Mascotas rescatadas, ¿cómo elegir a tu mejor amigo?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 12 abril, 2019
Camila Thomas · 12 abril, 2019
Las mascotas rescatadas son animales que te amarán y te serán fieles por toda su vida. Un animal que ha sufrido situación de calle siempre te agradecerá que le hayas rescatado. ¿Conoces los requisitos para adoptar una mascota?

Las mascotas rescatadas son, en ocasiones, animales complejos por su historia de aprendizaje. Ya tienen unos años de vida y en ellos, en muchos casos, han aprendido que las personas pueden llegar a ser una amenaza.

Por otro lado, los perros -rescatados o no- son animales de compañía y, por lo general, disfrutan de la interacción con las personas. Esto no significa que estén con nosotros las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Los animales, al igual que nosotros, también necesitan su espacio.

Un espacio que encontrarán en casa, pero que también necesitan encontrar en el exterior, de ahí que sea necesario sacarles a la calle. Necesitan correr y expandirse, en este sentido no son diferentes a nosotros.

Así, si estás pensando en adoptar uno, reflexiona antes sobre cómo piensas cubrir sus necesidades. Los paseadores de perros son una gran opción, pero tienes que contar con que suponen una carga económica añadida.

Perro triste

1. El compromiso a largo plazo: los perros pueden vivir de 10 a 20 años

¿Cuáles son tus planes de vida? Si estás en la universidad, ¿planeas volver a casa con tus padres? ¿Cómo será tu vida después de la universidad? ¿10 horas de trabajo? ¿Salir con amigos todas las noches después del trabajo?

Debes tener en cuenta cuáles serán tus planes a largo plazo antes de adoptar. Los perros pueden vivir más de 10 años, dependiendo de su tamaño. Asegúrate de encontrar un perro que también encaje en tus planes de futuro.

2. ¿Puedes costear los gastos de las mascotas rescatadas?

Las asociaciones protectoras de animales no reciben subsidio económico, sino que viven de las ayudas económicas de particulares. Al adoptar se pide una cuota o donación para cubrir los gastos veterinarios de la mascota mientras ha estado bajo su tutela.

Debes tener presente que las mascotas rescatadas requieren de ciertos gastos mínimos. Incluso si encuentras un perro “gratis”, tendrás que pagar por comida o los cuidados de un veterinario. Aquí te presentamos algunos costes involucrados en la adopción y posesión de un perro:

  • Entre los gastos fijos están la cuota de adopción, comida para perros: la cantidad varía dependiendo del tamaño de su perro.
  • Collar, correa y etiqueta de identificación.
  • Juguetes y huesos.
  • Cama para perros.
  • Chequeo médico anual y vacunación.
  • Prevención mensual de pulgas y garrapatas (depende del tamaño del perro).
  • Gastos opcionales: baños periódicos, clases de entrenamiento, póliza de seguro, pasaporte europeo.

3. La edad de las mascotas rescatadas, ¿es un cachorro realmente mejor opción que un perro más viejo?

Considera las ventajas relativas de adoptar un cachorro, un perro joven o un perro adulto. Los cachorros, por ejemplo, requieren mucho trabajo a la hora de inculcarles ciertas costumbres. Por otro lado, los cachorros mastican sin cesar por la dentición. Si no quieres que sus cosas sean masticadas o no tienes tiempo o dinero para entrenar a un cachorro, considera adoptar un perro adulto.

¡Hay muchos perros mayores que también necesitan un hogar! Los perros mayores tienen muchos beneficios y, por lo general, ya tienen entrenamiento para ir al baño y obediencia y requieren menos ejercicio.

4. La socialización, ¿adoptar un perro es mejor que comprar un cachorro?

No importa si decides comprar un cachorro de un criador o adoptar un cachorro de un refugio de mascotas. En ambos casos, el primer paso es encontrar un criador o centro de rescate de garantías. Muchas personas comentan que desean un cachorro porque quieren asegurarse de que son ellos quienes les educan. También, en principio, a muchos les parece que un cachorro es un perro más adecuado en un contexto en el que hay niños.

Una parte importante de la adopción es presentar el test que normalmente hacen las agencias protectoras a los futuros adoptantes. Allí se hacen preguntas sobre tus aficiones, tu tipo de casa, para encontrar al perro que mejor encaje con tus condiciones. Lo habitual es que a partir de aquí, envíes una solicitud a la protectora del animal que te interese. Después, ellos se pondrán en contacto contigo para conocerte y explicarte el proceso de adopción.

5. El sufrimiento: las mascotas del refugio vienen con equipaje

Es cierto que algunas mascotas rescatadas tienen sus miedos y problemas de comportamiento producto de la experiencia que hayan vivido. Estos mismos problemas pueden ocurrir aunque optes por comprar un cachorro a un criador.

¿Estás listo para hacer frente a los posibles problemas? ¿Buscarías ayuda profesional si es necesario? No esperes que tu nueva mascota sea perfecta en todo. ¡Nadie es perfecto!

Perro con mirada triste

6. ¿Tendrás tiempo para entrenar a tu cachorro?

Entrenar a tu perro no es una opción, es una obligación. Muchas personas que tienen un perro tienen una idea de cómo quieren que se comporte ese perro.

Los programas de televisión y las películas proyectan sobre la sociedad «la imagen de un perro perfecto». Este perro perfecto corre sin correa, acude cuando se le llama, ¡y nunca se mete en problemas!

Pero el hecho es que los perros que, realmente, se comportan así han pasado por muchas horas de entrenamiento para comportarse de esa manera. Los perros no nacen para entender a las personas, es nuestro trabajo entrenarles para que nos entiendan y no generen situaciones de peligro. El grado en el que tendremos que educar a un perro dependerá de su historia de aprendizaje y de dónde queramos poner el listón de su comportamiento.

7. ¿Qué requisitos necesitas para adoptar una mascota en España?

Estos son algunos de los requisitos que debes cumplir para adoptar una mascota en España:

  • Ser mayor de edad. Deberás presentar el DNI.
  • Poseer un comprobante de domicilio. Ya sea que la persona sea propietaria del domicilio o, en caso de alquiler, que el arrendatario le permite residir con animales.
  • Firmar un contrato de adopción. El contrato te compromete a cuidar de tu mascota y mantenerla en unas condiciones óptimas.
  • Proveerle de servicio de salud que necesite.
  • No someterlo a procesos de reproducción.
  • Notificar a la asociación sobre cualquier inconveniente que sufra la mascota.
  • En caso de no poder hacerte cargo, devolverlo a la asociación.

En conclusión, son muchos los animales que necesitan tu ayuda. Mascotas abandonadas, heridas o maltratadas están a la espera de una casa de acogida que les quiera. Si te comprometes a ser un buen dueño y estás decidido a adoptar, puedes consultar la web de protectoras de animales y acudir a los centros de acogida.

  • Castañeda-Hidalgo, H. (2011). Contra el maltrato de los animales. CienciaUAT. Volumen 5, Numero 4. Pp. 8-11
  • Fernandez, L. (2013). El maltrato animal desde un punto de vista criminológico. Derecho y Cambio Social. Año 10, Número 33.
  • Cendón, M.; Holm, A. (2012). Abandono de animales de compañía. Deontología y veterinaria legal. Universitat Autonoma de Barcelona.