Las 83 mejores frases de El Señor de los Anillos

¿Quieres revivir los mejores momentos de "El Señor de los Anillos"? Hemos recopilado sus mejores frases para que recuerdes algunas de sus escenas más épicas.
Las 83 mejores frases de El Señor de los Anillos

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 27 septiembre, 2021

Última actualización: 27 septiembre, 2021

El Señor de los Anillos es una de las sagas más importantes de la literatura fantástica. La obra fue concebida por J. R. R. Tolkien, para que se publicase en un solo tomo, aunque por motivos editoriales se prefirió hacerlo en tres. Si te consideras un fanático de la historia, te proponemos las mejores frases de El Señor de los Anillos.

Desde su publicación en 1954, la obra ha sido adaptada innumerables veces al teatro, la radio o el cine. Aunque ya se habían hecho varias adaptaciones a la gran pantalla, no fue hasta con las versiones de Peter Jackson que se consolidó la saga en este formato.

Nuestras frases de El Señor de los Anillos recopilan sentencias tanto del libro como de las películas e incluso algunas de El Hobbit para que compenetres con la historia. ¡Disfrútalas!

Las mejores frases de El Señor de los Anillos

Muchos fanáticos de las nuevas generaciones se acercaron por primera vez a la saga a través de las adaptaciones cinematográficas estrenadas entre 2001 y 2003. Esta trilogía se consolidó con 17 premios Óscar, los cuales rompieron un récord para entonces.

1. “Incluso la persona más pequeña puede cambiar el curso del futuro”. (Galadriel)

Iniciamos nuestra lista de mejores frases de El Señor de los Anillos con una que da sentido a toda la trama. Si nos centramos en el papel que juegan los hobbits en los libros y en las películas, esta sentencia se perfila como esclarecedora.

La frase la encontrarás en el encuentro entre Galadriel y Frodo en La Comunidad del Anillo, la primera entrega de la trilogía.

2. “Pocos otros dolores en medio de las malas oportunidades de este mundo tienen más amargura y vergüenza para el corazón de un hombre que contemplar el amor de una dama tan hermosa y valiente que no puede ser correspondida”. (Aragorn)

Aragorn es uno de los personajes más apreciados de toda la saga de libros y películas. Es sinónimo de valentía, coraje, inteligencia y fuerza. Es uno de los protagonistas de la historia al dirigir, entre otras cosas, a la Comunidad del Anillo tras la caída de Gandalf, la batalla de los Campos de Pelennor y el ejército de Rohan y Gondor frente al ataque de Mordor.

3. “El mundo en verdad está lleno de peligros, y en él hay muchos lugares oscuros; pero todavía hay muchos que son justos, y aunque en todas las tierras el amor se mezcla con el dolor, puede que crezca más”. (Haldir)

Aunque en las películas su papel es muy secundario, el elfo Haldir participa de manera activa al dar cobijo a la Comunidad del Anillo en los libros. De manera general, estas palabras describen muy bien la intriga de la obra, en especial al mostrar el contraste entre oscuridad/luz que se presente a lo largo de la trama.

4. “El que rompe algo para averiguar qué es ha abandonado el camino de la sabiduría”. (Gandalf)

Como no podría ser de otra manera nuestras frases de El Señor de los Anillos están repletas de enseñanzas de Gandalf. El mago, o con mayor precisión el istari, es otro personaje querido de la saga con el que es imposible no congeniar.

Gandalf

5. “Preferiría compartir una vida contigo que enfrentar todas las edades de este mundo sola”. (Arwen)

La frase termina con las palabras: “elijo una vida mortal”.  Las pronuncia Arwen en presencia de Aragorn, como parte del compromiso de unión que ambos sellan en el montículo de Cerin Amroth.

Arwen es una media elfa, mejor conocidas como peredhil, quien tiene garantizada la inmortalidad al vivir en el Reino Bendito. Renuncia a ella por mantener su unión con Aragorn.

6. “La muerte es solo otro camino, uno que todos debemos tomar”. (Gandalf)

Dada la naturaleza de la obra, muchas de nuestras frases sobre El Señor de los Anillos se enfocan en la muerte, el dolor y la guerra, aunque por supuesto también en la esperanza, la victoria y el valor. Durante la vida, tomamos caminos diferentes que nos llevan a destinos desiguales, pero al final todos estos convergen en uno solo: la muerte.

7. “No conozco a la mitad de ustedes ni a la mitad de lo que querría, y lo que yo querría es menos de la mitad de lo que la mitad de ustedes merece”. (Bilbo)

Sin duda una de las frases graciosas de El Señor de los Anillos que todo fanático recuerda con especial cariño. Sintetiza muy bien el carácter de los hobbits, o con mayor precisión el de Bilbo Bolsón. Uno que, por supuesto, se ha capturado de manera parcial en las adaptaciones cinematográficas.

8. “Infiel es el que se despide cuando el camino se oscurece”. (Gimli)

También conocido como Gimli, hijo de Glóin, o solo como Gimli, es un personaje que todos recordamos por la constante rivalidad de los enanos con los elfos.

A pesar de ella, Gimli es más abierto a dicha revalidad; hasta el punto que le considera un amigo del elfo Legolas. Dado el valor, el compromiso y la lealtad del personaje, estas palabras se adecúan muy bien al carácter que manifiesta durante la trama.

9. “No prometa andar en tinieblas aquel que no ha visto el anochecer”. (Elrond)

Elrond es otro personaje legendario, en el sentido estricto de la palabra, que no puede faltar en ninguna recopilación de mejores frases de El Señor de los Anillos para reflexionar. La pronuncia inmediatamente después de que Gimli dijera las anteriores. Sin duda, la metáfora del oscuro camino en una constante en la obra de Tolkien.

10. “Es un destino extraño que suframos tanto miedo y dudemos tanto por una cosa tan pequeña, una cosa tan pequeña”. (Boromir)

Parece una frase ingenua, pero solo si no se interpreta en su contexto. El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo, la película. La Comunidad atraviesa el Paso de Caradhras y Frodo resbala y pierde el anillo en la nieve. Boromir lo recoge y, con una mirada de deseo, pronuncia estas palabras. Por supuesto, es algo que antecede a lo que veremos más adelante.

11. “No turbéis demasiado vuestro corazón pensando en el camino esta noche. Quizá los caminos que cada uno de ustedes pisarán ya estén puestos en sus pies, aunque no los vean”. (Galadriel)

El destino siempre se cierne a lo largo del desarrollo de la trama de la trilogía. Este, sin embargo, nunca lo hace de una manera determinante. Un ejemplo de ello lo encontramos en esta sentencia de Galadriel, una que antecede a la aventura que les espera a los integrantes de la Comunidad.

12. “¿Las aventuras nunca tienen un final? Supongo que no. Alguien más siempre tiene que continuar con la historia”. (Bilbo)

Todo gran aventura siempre tiene una historia que la antecede y una posterior, como bien saben los fanáticos de la saga. Es por esto que estas palabras son insustituibles al hacer cualquier lista de mejores frases de El Señor de los Anillos de Bilbo Bolsón. Si has seguido la historia con atención, seguro que sabes que la vida de este hobbit está repleta de aventuras.

13. “Este día no es de hombre, sino de todos. Reconstruyamos juntos este mundo para que podamos compartir los días en paz”. (Aragorn)

Se dicen en el contexto de El retorno del rey, justo cuando el desenlace de la historia está llegando a su fin. Resumen muy bien el ideal de la guerra que se baraja en los libros y en las películas. No es una guerra sin sentido, sino una que se justifica por el bien de la paz. De igual modo, sintetiza el valor y el coraje de este dúnedain (raza a la cual pertenece).

14. “Puedes aprender algo, y si lo que ves es justo o malo, puede ser provechoso y, sin embargo, puede que no. Ver es bueno y peligroso”. (Galadriel)

La cantidad de sentencias de Galadriel que aparecen en nuestras frases de El Señor de los Anillos dan a entender la importancia que tiene este personaje en el desarrollo de la trama. Es, además, uno de los ligados de forma más estrecha con el mundo espiritual. Su perfección y apariencia angelical dan cuenta de ello. No en vano es uno de los elfos nordor más destacados.

15. “El coraje se encuentra en los lugares inverosímiles”. (Gildor)

Otro elfo nordor que, a pesar de no tener un papel protagonista en la historia, sus intervenciones siempre marcan un antes y un después debido a la sabiduría de sus palabras. Por ejemplo, damos cuenta de estas al valorar cómo brota de los personajes que inicialmente muestran mayor temple para él. Frodo y Bilbo son quizá el mejor ejemplo.

16. “No te apresures a dar muerte y juicio. Incluso los más sabios no ven todos los fines”. (Gandalf)

La sabiduría de Gandalf sin duda es el mejor bastón para quienes rodean. La frase se dice en el contexto de La Comunidad del Anillo, aunque está incompleta. Más adelante te enseñamos la otra pieza del puzle que la complementa.

17. “Incluso las tinieblas deben pasar. Un nuevo día vendrá. Y cuando el sol brille, brillará más claro. Esas fueron las historias que se quedaron contigo, que significaron algo, incluso si eras demasiado pequeño para entender por qué”. (Sam)

Samsagaz Gamyi es un personaje inolvidable por su entereza. De todas sus frases de El Señor de los Anillos esta es una que ha tenido más eco.

Sin duda, ver la luz al final del túnel, cuando lo que acecha es solo oscuridad, es una de las características de quienes forman parte de la trama. La determinación y el optimismo de Sam llevan a levantar el ánimo de Frodo, en repetidas ocasiones.

18. “No todos aquellos que divagan están perdidos”. (Bilbo)

Estas palabras se incrustan dentro de un poema, uno que Bilbo le dedica a Aragorn. Dado que de seguro eres un fanático de la saga te lo apuntamos completo:

“No todo lo que es oro brilla, 

no todos los que vagan están perdidos;

lo viejo que es fuerte no se marchita, 

las heladas no alcanzan raíces profundas.

De las cenizas se despertará el fuego,

una luz brotará de las sombras;

renovada será la hoja que se rompió,

el sin corona volverá a ser rey”. 

19. “Todo lo que tenemos que decidir es qué hacer con el tiempo que se nos da”. (Gandalf)

Al igual que sucede con otras frases de El Señor de los Anillos, para entender estas palabras hay que situarlas en su contexto. Se inserta en una conversación con Frodo cuando este le dice: “ojalá no hubiera sucedido en mi época”; a lo que Gandalf contesta: “yo también. Pero eso no les corresponde a ellos decidir. Todo lo que tenemos que decidir es qué hacer con el tiempo que se nos da”.

20. “Muchas veces la esperanza nace cuando todo está abandonado”. (Legolas)

El elfo sinda es otro de los protagonistas de la historia, uno que destaca por su intrepidez y su valor. Estas palabras se combinan muy bien con la actitud de los personajes en ciertos pasajes oscuros de la trama. A pesar de encontrarse en el abismo, siempre encuentran la esperanza para continuar.

21. “Los traidores son siempre desconfiados”. (Gandalf)

Es una de las frases que más eco hacen en relación con el devenir de la historia. La traición es un fantasma que siempre se mantiene presente en toda la saga, hasta el punto de que sirve como giro argumental. Siendo Gandalf un personaje tan sabio es natural que alerte esta característica entre quienes considera traidores.

22. “Los elfos rara vez dan consejos descuidados, porque el consejo es un regalo peligroso, incluso de sabios a sabios”. (Gildor)

Los elfos se perfilan en la obra como una seres repletos de sabiduría. Son metódicos en lo que dicen y hacen, y se aseguran de mantener distancia sobre asuntos que no les incumben. Esta es una sentencia que traspasa las hojas de los libros y se materializa en la realidad.

23. “Un héroe solo juega un pequeño papel en las grandes hazañas”. (Gandalf)

De modo que estas no son más que la suma de repetidas acciones de múltiples héroes. Uno solo no puede cambiar por completo el curso del destino, sino que necesita la mediación de otros más.

24. “El hogar está atrás, el mundo por delante, y hay muchos caminos que recorrer a través de las sombras hasta el borde de la noche, hasta que las estrellas estén encendidas”. (J. R. R. Tolkien)

Este poema se inserta en el tercer capítulo del primer libro de la saga. Se dice en la obra que es autoría de Bilbo, aunque en el pasaje lo cantan Frodo, Pippin y Sam. Es una de las últimas estrofas del poema, uno que se complementa con las siguientes palabras: “luego, el mundo atrás y el hogar por delante, volveremos a casa y a la cama”.

25. “No diré: no llores; porque no todas las lágrimas son un mal”. (Gandalf)

Es una de las últimas palabras de Gandalf hacia la comunidad del anillo. De hecho, la frase completa inicia con lo siguiente: “bueno, por fin aquí, queridos amigos. A orillas del mar llega el final de nuestra comunión en la Tierra Media. ¡Ve en paz!”.

26. “Un anillo para gobernarlos a todos. Un anillo para encontrarlos. Un anillo para traerlos a todos y atarlos a la oscuridad”. (J. R. Tolkien)

De todas las frases de El Señor de los Anillos esta es una de las que más recuerdan los fanáticos. Se trata de la inscripción que está forjada en el anillo en el habla negra de Tengwar. Aparece en su borde cuando se expone a altas temperaturas. Dichas en voz alta resultan dolorosas para los elfos.

Dedos sujetando un anillo

27. “A menudo en las mentiras la verdad está oculta”. (Glorfindel)

El contenido aleccionante de estas palabras nos indica que solo pudieron ser pronunciadas por un elfo. En las películas, Glorfindel no aparece como un personaje protagonista, aunque sí lo hace de manera parcial en el libro y en algunas adaptaciones de videojuegos.

28. “El valor necesita primero fuerza y luego un arma”. (Boromir)

No hace falta tener mucha imaginación para darse cuenta de la poderosa verdad de esta sentencia. De hecho, muchos de los personajes en el devenir de la historia solo necesitaron el último requisito para demostrar su valor. Frodo y Sam, por ejemplo, lo hacen en un par de ocasiones.

29. “La alabanza a los dignos de alabanza está por encima de todas las recompensas”. (Faramir)

Al margen de las recompensas materiales, en la obra prima el honor del guerrero o el héroe. Como curiosidad, Tolkien apuntó en vida que el personaje de Faramir es quien cuenta con la mayor cantidad de características de su propia personalidad. En cierta manera, es un reflejo parcial de cómo el propio Tolkien se veía a sí mismo.

30.  “Los sabios hablan solo de lo que saben”. (Gandalf)

Y por eso él y los demás magos (istars) son tan mesurados al hablar. Quizá sea una de las frases de El Señor de los Anillos que convendría tener más en cuenta en los tiempos en los que vivimos.

31. “No es malo celebrar una vida sencilla”. (Bilbo)

Si algo caracteriza a los personajes de la saga es la humildad. Aunque no está presente en todos, en general la mayoría son seres humildes. Humildes en el obrar, en el pensar y por supuesto en la manera en que encaminan su vida. Frodo, el protagonista, es el mejor ejemplo de ello.

32. “Hay algo bueno en este mundo, señor Frodo, y vale la pena luchar por ello”. (Sam)

Palabras de aliento que usa Sam para impregnar de valor el ánimo decaído de Frodo en Las dos torres. No son las únicas que le dirige al portador del anillo, de modo que a lo largo de la trilogía descubrimos que él es el bastón en el que se apoya el hobbit para seguir cuando sus esperanzas decaen.

33. “¿Cómo retomas los hilos de una vida anterior? ¿Cómo continúas cuando en tu corazón empiezas a comprender que no hay vuelta atrás? Hay algunas cosas que el tiempo no puede reparar, algunas heridas que son demasiado profundas y que se han apoderado”. (Frodo)

Palabras que coronan el desenlace de la trama en El retorno del rey. Sin duda, una de las tantas frases de El Señor de los Anillos que se pueden asimilar con facilidad en la vida real. Quienes han tenido que lidiar con sucesos impactantes se sentirán muy identificados con esta sentencia.

34. “A menudo, el invitado inesperado es la mejor compañía”. (Éomer)

Sobre todo cuando quien los recibe siempre mantiene abiertas las puertas de la fraternidad, como es el caso de los enanos y los hobbits. Aunque Éomer no es un protagonista de las dos últimas obras literarias, sí tiene un papel mucho más profundo que el que se le da en las adaptaciones cinematográficas. De hecho, en estas es la unión de él con otro personaje novelesco: Erkenbrand.

35. “La nieve está bien en una buena mañana, pero me gusta estar en la cama cuando cae”. (Sam)

El humor es algo que acompaña a la trilogía en diferentes momentos, en especial en aquellos donde se da un espacio lejos del dolor o la guerra. Pippin, Merry, Sam y Frodo no dejan de apelar al humor siempre que se les es posible. No nos equivocamos al decir que muchos nos sentimos perfectamente identificados con estas palabras.

36. “Si muchos de nosotros dieran más valor a la comida, la alegría y las canciones que al oro atesorado, este sería un mundo más feliz”. (Thorin)

De acuerdo, estas palabras no forman parte de las frases de El Señor de los Anillos. En realidad forman parte de El Hobbit, pero te advertimos que incluiríamos un par de ellas para completar las ideas que se barajan en toda la trama. La frase es de Thorin II Escudo de Roble.

37. “Es un asunto peligroso, Frodo, salir por tu puerta. Entras en la carretera y, si no te mantienes en pie, no hay forma de saber a dónde te puede llevar”. (Bilbo)

El recorrer caminos desconocidos es otra de las constantes en el desarrollo de la trilogía. Todos los personajes se embarcan en caminos que solo conocen de manera parcial, o en algunos casos desconocen por completo. La mayoría de ellos terminan llevándolos a lugares que no pensaban llegar.

38. “Pero el final es solo una cosa pasajera, esta sombra; incluso la oscuridad debe pasar”. (Sam)

Que la oscuridad es algo pasajero, pues la luz siempre está detrás de ella, sin duda es parte de los giros argumentativos de la obra. En las películas también se mantiene este principio, uno que se acentúa más con la potencia visual de las escenas.

39. “Un hombre perseguido a veces se cansa de la desconfianza y anhela la amistad”. (Aragorn)

Es imposible no estrechar lazos cuando se tiene que atravesar todas las aventuras que sus integrantes tuvieron que atravesar.

40. “Sin embargo, tal es el curso de las acciones que mueven las ruedas del mundo: las manos pequeñas las hacen porque deben hacerlo, mientras que los ojos de los grandes están en otra parte”. (Elrond)

Manos pequeñas como las de Frodo y Sam, los encargados principales de mediar en la destrucción del anillo. Si interpretamos estas palabras, y las combinamos con otras frases de El Señor de los Anillos, podemos interpretar que Tolkien nos anuncia que el valor, la fuerza, la inteligencia y el protagonismo también puede venir de aquellos en quien menos pensamos.

41. “Muchos de los que viven merecen la muerte. Y algunos que mueren merecen la vida. ¿Puedes dárselo a ellos? Entonces no estés ansioso por juzgar a la muerte”. (Gandalf)

¿Te acuerdas que en anteriores frases de Gandalf de El Señor de los Anillos te dijimos que una estaba incompleta? En concreto, lo hicimos en la entrada 16. Bueno, te has topado con otra parte de la sentencia que le da sentido a las palabras anteriores.

42. “Muchas son las extrañas oportunidades del mundo, y muchas veces la ayuda vendrá de las manos de los débiles cuando los sabios flaquean”. (Gandalf)

Hasta el momento tres personajes diferentes han apelado a lo valioso que resultan los personajes débiles, o que al menos se asocian como tales, en contraste con los más fuertes o valientes. Como ya te lo hemos apuntado, esto también se traslitera a la vida real.

43. “Es el trabajo que nunca ha comenzado el que tarda más en terminar”. (Sam)

Sin duda una de las mejores frases de El Señor de los Anillos de motivación. Una que puedes usar en los momentos en que sientas recelo con empezar algo. Sea que ese algo sea pequeño o grande, nunca lo concluirás si antes no das el primer paso.

44. “Puede que llegue el día en el que el valor de los hombres falle cuando abandonemos a nuestros amigos y rompamos todos los lazos de compañerismo. Pero no es este día”. (Aragorn)

La Comunidad siempre consigue en el otro el valor de la lealtad y el compañerismo. Si interpretamos esto en la vida real, podemos decir que las grandes hazañas son más fáciles de realizar cuando se dispone del apoyo de los amigos.

Aragorn

45. “En caso de duda solo sigue a tu olfato”. (Gandalf)

En realidad la frase completa es: “en caso de dudas, Meriadoc, solo sigue su olfato”. La dice Gandalf en La Comunidad del Anillo, antes de descender a la oscuridad. Al igual que muchas de nuestras frases de El Señor de los Anillos se dice en un contexto hilarante.

46. “El mundo ha cambiado. Lo siento en el agua. Lo siento en la tierra. Lo huelo en el aire. Mucho de lo que una vez fue está perdido. Porque nadie vive ahora que lo recuerde”. (Galadriel)

Tanto dentro como fuera de la obra, el cambio es lo que caracteriza al devenir de la historia. Se atraviesa por un periodo de guerra seguido de uno de paz para recaer de nuevo en este ciclo sin fin.

Como comprenderás no es algo que solo podamos encontrar en el universo de Tolkien, sino que yace en el origen mismo de la humanidad.

47. “El anillo no puede ser destruido, Gimli hijo de Gloin, por ninguna nave que poseamos aquí. El anillo debe llevarse a las profundidades de Mordor y devolverse al abismo de fuego de donde vino. Uno de ustedes debe hacer esto”. (Elrond)

Estas palabras son importantes en la medida en que son el punto de partida para todo lo que veremos más adelante. Las pronuncia el elfo Elrond cuando se forma la Comunidad del Anillo, en la primera entrega de la serie.

48. “Debemos tomar un camino duro, un camino imprevisto. Ahí radica nuestra esperanza, si es que hay esperanza. Caminar hacia el peligro, hacia Mordor. Debemos enviar el anillo al fuego”. (Elrond)

Esta sentencia se complementa con la anterior. El lector o el espectador que recién se está acercando a la trilogía descubre así la antesala de la trama que se desarrollará durante todo el camino. Incluso cuando se escuchan o se leen por enésima vez resultan impactantes para el verdadero fanático.

49. “Un mago nunca llega tarde, Frodo Bolsón. Tampoco temprano. Llega precisamente cuando quiere”. (Gandalf)

No podíamos hacer una lista de las mejores frases de El Señor de los Anillos sin incluir esta de Gandalf. Muchos la consideran una de sus más características, ya que es una que se aplica a lo largo de sus apariciones en la trama. En definitiva, Gandalf siempre llega cuando quiere, en el momento correcto.

50. “Puede confiar en que nos mantendremos a su lado en las buenas y en las malas, hasta el amargo final. Y puede confiar en que guardaremos cualquier secreto suyo, más cerca de lo que lo guarda usted mismo. Pero no puede confiar en que le permitiremos afrontar los problemas solo y marcharse sin decir una palabra. Somos tus amigos, Frodo”. (Merry)

Qué mejores palabras se pueden dedicar a la amistad que estas. Tal y como ya hemos reseñado, este valor es uno de lo que encontramos en diversos momentos en aquellas escenas que se catalogan como decisivas.

51. “Donde hay vida hay esperanza”. (Sam)

Una de las tantas frases de Sam de El Señor de los Anillos que utiliza para impregnar fuerza y aliento a su señor Frodo. Estas palabras la encontramos también en el refranero de varios países, incluso en las fuentes bíblicas.

En Eclesiastés 9, 4-6 se lee: “mientras hay vida hay esperanza, pues es mejor perro vivo que león muerto”. En la segunda parte de Don Quijote también leemos: “hasta la muerte, todo es vida”.

52. “No olvidará su dolor; pero no oscurecerá su corazón, le enseñará sabiduría”. (Aragorn)

El dolor puede acabar en dos caminos: más dolor o convertirse en fuente de sabiduría. La mayoría de los personajes que componen la obra se enfrentan o se han enfrentado en el pasado a eventos rodeados de aflicciones. En esos en los que el verdadero carácter de ellos resurge para demostrar quiénes son realmente.

53. “La desesperación es solo para aquellos que ven el final más allá de toda duda. Nosotros no”. (Gandalf)

Y por eso es que, a pesar de tener todo en contra, la Comunidad siempre decide seguir adelante. Hay mil razones para abandonar el camino, aunque la esperanza es suficiente para darle la espalda a esta idea y mantener el propósito del viaje.

54. “La guerra debe hacerse, mientras defendemos nuestras vidas contra un destructor que lo devoraría todo; pero no amo la espada brillante por su filo, ni la flecha por su rapidez, ni al guerrero por su gloria. Solo amo lo que defienden”. (Faramir)

Como hemos expuesto en otras frases de El Señor de los Anillos la idea de la guerra en la obra siempre gira alrededor de un propósito: el propósito de la paz. No es que los guerreros más emblemáticos de la saga desean hacer la guerra solo por derramar sangre. Al contrario, lo hacen con la firme idea de que a través de ella dejarán atrás la oscuridad para abrazar la luz.

55. “La luz de la luna ahoga a todas las estrellas salvo las más brillantes”. (J. R. Tolkien)

Un brillo que no tiene nada que ver con el tamaño o la distancia, solo con la capacidad de iluminar. La luz que acompaña a nuestros viajeros es suficiente para no dejarse arropar por el manto de la oscuridad. Aunque algunos pueden verse tentados, se reponen para regresar a la senda correcta.

56. “Es un consuelo no equivocarse en todos los puntos. No lo conozco demasiado bien”. (Gandalf)

Incluso los más sabios toman decisiones equivocadas, en otras palabras. Cuando pensamos en una persona sabia por lo general interpretaos que es alguien que no comete errores. Como bien nos enseña Gandalf con esta sentencia, es un consuelo que pocos tienen.

57. “No desprecies la piedad, pues es el don de un corazón amable”. (Faramir)

Un don que varios de los personajes de la obra manifiestan en repetidas ocasiones. La compasión hacia el que sufre es un regalo que pocos pueden darse el lujo de presumir. Frodo, por ejemplo, se cuenta entre ellos.

58. “No abandonaremos la alegría y el regocijo al tormento y la muerte. No mientras nos queden fuerzas”. (Aragorn)

En otras palabras, mientras exista aliento habrá motivos para seguir luchando. Declinar las armas es una ruta segura hacia el tormento y la muerte, de modo que no es una alternativa apetecible. La oscuridad en ningún caso es una opción frente a la luz, sobre todo cuando aún existen esperanzas hacia esta última.

59. “Aun a la vuelta de la esquina puede que espere un nuevo camino o una puerta secreta”. (Bilbo)

Tanto en las películas como en los libros damos cuenta de esta frase de Bilbo. Incluso en la saga de El Hobbit lo vemos también, de manera que es un recurso que utiliza Tolkien para llevar la trama hasta una aparente salida sin retorno.

60.  “Los hechos no serán menos valientes porque no sean enaltecidos”. (Aragorn)

O porque alguien no estuvo ahí para presenciarlos. Es otra de las frases de El Señor de los Anillos que puede encontrar un nido en la realidad. No porque nadie presencia o conozca de una acción valiente esta dejará de serlo por sí misma.

61. “La memoria no es lo que desea el corazón. Eso es solo un espejo”. (Gimli)

Como vemos, Gimli no es un personaje destinado solo a intervenir con palabras graciosas o hilarantes. Aunque es cierto que los enanos no son un pueblo reconocido por su sabiduría, como lo pueden ser los elfos, su experiencia empírica sin duda está muy delante que la de otras razas.

62. “Bueno, puedes seguir mirando hacia adelante. Puede haber muchas fiestas inesperadas por delante”. (Gandalf)

De modo que el presente no tiene por qué condicionar el futuro de una persona. A menudo ese futuro parece incierto, e incluso inexistente, pero siempre que exista la voluntad de mirar hacia adelanta habrá esperanzas en él. Como ves, las frases de El Señor de los Anillos se conectan entre sí hacia una sola idea.

63. “El mundo está lo suficientemente lleno de heridas y desgracias sin guerras que las multipliquen”. (Warden)

En otras palabras, la guerra trae como consecuencia heridas y desgracias. Sin embargo, es un mal necesario del cual no puede huir. Todo proceso de paz necesita la guerra como mediación. De esta no se puede escapar, así como de sus consecuencias mientras está en pleno apogeo.

64. “El verdadero coraje consiste en no saber cuándo quitar una vida, sino cuándo perdonarla”. (Gandalf)

Estas palabras se las dedica Gandalf a Bilbo cuando le entrega un arma con la quedefenderse. Para entonces, Bilbo nunca ha empuñado una en toda su vida. El regalo lo acompaña Gandalf con esta sabia lección, una que además el hobbit sabe aplicar muy bien más adelante en la historia.

65. “Es cierto, no ves muchas mujeres enanas. Y, de hecho, son tan parecidas en voz y apariencia que a menudo se las confunde con hombres enanos. Y esto, a su vez, a dado lugar a la creencia de que no hay mujeres enanas y que los enanos simplemente brotan de los agujeros del sueño. Lo cual es, por supuesto, ridículo”. (Gimli)

Puede que no sea una de las frases más trascendentes de El Señor de los Anillos, aunque es una que te permite conectarte con el enano Gimli y con su raza. Sin duda, la trilogía no sería lo mismo sin él y sin sus ocurrencias.

66. “Descubrí que son las pequeñas acciones cotidianas de la gente común las que mantienen a raya a la oscuridad”. (Gandalf)

Otra sentencia que mantiene la idea de que no se trata de formar parte de un gran linaje, o tener una corona en la cabeza, o ser especialmente fuerte o inteligente para aportar un grano de arena en el curso de una historia.

67. “Los hobbits son criaturas realmente asombrosas. Puedes aprender todo lo que hay que saber sobre sus costumbres en un mes y, sin embargo, después de cien años aún pueden sorprenderte”. (Gandalf)

Como sin duda no dejaron de sorprender a los lectores y espectadores algunos como Bilbo, Frodo o Sam. Quizá sea la raza creada por Tolkien que mayor empatía o admiración despierta entre los fanáticos de la saga. Te enseñan que las palabras de Gandalf apuntadas hace un momento no están desconectadas del curso de la historia.

68. “La noche cambia muchos pensamientos”. (Aragorn)

Sí, no es una sentencia que tenga un mayor impacto en la trilogía; pero es una que puedes usar en tu día a día. Meditar en algo y no actuar por medio de los impulsos o los sentimientos es algo que caracteriza a varios personajes de la saga. Una de las formas de hacerlo es a través del descanso y el sueño de la noche.

69. “No puede haber triunfo sin pérdida. No hay victoria sin sufrimiento. No hay libertad sin sacrificio”. (J. R. R. Tolkien)

De modo que el triunfo, la victoria y la libertad que se obtienen con la guerra siempre se acompañan de pérdida, sufrimiento y sacrificio. Sin embargo, estas tres cualidades serían mucho peores ante la inacción. La libertad, después de todo, solo se puede ejercer sobre la base de la fuerza.

70.  “No quiero estar en una batalla, pero esperar al borde de una de la que no puedo escapar es aún peor”. (Pippin)

Peregrin Tuk, mejor conocido como Pippin, no destaca por su inteligencia en la historia; sin que ello quiera decir que sea un personaje tonto. Un poco oportunista, irreflexivo y curioso hasta más no poder son algunas de las cualidades de su carácter. Su papel no es secundario, ya que muchas de sus acciones repercuten positivamente en la trama.

71. “El valor será ahora su mejor defensa contra la tormenta que se avecina, eso y la esperanza que traigo”. (Gandalf)

Muchos de los giros argumentales de la obra están cimentados sobre el valor. Un valor que se mantiene a pesar de todos los pronósticos y que florece en el alma de aquellos que se podría pensar que son más débiles. Gandalf siempre es el maestro que representa la esperanza de que un futuro mejor es posible.

72. “No hay nada como buscar si quieres encontrar algo. Ciertamente, casi siempre encuentras algo si miras, pero no siempre es lo que buscabas”. (Thorin)

Palabras que se insertan en El Hobbit y que sin duda se alinean muy bien con el desarrollo de toda la historia. La búsqueda a veces puede llevar hacia algo completamente diferente a lo que se buscaba.

73. “Esa es la naturaleza del mal. Allí, en la basta ignorancia del mundo, se contagia y se propaga. Una sombra que crece en la oscuridad. Una malicia insomne tan negra como la pared de la noche que se aproxima. Así fue siempre. Así será siempre. Con el tiempo, todas las cosas inmundas surgen”. (Thranduil)

Una sombra que crece en la oscuridad es quizá la mejor forma de referirse al mal. Es, además, una sombra contagiosa y que se propaga sin parar. Si no se le hace frente, seguirá avanzando hasta engullir todo lo que lo rodea. Esta es una de las tantas razones que motivan a nuestros personajes a hacerle frente a él por medio de la guerra.

74. “Tomaré el anillo, aunque no conozco el camino”. (Frodo)

Al decir estas palabras Frodo ignoraba por completo toda la aventura que le esperaba. Dolor, sufrimiento y cansancio son algunas de las barreras que encontraría a lo largo de ese camino. Son las palabras que sellan el inicio de la travesía que todos conocemos.

75. “A menudo el odio se lastima a sí mismo”. (Gandalf)

Nuestras frases de El Señor de los Anillos sin duda beben de la sabiduría cada vez que Gandalf aparece. Que el odio se lastime a sí mismo es una de las tantas cartas a favor que tienen los aventureros en pro de cumplir su cometido. Una que, por desgracia, no siempre está a simple vista.

76. “El hombre más poderoso puede ser asesinado por una flecha”. (Pippin)

De manera que, al menos en este aspecto, se asemeja más a un hombre débil de lo que se piensa.

77. “La palabra jurada puede fortalecer el corazón tembloroso”. (Gimli)

Sobre todo cuando esta proviene de alguien a quien se respeta o admira. Cuando la promesa viene de alguien así, el corazón deja de temblar y se planta en él la semilla de la esperanza. Aunque son palabras que salen de la boca de Gimli, es algo que Gandalf practica en un par de ocasiones al conocer su valor.

78. “Ojalá el anillo nunca hubiese llegado a mí. Ojalá nada de esto hubiera sucedido”. (Frodo)

Esta sentencia es la contracara de la frase de Frodo que apuntamos hace un momento. En aquella estaba decidido a portar el anillo hasta su destino, en esta desea que este nunca hubiese llegado hasta sus manos. A pesar de este deseo, no da un paso atrás para su destrucción.

Frodo

79. “La razón de mi mente despierta me dice que ha caído un gran mal y estamos al final de los días. Pero mi corazón dice que no; y todos mis miembros están livianos, y he recibido una esperanza y un gozo que ninguna razón puede negar”. (Faramir)

Sin duda la esperanza es uno de los leitmotiv que encontramos en toda la obra. Un esperanza que se lleva hasta el extremo, ya que algunos eventos de la trilogía nos llevan a pensar que ya no existen razones sólidas para mantenerla.

80. “La guerra nos convertirá a todos en cadáveres”. (Faramir)

Aunque siempre existe esa dosis de esperanza, esta siempre se contrasta con la realidad.

81. “Si alguien pidiera mi opinión, que noto que no es así, diría que estamos tomando el camino más largo”. (Gimli)

Como extra recordemos otras de las frases de Gimli de El Señor de los Anillos: “soy un negado a campo traviesa. Los enanos somos veloces en el llano. Muy peligrosos en distancias cortas”.

82. “Me alegro de estar contigo, Samwise Gamgee, aquí al final de todas las cosas”. (Frodo)

Una de las mejores frases de Frodo que demuestra el aprecio que siente por su compañero. Aunque es verdad que en algunos puntos del camino llega a dudar de esa amistad, en el fondo nunca reniega de ella. Esta escena, tanto en el libro como en la película, es una de las que más recuerdan los admiradores de la trilogía.

83. “Todas nuestras esperanzas están ahora en dos pequeños hobbits, en algún lugar del desierto”. (Gandalf)

Con estas palabras se resume muy bien toda la trama de El Señor de los Anillos. Al final todo se resume al valor, al compromiso y al temple de Frodo y Sam. Sin desvalorar el papel de todos los demás personajes, estos dos son el centro de atención para el desenlace de la historia.

Y con esta última reflexión concluimos las mejores frases de El Señor de los Anillos. Esperamos que leerlas te haya despertado el apetito por el valor de la historia y que hayas podido recoger algunas cosas que hasta ahora no habías visto de ella.

Te podría interesar...
21 frases irrepetibles de la historia del cine
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
21 frases irrepetibles de la historia del cine

No conozco a ninguna persona que no le guste disfrutar del placer de una buena película, de salirse un ratito de sus vidas y de meterse en la histo...



  • López Verísimo, Rubén (2020) El Anillo Único: influencias de la mitología nórdica en la obra de Tolkien. [Trabajo Fin de Máster]
  • Tolkien, J. R. R. (2013). El Hobbit, trad. de Manuel Figueroa. Barcelona: Booket.
  • Tolkien, J. R. R. (2013). El Señor de los Anillos. La Comunidad del Anillo, trad. de Matilde Horne y Luis Domènech. Barcelona: Minotauro.
  • Tolkien, J. R. R. (2013). El Señor de los Anillos. Las dos torres, trad. de Luis Domènech y Matilde Horne. Barcelona: Minotauro.
  • Tolkien, J. R. R. (2013). El Señor de los Anillos. El retorno del Rey, trad. de Luis Domènech. Barcelona: Minotauro