo, nunca lo sabrás”.

-Louis Armstrong-

Louis Armstrong, un marginal con talento

Louis Armstrong vivía en uno de los peores lugares, tanto para ser negro, como para ser pobre: Luisiana, uno de los estados más racistas de los Estados Unidos. Se sabe que nació en 1900, pero se desconoce la fecha exacta.

Vivió toda su infancia y buena parte de su adolescencia en una barriada llamada Red Light District, el lugar más peligroso de Nueva Orleans. Este sitio era sede de negocios de prostitución y habitación de ladrones, asesinos y lo más bajo de la sociedad. Allí pululaban cabarets de mala muerte, en los que, pese a todo, circulaba una excelente música.

El lugar también se caracterizaba por sus iglesias protestantes, en las que un amplio número de fieles se reunía a expresar sus plegarias en forma de canto. Louis Armstrong llegó a formar parte del coro de una de esas iglesias. Esto puede considerarse su inicio musical.

Louis Armstrong

Una infancia con todo en contra

Poco después de que nació Louis Armstrong, sus padres se separaron. Él terminó viviendo con su abuela, una mujer muy devota. Luego fue a vivir con su madre, Mary Ann, quien no era precisamente un monumento a la virtud.

Louis veía cómo entraban y salían de su hogar un gran número de “padrastros”. Sin embargo, la madre supo encaminar al chico para que no se involucrara con los negocios ilegales que pululaban por allí.

En una ocasión, hubo una celebración y Louis Armstrong, que era apenas un adolescente, tomó el arma de uno de sus padrastros y luego hizo varios tiros al aire. Era una costumbre aceptada en esa barriada. Sin embargo, había un policía vestido de civil que lo vio y lo llevó a un reformatorio. Fue en ese lugar donde el chico recibió las primeras clases de música y aprendió a tocar la corneta primero y la trompeta después.

Louis Armstrong

De la miseria al éxito

Una vez salió del reformatorio, Louis comenzó a trabajar como obrero de construcción por el día y como músico por la noche, en los prostíbulos. Su talento llamó la atención del famoso músico King Oliver y poco después le ayudó a que entrara en la célebre banda de Kid Ory. Luego entró a formar parte de otra banda que interpretaba música dentro de un barco de río.

Más adelante, llegó a Nueva York y en 1925 grabó su primer disco con su banda, Hot Five. Su fama se extendió notablemente y para 1933 hizo una gira por Europa que se convirtió en un éxito total. Desde entonces, vinieron 40 años de éxitos ininterrumpidos. Su gira por África, en 1960, se considera una de las más apoteósicas en toda la historia de ese continente.

Louis Armstrong se caso cuatro veces. La primera y la tercera vez con dos chicas de la noche, que no fueron grandes compañeras para él. La segunda vez lo hizo con una pianista, educada en la universidad, que le aportó mucho. Sin embargo, no lograron entenderse del todo. La cuarta vez, por fin encontró una felicidad plena, que conservó hasta su muerte. La música de Louis Armstrong ha influido en todos los géneros populares posteriores a su aporte.

  • HEATON, J. (1967). Louis Armstrong: la vida de un gran trompetista.