Me merezco a alguien que me quiera

Raquel Aldana · 6 junio, 2015

Me merezco a alguien que me quiera, no a alguien que me cuente lo que quiera. No merezco ser abandonada ni estar desatendida. Exijo tener a alguien que me abrace cada día, que me dé calor, que me cuente sus cosas y que piense en alto cuando está conmigo.

No pido a nadie perfecto, yo misma estoy llena de defectos. Solo alguien que me quiera.

Lo que quiero es aceptar esos defectos, darles la vuelta, mejorar y, si es necesario, cambiar. De la misma forma, quiero a alguien que se quiera, que no se sienta sucio ni estúpido ni incompetente. Es muy importante para mí que esa persona se crea que tiene las de ganar en la vida, que puede luchar y que es fuerte.

“La gente cree que un alma gemela es la persona con la que encajas perfectamente, que es lo que quiere todo el mundo. Pero un alma gemela auténtica es un espejo, es la persona que te saca todo lo que tienes reprimido, que te hace volver la mirada hacia dentro para que puedas cambiar tu vida. Una verdadera alma gemela es, seguramente, la persona más importante que vayas a conocer en tu vida, porque te tira abajo todos los muros y te despierta de un portazo. Pero, ¿vivir con un alma gemela para siempre? Ni hablar. Se vive demasiado mal. Un alma gemela llega a tu vida para quitarte un velo de los ojos y se marcha.”

-Elizabeth Gilbert-

Niña con barco

No quiero a la persona más bonita del mundo, quiero a la persona que más bonito haga mi mundo

Quiero tener en mi interior a la persona por la que cada día sea un nuevo comienzo, a la que pueda contemplar en el espejo y sonreír, una persona que no tenga complejos, alguien que me quiera y que se quiera.

Exijo tener una de esas relaciones repletas de detalles, de romanticismo y de acaramelamiento. Quiero y exijo que el mundo deje de existir cuando nos metamos en nuestra burbuja, mientras sentimos en la piel la brisa de un mar imaginario sin miedo a que nos atrapen las olas.

Me merezco un amor de película

“En la vida, todo es amor. Si uno ama está vivo, si crea amor, las cosas buenas forzosamente llegan”.

-Ray Bradbury-

Merezco un amor de película que dure toda la vida y que si tiene que cambiar que cambie, pero que permanezca a mi lado porque yo lo valgo. Es que no lo puedo evitar, quiero uno de esos amores eternos que nunca se rompen y que permanecen unidos más allá de la muerte.

Me gustaría que la gente se nos quede mirando y piense “¡Cuánto se quieren! ¡Ojalá tuviera yo un amor así!”. En realidad quiero que mi amor y yo sirvamos de ejemplo y que todo el mundo encuentre a su acompañante ideal en la vida.

No quiero que me digan “te quiero”, exijo que me lo demuestren

“La manera de dar vale más que lo que se da.”

-Pierre Corneille-

Quiero a alguien que me quiera, que no me descuide, que me atienda a todas horas y que no deje de pensar en mí. Sobre todo, no quiero que haya nadie en quien ponga más atención que la que pone en nosotros.

Quiero a alguien que piense en mí tanto como yo en él y que busque siempre una manera mejor de hacerme feliz, que me conozca profundamente, que sepa lo que me gusta y lo que no, que se quede hipnotizado cuando le hablo, que adore mis gestos, mis manías y mis defectos.

Además, necesito que sepa hablar conmigo, decirme NO aunque me duela, que me permita dejar ir lo que me duele, que trabaje conmigo mi autoestima, que cierre mis heridas emocionales y que me defina como persona.

Mujer con mariposas

Hoy me he levantado con unas ganas inmensas de mirar la realidad

“La felicidad debe ser compartida, tiene alma gemela”.

-Lord Byron-

Me he preocupado por ti y te he buscado pero va pasando el tiempo y no apareces. No quiero a alguien que desaparece y que, cuando está, solo es en forma de destellos. Definitivamente, no me merezco que juegues al escondite ni que te vayas. Quiero que permanezcas siempre dentro de mí.

Ahora.., deja de ponerte excusas y piensa que esa persona que anhelas tener eres tú mismo… ¿No mereces quererte? El amor que te mereces es el amor propio.