Neópatas: los psicópatas de las redes sociales y el germen del odio

Los neópatas usan las redes sociales para demostrar su odio. En ocasiones, tras estos comportamientos se esconden rasgos psicopáticos y personalidades capaces de cometer delitos criminales mientras emiten en directo dichos actos.
Neópatas: los psicópatas de las redes sociales y el germen del odio
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 19 Mayo, 2021.

Última actualización: 19 Mayo, 2021

Los psicópatas o esas figuras que entran dentro del espectro del trastorno de la personalidad antisocial han encontrado en las nuevas tecnologías un escenario de gran utilidad. Los neópatas se valen de las redes sociales para visibilizar su odio, para atacar e incluso para publicar sus delitos o crímenes. A pesar de lo novedoso del término estamos ante un fenómeno de gran trascendencia.

Asesinos, terroristas y violadores hacen de Facebook su ventana. En Estados Unidos son muy frecuentes este tipo de hechos delictivos. Estos medios cuentan con millones de usuarios en todo el planeta y hay, efectivamente, mentes que necesitan “ser alguien” por un día y tener a una amplia audiencia ante la que mostrar su obra, su crimen, su atentado brutal.

En un escenario digital donde a menudo cabe todo y apenas hay filtros, estos actos están siendo cada vez más frecuentes desde la última década. No obstante, si dramático es que existan personalidades capaces de llevar a cabo estos actos, igual de tenebroso es pensar que siempre hay alguien que desee ver en directo este tipo de situaciones.

Neópata es la conjunción de las palabras griegas neo (nuevo) y pathos (sufrimiento). Estamos ante un perfil que se deleita causando dolor a través de las redes sociales.

hombre con capucha ante ordenador para simbolizar a los neópatas

Neópatas: definición y características

Hay quien señala que el mal siempre haya mecanismos y caminos de lo más sofisticados para abrirse paso. Lo cierto es que en esta época, la criminalidad se vale del universo cibernético cada vez con mayor frecuencia. Es una alianza altamente compleja y difícil de controlar. Un ejemplo, en los últimos años buena parte de las violaciones que se cometen se graban en los teléfonos móviles.

Hay personas que salen a la calle para buscar víctimas al azar a las que agredir —o incluso matar— para después subirlo a las redes sociales. Recordemos también la masacre acaecida en el 2019 en Nueva Zelanda. Brenon Tarrant de 28 años, asesinó a 49 personas que acudían a la iglesia, mientras lo grababa todo en una cámara GoPro y lo emitía en directo en Facebook Live. Aquello duró 17 minutos y la emisión no se interrumpió en ningún momento.

Los delitos en —y a través— de las redes sociales son un fenómeno común y esto nos obliga a replantearnos muchas cosas. Desde la Universidad de Wrocław (Polonia), por ejemplo, se preguntaron en un estudio si buena parte de esos comportamientos agresivos que vemos en el universo en línea esconden a un perfil psicopático detrás.

Después de una meticulosa investigación pudo verse que buena parte de esas personas que llevan a cabo comportamientos como el trolling, el acoso cibernético o el discurso de odio tenían rasgos de la tríada oscura. Ahora bien, no todos los psicópatas son asesinos. Solo una pequeña parte de ese porcentaje es el que más tarde puede cruzar esa línea más peligrosa.

¿Quiénes son los neópatas?

Internet puede ser a veces ese instrumento que actúa como aliado para el narcisista y el psicópata. Los neópatas son esas personas que utilizan la red para expresar su odio y sobre todo trastornos mentales subyacentes. Es decir, no solo estaríamos ante alguien con unas características psicopáticas. Podemos tener a personas psicóticas, con esquizofrenia, delirios, una elevada agresividad o frustración contenida…

Asimismo, hay un hecho innegable que los diferencia de los delincuentes comunes: quieren ser visibles, ansían tener popularidad a través de sus actos sin temer las consecuencias. Por otro lado, si bien es cierto que el término neópata no constituye ninguna etiqueta clínica que aparezca como tal en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, sí describe una realidad en la que se integran múltiples condiciones patológicas.

Describimos ahora sus características.

¿Cómo los identificamos?

Los neópatas suelen ser hombres jóvenes. Este es el perfil más recurrente. Nativos digitales que empiezan usando las redes sociales como altavoz para publicar su odio, para atacar a determinadas personas y hacer incluso campañas de humillación contra colectivos.

  • Evidencian rasgos claramente narcisistas: ansían captar la atención de los demás mediante las nuevas tecnologías. Necesitan lograr fama en ese universo virtual.
  • Buena parte de los neópatas tienen un historial muy particular. No han construido vínculos saludables con su entorno social. Pueden haber sufrido maltratos en la infancia, desatención parental y a menudo también es común que hayan padecido bullying en la escuela.
  • Sus referentes intelectuales suelen ser extremos: nazismo, asesinos en serie, criminales, etc.
  • Son personas inestables, con trastornos mentales latentes y con un bajo control de impulsos.
hombre con capucha ante ordenador para simbolizar a los neópatas

Tipos de psicópatas de las redes sociales

No hay un solo tipo de neópata. No todos cometerán asesinatos en masa, como sucede por ejemplo en Estados Unidos con elevada frecuencia. Este nuevo fenómeno social suele manifestarse de varias maneras. Los analizamos:

  • Los impostores. Este tipo de comportamiento es uno de los más comunes: son personas que suplantan identidades para tomar contacto con sus víctimas y ganarse su confianza.
  • Los reactores. También muy común. Son esos perfiles que reaccionan ante una publicación, noticia o comentario de una persona puntual y no dudan en manifestar todo su odio y desprecio a través de las redes sociales. En ocasiones, esa agresión virtual puede saltar al mundo real.
  • Neópatas depredadores. El depredador virtual empieza su cacería a través de este universo para captar víctimas a las que más tarde agredirá.
  • Los fantasiosos. En este caso, solemos ver a personas que no dudan en manifestar abiertamente sus deseos y fantasías más violentas: describen violaciones, asesinatos… No los cometen, solo fantasean con ellos (pero pueden dar el salto).
  • Los informadores. Por último, y ya de manera más puntual, encontramos a esos perfiles más adversos. Son los neópatas que cruzan la línea de la criminalidad y cometen asesinatos que, más tarde publican o que emiten en directo. Su anhelo, es informar en directo de lo que están haciendo para adquirir fama.

Para concluir, hay algo que debemos considerar. En vista de que este tipo de actos no dejarán de sucederse, es vital que plataformas como Facebook, Instagram, Twitter o Reddit pongan mayores filtros para prevenir este tipo sucesos. La propagación de videos de contenido violento es algo que no debemos permitir ni difundir.

Te podría interesar...
Ted Bundy, el psicópata perfecto
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Ted Bundy, el psicópata perfecto

Biografía de uno de los mayores asesinos en serie de los EE.UU. y repaso de los asesinatos por los cuales fue ejecutado en la silla eléctrica.



  • Sorokowski, P., Kowal, M., Zdybek, P., & Oleszkiewicz, A. (2020). Are Online Haters Psychopaths? Psychological Predictors of Online Hating Behavior. Frontiers in psychology11, 553. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2020.00553
  • Kircaburun, K., & Griffiths, M. D. (2018). The dark side of internet: Preliminary evidence for the associations of dark personality traits with specific online activities and problematic internet use. Journal of behavioral addictions7(4), 993–1003. https://doi.org/10.1556/2006.7.2018.109