La teoría triárquica de la inteligencia de Sternberg

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Marián Carrero Puerto
· 29 marzo, 2019
En la teoría triárquica de la inteligencia de Sternberg, el autor describe tres tipos de inteligencia: analítica, creativa y práctica. Cada una de ellas se relaciona con un aspecto muy concreto.

A pesar de que casi todos creemos tener claro el concepto de inteligencia, numerosas han sido sus definiciones a lo largo de la historia. Son muchos los expertos que han desarrollado una teoría sobre la inteligencia, como por ejemplo, Binet, Weschler, Spearman, Catell o Sternberg, entre otros.

En este caso, vamos a centrarnos en la perspectiva de Robert Sternberg, psicólogo y profesor de la Universidad de Yale. Sternberg define la inteligencia desde el punto de vista de la psicología cognitiva como «la actividad mental dirigida hacia la adaptación intencional, selección o transformación de entornos del mundo real relevantes en la propia vida«.

De esta forma, podemos decir que Sternberg concibe la inteligencia como una relación del individuo con el contexto a nivel cognitivo con el objetivo tanto de adaptarse al mismo como de transformarlo, dependiendo de la circunstancia.

Ahora bien, el autor fue mucho más allá y elaboró una teoría conocida como la teoría triárquica de la inteligencia, según la cual existen tres tipos de inteligencia:

  • Inteligencia analítica.
  • Inteligencia creativa.
  • Inteligencia práctica.

«Solo la inteligencia se examina a sí misma».

-Jaime Balmes-

Hombre con gafas pensando

Aspectos fundamentales de la teoría triárquica de la inteligencia

Como hemos comentado, Sternberg habla de tres tipos de inteligencia: la analítica, la creativa y la práctica. Cada una de ellas forma parte de tres subteorías parciales que se complementan entre sí: la componencial, la experiencial y la contextual. 

«Un hombre sabio se buscará más oportunidades de las que se le presentan».

-Francis Bacon-

A continuación nos basaremos en la descripción de Elizabeth, J.R. y Gregorio, P. (2008) para desarrollar y explicar la teoría de Sternberg. Profundicemos.

La relación de la inteligencia con el mundo interno del individuo: los componentes de la inteligencia

La teoría triárquica de la inteligencia describe la relación de la inteligencia con el mundo interno del individuo a través de los componentes o procesos mentales que están implicados en el pensamiento. Estos componentes son de tres tipos:

  • Metacomponentes: se trata de los procesos ejecutivos usados para planificar, controlar y evaluar la solución de los problemas o tareas.
  • Componentes de ejecución: son los procesos de nivel más bajo de todos los implicados en hacer efectivos o ejecutar los mandatos de los metacomponentes.
  • Componentes de adquisición del conocimiento: son aquellos procesos utilizados, en primer lugar, para aprender a solucionar los problemas.

Estos tipos de componentes son altamente interdependientes y en conjunto forman lo que el autor llama inteligencia analítica.

La relación de la inteligencia con la experiencia individual: facetas de la inteligencia humana

Los tres tipos de componentes de procesamiento de la información se aplican a tareas y situaciones que varían en cuanto a los niveles de experiencia individual para con ellos. Cuando una tarea se presenta por primera vez es novedosa, pero por medio de sucesivas experiencias se va automatizando.

Este tipo de inteligencia es la que Sternberg denomina como inteligencia creativa.

El contexto de la inteligencia: funciones del autogobierno mental

En esta teoría, la inteligencia cotidiana, la de cada día, se define como la selección y modificación de los ambientes del mundo real que son relevantes en nuestra vida y para nuestras aptitudes, siempre bajo una finalidad adaptativa.

Primero se elige la adaptación y, si esta falla, se opta por la selección o moldeamiento. Es el último tipo de inteligencia definida por Sternberg en su teoría: la inteligencia práctica.

«Alguien inteligente aprende de la experiencia de los demás».

-Voltaire-

Mujer pensando en el balcón

La persona inteligente busca la experiencia que desea realizar

Hemos querida destacar esta bonita frase de Aldous Huxley porque relaciona la inteligencia con el deseo personal de cada uno de nosotros. Algo que debería tenerse en cuenta en el ámbito educativo. De hecho, uno de los principales objetivos de este contexto debería ser la búsqueda y el desarrollo de la inteligencia múltiple, la inteligencia emocional y la inteligencia triárquica.

Estas inteligencias constituyen los factores principales que nos ayudan a generar y desarrollar habilidades emocionales, cognitivas y muchas más que se encuentran aletargadas en multitud de ocasiones en cada uno de nosotros.

El hecho de poder contar con teorías sobre la inteligencia que nos proporcionan diferentes métodos de estudio de la misma nos pueden servir de mucho, siempre que las utilicemos correctamente. Es más, si los profesionales de la educación son conocedores de ellas, sería muy recomendable su uso en los contextos educativos, para que, más adelante, puedan ser aplicadas en el día a día.

  • Jiménez Rey, E. M., & Perichinsky, G. (2008). La teoría triárquica de la inteligencia de sternberg aplicada a la creación de programas. In X Workshop de Investigadores en Ciencias de la Computación.