Milton H. Erickson y las nuevas teorías sobre la hipnosis

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 4 diciembre, 2018
Edith Sánchez · 4 diciembre, 2018

A Milton Erickson se le considera el padre de la hipnosis moderna, ahora llamada hipnoterapia. Este médico y psicólogo estadounidense fue pionero en la creación y aplicación de nuevas formas de hipnoterapia. Su influencia fue decisiva para el avance de esta técnica. También destacó como terapeuta familiar.

Milton Erickson nació en Nevada (Estados Unidos), en 1901. En su tiempo la hipnosis todavía era considerada una técnica esotérica o circense, pero logró que se superaran esas supersticiones y que se convirtiera en una herramienta terapéutica de probada validez.

Tú sientes un poema, sientes una pintura, logras la sensación de una estatua. Sentir es una palabra muy significativa. No sólo sentimos con los dedos, sino con el corazón, con la mente”.

-Milton Erickson-

No quiso identificarse con una corriente de psicología en particular. Sin embargo, en su trabajo se ve la influencia de varias escuelas, en especial la conductista. Fue el primer presidente de la Sociedad Norteamericana de Hipnosis Clínica y alcanzó un gran prestigio entre los psicólogos de su tiempo.

Los orígenes de Milton Erickson

Milton Erickson no tuvo una vida fácil. Era hijo de unos granjeros pobres y afrontó diversos problemas de salud desde que nació. Tuvo un retraso en el desarrollo del habla, que solo pudo alcanzar hasta los 4 años. A esa edad fue diagnosticado como disléxico. También era daltónico y sufría de sordera tonal.

Milton H. Erickson en su infancia

Una de las experiencias más difíciles de su vida tuvo lugar cuando tenía 17 años. A esa edad contrajo poliomielitis y quedó completamente paralizado. Solo podía mover los ojos. Los médicos perdieron la esperanza. Aún así, Erickson pensaba que era posible mejorar. Para lograrlo, se volvió muy atento a las sensaciones de su cuerpo para potencializarlas.

Al mismo tiempo, su estado lo obligó a convertirse en un excelente observador. Mientras convalecía, también intentaba percatarse de todo lo que ocurría a su alrededor. Eso le permitió detectar y comprender muchos aspectos del lenguaje no verbal. Con enorme esfuerzo, volvió a aprender a caminar imitando a su hermana menor, quien estaba dando sus primeros pasos.

La formación de Milton Erickson

A pesar de sus grandes limitaciones, Milton Erickson logró formarse como médico y psicólogo. Durante este período tuvo un acercamiento a las teorías de sugestionabilidad de Clark L. Hull. Quedó fascinado y esto lo llevó a investigar cada vez más a fondo el tema de la hipnosis.

Con el tiempo, Milton Erickson se mostró crítico frente a las prácticas de Hull. Así mismo, estudió la obra de Sigmund Freud, pero también se apartó de sus planteamientos básicos. Creía en la hipnosis como herramienta terapéutica, pero tenía su propia visión acerca del inconsciente y era partidario de dar un lugar más activo al paciente.

Al mismo tiempo, Milton Erickson comenzó a desarrollar un profuso trabajo terapéutico con las familias. Esto lo convirtió en uno de los más importantes puntales de las terapias sistémicas y familiares.

Milton Erickson y la hipnosis moderna

Para Milton Erickson la intervención terapéutica no podía ser un esquema que se aplicara indistintamente con los pacientes. Destacaba el valor de la singularidad y la particularidad. Por eso su postulado básico era que cada proceso era diferente y, por lo mismo, debía ser asumido de una forma específica. En otras palabras, implementaba unas técnicas distintas con cada paciente.

Para Milton Erickson lo fundamental era ayudar a sus pacientes para que superaran los síntomas que los aquejaban. Para ello empleaba todos los medios que estuvieran a su alcance, aunque fueran poco ortodoxos. Por eso llegó a tener fama de gurú, e incluso de mago.

A diferencia de Freud, para Milton Erickson el pasado no tenía mayor importancia. Pensaba que lo decisivo era concentrarse en el ahora y, particularmente, en la solución de los problemas presentes. A partir de la hipnosis desarrolló enfoques que se mantienen hasta hoy en día. Entre ellos, la programación neurolingüística y la terapia breve centrada en soluciones.

Otros aportes de Milton Erickson

Pese a que Milton Erickson hizo de la hipnosis su principal herramienta terapéutica, con los años comenzó a restarle importancia a esa técnica. En cambio de ello, paulatinamente fue dándole mayor relevancia al lenguaje como instrumento de transformación.

Milton Erickson fue sobre todo un psicólogo clínico. No le interesaba el desarrollo de nuevas teorías, sino de nuevas prácticas que fueran altamente eficaces para aliviar el sufrimiento de las personas.

A los 50 años, sufrió un nuevo ataque de poliomielitis. A pesar de que su condición era difícil, aprovechó esta nueva experiencia para analizar las sensaciones y proponer métodos para el manejo del dolor. Todo ello quedó condensado en un libro de su autoría. Murió a los 78 años, habiendo aprovechado hasta el último día de su vida.

  • Erickson, M. H. Rossi. EL (1977). Autohypnotic Experiences of Milton H. Erickson. The American Journal of Clinical Hpnosis20(1), 36-54.
  • Haley, J. (1980). Terapia no convencional: las técnicas psiquiátricas de Milton H. Erickson. Amorrortu.
  • O'Hanlon, William Hudson. Raíces profundas: principios básicos de la terapia y de la hipnosis de Milton Erickson. Vol. 25. Grupo Planeta (GBS), 1993.
  • Rosen, S., Wolfson, L., & Eickson Milton, H. (1987). Mi voz irá contigo: los cuentos didácticos de Milton H. Erickson.