Michel Foucault: biografía y obra

Michel Foucault es uno de los filósofos y psicólogos franceses del siglo XX más influyentes a nivel mundial. Acompáñanos a conocer su vida y obra y cómo su pensamiento contribuyó, en cierta medida, a movilizar a la sociedad.
Michel Foucault: biografía y obra
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Última actualización: 29 agosto, 2022

Michel Foucault ha sido considerado como uno de los grandes pensadores del siglo XX. Este filósofo, psicólogo, teórico social e historiador desarrolló diferentes ideas que marcaron la cultura francesa. Aunque sus aportaciones van más allá de sus fronteras y de los límites entre las diversas áreas en las que destacó.

Muy prolífico, alcanzó la fama y la notoriedad mundial gracias a sus investigaciones sobre numerosas materias como la psiquiatríaDestacan también sus estudios sobre sexualidad humana, el sistema de salud e incluso respecto a las instituciones sociales, con especial incidencia en las prisiones. Y es que este pensador, además de activista, fue una persona muy inquieta y activa en sus investigaciones y estudios. Todo esto quedó reflejado en su obra y en la intensidad que caracterizó su vida.

Foucault es un autor multidisciplinar cuyas aportaciones siguen siendo de gran utilidad en campos muy distintos.

Michel Foucault, primeros pasos

Michel Foucault nació en Poitiers, Francia, el 15 de octubre de 1926. Al ser el hijo de un prestigioso cirujano francés, su familia esperaba de él que siguiera los pasos de su padre. Se crio en una familia que daba un gran valor a los estudios, considerando que el conocimiento era esencial para la persona. Este ambiente le llevaría a asistir a colegios muy importantes, aunque no siempre fue un gran alumno. Obtuvo éxitos y reconocimientos en lo académico, pero también acumuló fracasos.

Foucault estudió en la prestigiosa École Normande Supérieure, escuela en la cual se formaron los mejores pensadores de humanidades y especialistas de Francia. Aunque, para Michel Foucault, su paso por ella fue trágico, ya que sufrió depresión e incluso diversos intentos de suicidio. Por este motivo, recibió tratamiento psiquiátrico ya en su juventud.

Michel Foucault y la psicología

A raíz de su contacto con la psiquiatría como paciente, surgió su otra gran pasión: la psicología. Su prematuro contacto con esta disciplina lo llevó a estudiarla dentro del ámbito académico. Obtuvo su licenciatura en Psicología, además de su formación en Filosofía. Fue tal su prestigio que permaneció como docente en el mismo centro al que había acudido.

Aunque, al poco tiempo, obtuvo una plaza como profesor de psicología en la conocida Universidad de Lille. Más adelante, se incorporó al departamento de Filosofía de la Universidad Clermont-Ferrand, con el fin de finalizar su doctorado. Fue durante este período cuando escribió la mayoría de sus obras de psiquiatría, psicología y salud mental. Siendo las de sexualidad, política y temas sociales posteriores a esta etapa.

Posteriormente, las famosas revueltas de los estudiantes de mayo de 1968 dejaron una importante huella en Michel Foucault, desarrollando un gran activismo político y provocando que se incorporara al departamento de Filosofía de la Universidad Experimental París VIII, una universidad que se había fundado en esos años.

Por último, resultó elegido integrante del cuerpo académico del Colegio de Francia, un puesto de reconocido prestigio que le permitió viajar por todo el mundo impartiendo clases y conferencias, lo que aumentó su participación en la vida política.

Fueron estos años en los que fue acusado de cambiar de opinión y de ideas. Algo que él defendió y consideró un hecho normal al adquirir conocimientos y experiencia. No obstante, esto le llevó a destruir gran parte de su obra y a prohibir la publicación de los escritos que quedaron. Finalmente, tras una vida de vaivenes emocionales y una gran dedicación al estudio y la investigación, Michel Foucault falleció por complicaciones derivadas del sida en el año 1984.

Obra de Michel Foucault

“El saber es el único espacio de libertad del ser”.

-Michel Foucault-

Michel Foucault detectó insuficiencias existentes en las principales corrientes que trataban la psicopatología, en especial, el psicoanálisis, la fenomenología y el evolucionismo. Después, basó su teoría en la interpretación global de la enfermedad mental, desde dos puntos de vista novedosos hasta el momento: el cultural y el social.

Para Foucault, el poder parte de todos los ámbitos de la sociedad y, como consecuencia, propuso analizar las relaciones de poder existentes en el ambiente social, atendiendo a su criterio. Veía en la filosofía y en la investigación armas de análisis que podía construir cambios en la sociedad. Por esta razón, consideraba que el papel de los pensadores era contribuir a la sociedad.

Foucault analizó cómo se construía el sujeto psicológico a partir de los tres saberes fundamentales del hombre:

  • En primer lugar, la psicología y la psiquiatría.
  • En segundo término, los ejercicios de poder, tanto normalizador como institucional.
  • Por último, resaltó el poder de la subjetivación, integrado por el examen, la confesión y la culpabilización moral.

El pensador fue más allá en sus investigaciones, aportando un componente historiográfico que resultaba novedoso. Es decir, decidió dar cuenta de cómo se habían tratado determinadas cuestiones a lo largo de la historia y, de este modo, pudo comprobar y argumentar los cambios que suceden en los distintos periodos. Una visión diacrónica de un problema proporciona una visión objetiva del mismo hecho en el presente.

¿Cómo se ha tratado la locura a lo largo de la historia? ¿Y la sexualidad? ¿Qué conclusiones podemos extraer de ello? Todo esto lo plasmó en sus obras, entre las que destacan: Historia de la locura en la época clásica, Las palabras y las cosas, La arqueología del saber, Vigilar y castigar, Historia de la sexualidad, El nacimiento de la clínica, etc.

La genealogía del poder de Foucault

La genealogía del poder de Michel Foucault analizó el pensamiento económico y otras ciencias humanas para comprender cómo las personas se convirtieron en sujetos en la modernidad. A medida que Foucault se fue dando cuenta de que el poder no es solo represivo, sino productivo, es decir, que produce sujetos, conductas y patrones, cambió sus análisis del poder disciplinario a la biopolítica.

Para continuar con una genealogía de las relaciones de poder, Foucault debió cambiar la concepción de que el poder es represivo y punitivo. Aunque en un principio Foucault investigó el poder disciplinario y sus instituciones de difusión (cárcel, escuela, hospital, etc.), luego recurrió a otra forma de poder: el que desarrolla relaciones de productividad en la vida humana. A esta forma de poder lo llamó “biopoder”.

La constitución de este poder sobre la vida se basó en dos fundamentos esenciales: uno fue establecido durante el siglo XVII e involucró la anatomopolítica (poder disciplinario); otra surgió a fines del siglo XVIII, la biopolítica de la población, que organizaba el poder sobre la vida en su forma colectiva. Este último construía relaciones de poder centradas en los procesos biológicos de la vida: nacimiento, reproducción, crecimiento, productividad, salud, etc.

La división del biopoder estaba destinada a controlar y producir sujetos . No obstante, Foucault destacó las diferencias que componen el poder disciplinario y las prácticas biopolíticas. Estas últimas consideraba al ser humano en su multiplicidad, no en su individualidad, como lo hace el poder disciplinario. Así pues, los individuos se comprendían como constituyentes de una masa global que se ve afectada por diversos procesos.

Las técnicas de la biopolítica exigieron un nuevo conjunto de conocimientos mediante los cuales se buscaba ayudar al control y mantenimiento de la vida. Estas técnicas incluían dispositivos estadísticos, demografía, políticas públicas y legitimidad del discurso. Estos conocimientos proporcionaron mecanismos reguladores que tenían como objetivo principal el equilibrio y la estabilidad.

Por otro lado, mientras la individualización, el castigo y la exclusión de la anormalidad eran las herramientas prácticas del poder disciplinario para controlar y disciplinar, la biopolítica comenzó a utilizar aparatos de seguridad o dispositivos para regular a las masas a través de la noción de equilibrio y normalidad. El principal propósito de estos aparatos era, pues, normalizar la población y asegurarse de que todas las actividades asociadas con el equilibrio y la normalidad funcionaran bien (Guizzo y de Lima, 2015).

Obras principales

Foucault se distinguió por ser un prolífico escritor. A continuación repasamos algunas de sus obras más destacadas e importantes.

1. Historia de la locura en la época clásica

En ella analiza y revisa el tratamiento que se le da a la concepto de la locura a lo largo de toda la historia, haciendo hincapié en la evolución del trato que se le da al enfermo.

2. Las palabras y las cosas

Foucault realiza una reflexión sobre cómo todos los periodos históricos se distinguen por presentar una serie de condiciones fundamentales de verdad que establecen lo que es aceptable, y cómo estas condiciones cambian a lo largo del tiempo.

3. La arqueología del saber

Otra de las obras más relevantes del pensador francés en la que realiza un examen de la funcionalidad y poder de las oraciones como unidades básicas del discurso.

4. Vigilar y castigar

Aquí Foucault se realiza reflexiona sobre el funcionamiento de las instituciones penitenciarias, con la intención de comprender la evolución que a lo largo de los años experimentan las formas en las que se castiga a los convictos.

5. Historia de la sexualidad

Esta obra revisa la utilización de la sexualidad como un régimen de poder, así como el uso de los placeres sexuales a lo largo de la historia.

Para concluir, Michel Foucault ha sido considerado uno de los grandes pensadores de la Francia del pasado siglo. Su pensamiento influyó enormemente en la filosofía y la psicología del siglo XX. Además, hoy en día, muchas de sus obras siguen editándose y generando impacto en la sociedad.

Te podría interesar...
Jean-Paul Sartre: biografía de un filósofo existencialista
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Jean-Paul Sartre: biografía de un filósofo existencialista

Jean-Paul Sartre fue un filósofo existencialista, novelista y activista social que nos legó una obra universal como fue La náusea.



  • Chand, S. P., Arif, H., & Kutlenios, R. M. (2021). Depression. StatPearls. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK430847/
  • Foucault, M. (1990). Vigilar y castigar: nacimiento de la prisión. Siglo XXI.
  • Foucault, M. (1997). La arqueología del saber. Siglo XXI.
  • Foucault, M. (2002). Historia de la sexualidad: el uso de los placeres (Vol. 2). Siglo XXI.
  • Foucault, M. (1968). Las palabras y las cosas: una arqueología de las ciencias humanas. Siglo XXI.
  • Foucault, M. (1978). El nacimiento de la clínica: una arqueología de la mirada médica. Siglo XXI.
  • Guizzo, D., & de Lima, I. V. (2015). Foucault's contributions for understanding power relations in British classical political economy. EconomiA16(2), 194-205.
  • Wylie, K. (2007). Sexuality: its not just sex. Journal of the Royal Society of Medicine100(7), 300-300.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.