Neuróbica: la gimnasia para el cerebro

25 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Marián Carrero Puerto
La neuróbica hace al cerebro más ágil y flexible. Rompe los esquemas mentales automatizados o habituales para despertar zonas del cerebro que permanecen dormidas, potenciando nuestra capacidad cerebral.
 

Vivimos en una sociedad en la que el culto al cuerpo se magnifica y estamos obsesionados con realizar ejercicio físico para llegar a ser, de alguna manera, escultores de nuestro cuerpo. Pero, ¿qué pasa con nuestro cerebro? ¿Existe algún deporte para él y para mantenerlo en forma? ¿Te gustaría aprender a ejercitarlo? En este artículo hablaremos sobre Neuróbica, la gimnasia para el cerebro.

Es bueno cuidarse a nivel físico, pero no podemos dejar de lado nuestro cerebro, por tener un valor incalculable como centro de operaciones. Por ello, nuestro cerebro también necesita ejercitarse y gracias a la neuróbica podemos conseguirlo.

Los ejercicios que propone la neuróbica podemos ajustarlos dependiendo de la población objetivo. De esta forma, se potencian diversas facultades según el rango de edad. Así, podemos encontrar ejercicios tanto para niños pequeños como para personas adultas o de edad más avanzada.

“Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro”.

-Santiago Ramón y Cajal-

Cerebro haciendo deporte

Definiendo la neuróbica

La gimnasia metal, gimnasia cerebral o neuróbica son un conjunto de ejercicios, problemas y rompecabezas mentales que mejoran el rendimiento mental. Fue propuesto por Lawrence Katz y Manning Rubin, neurobiólogos de la Universidad de Duke.

 

Estos autores proponen la neuróbica como un programa de ejercicios que conciben al cerebro en un grupo de músculos que debe ser estimulado a través de cambios rutinarios y mediante una batería de ejercicios que mantienen una salud mental óptima con el paso del tiempo.

Según Katz y Rubin (1999), la neuróbica es muy diferente a otros tipos de ejercicio para el cerebro, que normalmente involucran acertijos lógicos y sesiones aisladas.

En lugar de eso, los ejercicios de neuróbica usan los cinco sentidos, de tal forma que realzan y generan diferentes caminos naturales que el cerebro posee, para de esa forma, forjar nuevas asociaciones entre los diferentes tipos de información. Deliberadamente, crear nuevos patrones asociativos es parte central de neuróbica.

“El cerebro es un musculo que puede mover el mundo”.

-Stephen King-

¿Qué tipo de ejercicios propone?

Los ejercicios gimnásticos que propone la neuróbica involucran a los hemisferios cerebrales, los movimientos corporales, los sentidos, en especial a los ojos, estimulan la mielina y mejoran el aprendizaje.

Proponen los siguientes objetivos: promover el buen estado físico de las personas, la calidad de sus movimientos, fortalecer capacidades psicológicas y cognitivas, ayuda a la comunicación entre cerebro y cuerpo, elimina estrés y tensiones del organismo.

Se pueden realizar infinitud de ejercicios, cuanto más creativos seamos el abanico de posibilidades será más amplio. Por citar algunos ejercicios:

 
  • Realizar sudokus y rompecabezas, cronometrando el tiempo para ver cuanto hemos progresado.
  • Aprender palabras nuevas e incorporarlas en próximas conversaciones.
  • Cambiarnos el reloj de mano.
  • Identificar la hora en un espejo.
  • Andar hacia atrás por nuestra casa (¡con cuidado!).
  • Cepillarnos los dientes o peinarnos con la mano no dominante.
  • Observar fotografías al revés para ver nuevos detalles.
  • Utilizar el móvil con la mano menos habitual.
  • Vestirnos con los ojos cerrados.
  • Cambiar el camino para ir al trabajo, a casa, a la escuela,…

En definitiva, ejercicios que rompan con nuestras rutinas y conductas automáticas que hagan trabajar a nuestro cerebro.

“La parte del cuerpo más sana es la que más se ejercita”.

-Séneca-

Mujer haciendo sudoku

¿Qué conseguimos con estos ejercicios?

Durante mucho tiempo, se pensó que el cerebro realizaba conexiones neuronales nuevas exclusivamente en la edad infantil. Katz concluyó que el cerebro asigna y procesa los aportes sensoriales necesarios, generando nuevas estructuras y conexiones en distintos períodos etarios de la vida. Con esta serie de ejercicios podemos:

  • Crear nuevas conexiones (sinapsis) a nivel cerebral, por medio de la experimentación de nuevas actividades de la vida diaria.
 
  • Estimular la producción o regeneración de nuevas redes neuronales, por medio de la red sensorial.
  • Inducir la producción de neurotrofinas o moléculas específicas que favorecen la supervivencia de las neuronas.

La práctica de la gimnasia cerebral es importante porque ayuda a utilizar la totalidad del cerebro y el cuerpo, mejora la concentración, el equilibrio, el pensamiento, la memoria, la creatividad, la audición, la atención, la percepción y la concentración.

Por ello, “se considera una estrategia que potencia aptitudes y actitudes para el aprendizaje, ayuda a prevenir y remediar deficiencias motoras, problemas de comportamiento, oralidad, escritura e hiperactividad” (Orellana, 2010).

Gracias a los ejercicios que propone la neuróbica es posible desarrollar nuevas estructuras y conexiones cerebrales. Además, con las técnicas de neuróbica, podemos prevenir la aparición de diversos desórdenes neurodegenerativos en el ser humano, enfermedades como el alzhéimer, la depresión y el Parkinson.

 
Aguirre Vargas, I. (2012). Gimnasia cerebral para niños de 4 a 5 años como instrumento de estimulación de las capacidades (Bachelor's thesis, Universidad del Azuay). Díaz Bravo, L. E., & Chapoñan Guivar, K. (2017). Propuesta de estrategias basada en Gimnasia Cerebral para potenciar procesos de atención en estudiantes del nivel inicial, Chiclayo 2014. Novoa López, MH (2018). Diseño y aplicación de un programa para el desarrollo de la creatividad y la influencia en la calidad de los resultados académicos 2018. Orellana, R. (2010). Gestión de la calidad en aprendizajes significativos. 2da. Edición. Lima, Perú: Gráfica Ángeles S.A.C.