Más allá del malestar provocado por los celos se esconden oportunidades - La Mente es Maravillosa

Más allá del malestar provocado por los celos se esconden oportunidades

Adriana Díez 20 julio, 2017 en Emociones 0 compartidos
Pareja abrazada olvidando sus celos

¿Cómo deshacernos de ese malestar que nace cada vez que nuestra pareja está hablando con otra persona a la que consideramos un posible enemigo? ¿Qué hacer cada vez que nos sentimos celosos? ¿Es posible encontrar un enfoque constructivo para nuestros celos e inseguridades?

Los celos son compañeros de viaje de muchos de nosotros que se originan la mayoría de las veces por nuestra gran capacidad de imaginación. La clave está en percibirlos como un gradiente en el que si tocamos los extremos no estaremos en el punto correcto (o más sano para nosotros), sino en una zona de peligro que nos llevará a destruirnos. En cambio, si nos situamos en puntos intermedios los celos serán mucho más saludables y llevaderos.

Junto a ello, existe un factor importante que nos alejará del sufrimiento cuando sentimos celos y que tenemos que aprender a cultivar en nuestra relación de pareja: la comunicación. Cuando entendemos qué nos está ocurriendo o qué nos sienta mal del comportamiento del otro y sabemos cómo comunicarlo, los problemas se vuelven palabras y a partir de ellas (si se quiere), se encuentran soluciones.

Además, la confianza en el otro también va a ser un punto básico. Porque confiar en nuestra pareja nos va a dar la seguridad para que a pesar de que surjan estos sentimientos de celos, siga existiendo la tranquilidad de que estamos construyendo un camino conjunto basado en la fidelidad y el respeto.

¿Qué muestran los celos sobre ti?

Los celos suelen hablar más de la persona que los siente que de la relación de pareja que mantiene y están relacionados con la desconfianza, la inseguridad o la falta de autoestima. Por ello, son aspectos importantes a trabajar para cada uno de nosotros y sobre todo, para aquellos más celosos porque lo que en un momento es un conflicto interno puede convertirse en un problema de pareja más adelante.

Chico celoso de su pareja

La libertad de elegir caminar al lado de alguien y ser consciente de que una pareja está compuesta por dos almas separadas que toman la decisión de iniciar un camino juntas, supone estar de acuerdo con que el otro no nos pertenece. De este modo, cuando los celos salgan a escena será más fácil percibirlos como uno de los disfraces que utilizan nuestros miedos, esos que nos hacen temer estar solos, perder al otro o imaginarnos que pueda encontrar una pareja mejor.

Solo la confianza en nosotros, la seguridad en la pareja y una buena autoestima contribuirán a ver que la otra persona ha sido libre para tomar la decisión de estar a nuestro lado y que si en algún momento esto deja de ser así, seremos libres para tomar otras decisiones. Nadie pertenece a nadie, no lo olvidemos.

“Lo que hace mis vínculos, sobre todo los amorosos, sean espacios disfrutables, es poder abrir la mano, es aprender a no vincularnos con el odioso lugar de atrapar. El verdadero encuentro con el otro solo puede ser disfrutado en libertad. Comprometerse por amor en vez de amar por compromiso”.

-Jorge Bucay-

Descubriendo la parte constructiva de los celos

Tras descubrir qué hay detrás de los celos, nos toca ver qué parte positiva podemos sacar de ellos. Como hemos comentado la clave reside en saber ubicar unos límites entendibles y funcionales cada vez que nos invadan y no dejarnos llevar por nuestros impulsos; porque detrás de los celos existen oportunidades para construirnos no solo a nosotros mismos sino también nuestra relación de pareja.

Así, cuando sentimos celos, en lugar de dejarnos influenciar por el huracán de pensamientos que comienza a aparecer en nuestra mente, podemos optar por darnos cuenta de que nuestra pareja nos importa. No es tanto ignorar lo que sentimos sino ser conscientes de ello y poco a poco gestionarlo desde una óptica más positiva. De este modo, transformaremos nuestros miedos en sentimientos de agradecimiento porque la persona que está a nuestro lado sigue encontrando en nosotros todo aquello que quiere para ser feliz.

Mano de un chico agarrando la de su pareja

En cambio, si nos acomodamos en nuestra relación de pareja, los celos pueden percibirse como una señal de alarma que nos indica que tenemos que cultivar amor día a día si queremos que nuestra relación sea fuerte y duradera. Porque en una relación hay que seguir sorprendiendo para que la magia no se pierda.

Por otro lado, los celos pueden darnos pistas de qué falta en nuestra relación. Si nuestra pareja encuentra fuera algo que nos gustaría que compartiera con nosotros es el momento de averiguar qué es y que parte podemos aportar, en el caso de que sea posible.

Incluso, sentir celos también puede aportarnos un punto más de intimidad en la pareja. Tener la confianza y la soltura para mostrar al otro nuestros miedos y abrir nuestra alma provocará un acercamiento que podrá resolverse a través de la comunicación. Por lo que utilicemos nuestros puntos débiles y démosles fuerza, convirtámoslos en recursos y encontremos en ellos la parte positiva para seguir construyendo un amor sano y consciente en nuestra relación de pareja.

Adriana Díez

Adriana Díez, psicóloga y profesora de música. Todos podemos potenciar nuestras habilidades si hacemos buen uso de las herramientas que tenemos. Con energía y positivismo, ¡siempre adelante!

Ver perfil »
Te puede gustar