El modelo Radex de la inteligencia

La inteligencia ha sido definida a lo largo de la historia de distintas maneras. Hoy queremos hablar de una de ellas: el modelo Radex ¿En qué consiste? ¡En este artículo te lo contamos!
El modelo Radex de la inteligencia
Gorka Jiménez Pajares

Escrito y verificado por el psicólogo Gorka Jiménez Pajares.

Última actualización: 19 enero, 2023

La inteligencia es un constructo muy estudiado. Los profesionales de la psicología llevan años construyendo teorías y sistemas, como el modelo Radex, que permitan definir qué es la inteligencia y cómo evaluarla. Ya en el siglo XIX, con el nacimiento de la psicología, la inteligencia se convierte en diana de investigación.

Las áreas especializadas de la psicología que se han encargado de investigar al respecto son tres: la psicología diferencial, que se encarga de investigar acerca de los elementos que, aunque comunes a las personas, nos hacen diferentes (como la personalidad); la psicología del desarrollo, cuyo objetivo es el estudio de las personas a lo largo del ciclo vital; y la psicología cognitiva, encargada de investigar acerca de los procesos psíquicos, en especial las funciones ejecutivas.

«El verdadero signo de la inteligencia no es el conocimiento, sino la imaginación».

-Albert Einstein-

Hombre pensando
El sociólogo Louis Guttman es el autor del modelo Radex.

¿Qué es la inteligencia?

La inteligencia es estudiada desde dos facetas: por un lado, constituye una habilidad del ser humano y, por el otro, puede adoptar la forma de conducta en respuesta al contexto. De hecho, la definición de la inteligencia difiere según el autor que la estudia. Veamos algunas de las descripciones más famosas:

  • Para Burt, es una capacidad de tipo general. Se estructura en una jerarquía, desde los niveles superiores y más generales(como el factor g) hasta los niveles más puramente sensitivos, como la percepción (las aptitudes sensoriales y motoras básicas).
  • Para Gardner, hay siete inteligencias. De hecho, pueden denominarse talentos. Son la inteligencia lingüística, la lógico-matemática, la espacial, la musical, la cinético-corporal, la inter e intrapersonal, la naturalista y la existencialista.
  • Sternberg habla de una inteligencia de tipo práctico que alude a nuestra capacidad para adaptarnos a entornos cambiantes con el fin de sobrevivir. Para este autor, la inteligencia sería equivalente a la conducta adaptativa y esta depende tanto de la persona como del contexto.
  • Para Eysenck, la inteligencia es biológica. En concreto, se refiere a la capacidad de nuestros cerebros de procesar y transmitir el máximo número de información, con el mínimo error posible. La inteligencia para Eysenck es cuestión de eficiencia neuronal.

Las investigaciones científicas sobre la inteligencia nos ha proporcionado datos sorprendentes. Aunque a lo largo de la vida los porcentajes varíen, heredamos sobre un 40/70 % la inteligencia de nuestros padres.

Ahora, ¿qué ocurre con el porcentaje restante? Para los expertos, ese 30/60 % de la inteligencia inexplicada por la herencia se desarrolla en función del ambiente, de nuestras experiencias vitales y de los desafíos que nos pone la vida. Ahora que conocemos qué es la inteligencia vamos a bucear en el modelo Radex.

El modelo Radex: innovación en inteligencia

El modelo Radex nace de la mano de Louis Guttman, sociólogo y profesor de evaluación psicológica que impartía clases en la Universidad de Jerusalem. Para él, la inteligencia se define como una conducta. En concreto, una conducta que puede observarse en diferentes campos y dominios según las capacidades que estos requieran.

El modelo Radex surge en los años 60 gracias a la innovación en las técnicas estadísticas de análisis factorial. Para el autor, la inteligencia puede representarse en forma de círculos o anillos concéntricos.

En el nivel más profundo de dicho círculo encontraríamos al factor g de inteligencia (la capacidad general de las personas), antes de llegar a la periferia del círculo encontraríamos el primer anillo, el círculo Simplex y en la periferia se situaría el siguiente anillo, el círculo Circumplex. Veamos en qué consisten uno por uno.

El círculo Simplex

La inteligencia podemos describirla en función de cómo la medimos. Si lo que medimos es la capacidad para resolver un laberinto, para completar series de letras o para resolver cálculos de aritmética, la inteligencia estará en función de lo rápido y lo bien que lo hagamos.

Así, en este círculo se organizan los tests en función del grado de complejidad que entrañan. Entre las diferentes tareas que evalúan los tests del círculo Simplex están los problemas de aritmética (es decir, la inteligencia numérica), las construcciones a través de cubos (la inteligencia visual-espacial) y las tareas de vocabulario (la inteligencia verbal).

El círculo Circumplex

Este círculo representa el siguiente anillo. Los tests que engloba se encuentran organizados en función de lo similares que sean sus contenidos. Aquí podemos encontrar operaciones con números y tareas de laberintos (inteligencia cuantitativa), tareas de armar objetos, o de completar figuras (inteligencia visual-espacial); y los tests de comprensión y de semejanzas (inteligencia verbal).

Mano sujetando cerebro
En el modelo Radex, la inteligencia se representa en forma de círculos o anillos concéntricos.

El Radex o espacio inteligente

A la combinación de los círculos o anillos Simplex y Circumplex, Guttman lo denomina Radex. El Radex hace referencia a la «expansión radial de la complejidad». Podemos explicarlo así: toda circunferencia tiene un radio; en este sentido, en función de lo cercanas o lejanas que estén las habilidades que requieren las tareas respecto al centro de la circunferencia (el factor g), más o menos complejas serán estas.

Así, se es más o menos inteligente en función de la posición que, tras resolver los tests, se adopte en el radio de la circunferencia.

«En un espacio Radex, cada test viene definido por una posición en el espacio circular de acuerdo al criterio de complejidad y contenido».

-Mª del Carmen Carbajo-



  • Paniagua, S. Á. M. (2023). Introduccion Al Estudio De Las Diferencias Individuales (2 Ed.). Sanz Y Torres, S.l.
  • Carbajo Vélez, M. (2011). Historia de la inteligencia en relación a las personas mayores. Tabanque: Revista pedagógica, (24), 225-241.
  • Cock, M. R., Matute, E., & Jurado, M. B. (2008). Las funciones ejecutivas a través de la vida. Revista neuropsicología, neuropsiquiatría y neurociencias, 8(1), 23-46.
  • Castaño, E. F., & Espada, A. Á. (2005). Modelos circumplex de la conducta interpersonal en Psicología Clínica: desarrollos actuales y ámbitos de aplicación. Apuntes de Psicología, 23(2), 183-196.
  • Yela, M. (1981). Inteligencia, herencia y ambiente.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.