"No valoran mi trabajo": ¿qué hacer?

Si sospechas que tu jefe no te tiene en consideración, quizás sea el momento de hacer algo para cambiar la situación. Estas ideas te ayudarán a identificar el valor que puedes suponer para tu empresa y no morir en el intento.
"No valoran mi trabajo": ¿qué hacer?
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Última actualización: 01 febrero, 2022

No sentirse valorado en el trabajo es algo que puede minar nuestra moral fácilmente. Y no solo en el ámbito laboral, sino en cualquiera de los aspectos de la vida. Tampoco es cuestión de recibir una palmada en la espalda, pero es cierto que el refuerzo positivo, en ciertos momentos, puede ser como maná caído del cielo. ¿Tú también has pensado alguna vez “no valoran mi trabajo”?

Al fin y al cabo, según la pirámide de Maslow, el aprecio es una importante necesidad de cada individuo. Y centrándonos en un contexto profesional, lo normal es que busquemos un reconocimiento a partir de resultados favorables con los que dar sentido a nuestros esfuerzos.

Pero, ¿qué ocurre si nuestro jefe no nos valora? Pues que no solo notaremos un cambio en nuestra situación profesional; también en nuestro estado psicofísico, ya que su aprobación es muy importante para cualquier empleado.

¿Cómo saber si tu jefe te valora?

Pues bien, ¿cuál es la forma de saber si nuestro jefe valora nuestro trabajo? Podemos basarnos en una serie de pistas y actitudes para intentar averiguarlo sin preguntárselo directamente:

  • Delega en ti responsabilidades. Si ves que tu jefe te da encargos de responsabilidad y busca que hagas todo por tu cuenta y con autonomía, no te lo tomes como una afrenta. Más bien, todo lo contrario, ya que es una buena señal que indica que tu jefe valora mucho tu trabajo.
  • Te mira a los ojos. Esto puede ir en el carácter de cada uno, pero por lo general si tu jefe no se distrae y te mira a los ojos cuando hablas, es bueno. Al fin y al cabo, no quiere perder detalle de lo que le estás diciendo, ya que valora mucho tu criterio.
  • Tiene en cuenta tu opinión. Y al igual que tu criterio para desempeñar tu trabajo, tu jefe también podría valorar tu opinión. Esto es otra buena señal que indica que tu superior tiene muy en cuenta tus consideraciones.
  • Cuando se comunica contigo, lo hace en persona. Es muy común que nuestros superiores se comuniquen con nosotros por medio de mails, llamadas y otros sistemas telemáticos. Por eso, cuando tu jefe se comunica contigo en persona, querrá decir que te ve como una pieza importante de su proyecto.
  • No te hace cumplidos. Si no te hace cumplidos, tampoco te tires de los pelos. Es más, se podría decir que los jefes rara vez dan palmaditas en la espalda a sus empleados mejor considerados. Y si tiene que hacer algún cumplido, lo más probable es que lo haga en la intimidad.



Empleado adulador hablando con su jefa

¿Qué hacer cuando “no valoran mi trabajo”?

Y si tu jefe no te ha mandado ninguna de estas señales, puede ser que realmente no te valore como crees que te mereces. Si te estás preguntando qué hacer a partir de aquí, te damos unos cuantos consejos que te podrían resultar útiles en el ámbito laboral:

  • Mantén tu personalidad. Por mucho que sientas la tentación de agradar a todo el mundo, es mejor evitarlo. Por lo general, a la gente no le gusta ese tipo de persona que modifica su comportamiento para conseguir aceptación. Y mucho menos, a tu jefe.
  • Acepta los límites de los demás. Es muy recomendable generar vínculos con los compañeros y compañeras del trabajo, así como con tu jefe, en la medida de lo posible. Pero eso no quita que haya que respetar unos ciertos límites. Cuantos antes dejes claro que sabes respetarlos y los valoras, mejor consideración tendrás dentro de la empresa.
  • Sé productivo. Nadie quiere tener en su plantilla a un trabajador que no sea productivo. Incluso cuando haces lo que se te pide, nunca está de más ser proactivo y proponer nuevas ideas.
  • Cumple con tu horario. Ni que decir tiene que debes cumplir tu horario a rajatabla. Porque, más allá del ámbito laboral, a nadie le gusta la gente que no es puntual ni formal.
  • Conoce a tus compañeros. Teniendo en cuenta los límites que se deben respetar en cada persona, conocer a tus compañeros de trabajo siempre te facilitará crecer dentro de la empresa. Al fin y al cabo, serás valorado por tus semejantes, y eso hace que sea más sencillo ser valorado por tus superiores.
  • Presta ayuda. Todo buen trabajador debe ser un buen compañero. Así que, además de conocerlos, debes prestarles tu ayuda siempre que la necesiten. Pocas cosas valoran más los jefes el compañerismo.
  • Especialízate en una competencia. Como todo en la vida, cuando más nos especializamos en un campo, más probabilidades tenemos que destacar. Pues dentro de tu empresa ocurre lo mismo. Si tu jefe ve que sabes cómo solucionar un problema mejor que nadie, confiará mucho en ti.
  • No seas cotilla. Está bien conocer a tus compañeros y prestarles ayuda, pero no caigas en el error de extralimitarte. Es decir: a nadie le gusta tener cerca una persona cotilla que puede compartir información sensible en cualquier momento. Si quieres agradarle a tu jefe, debes hacerle ver que eres una persona de fiar.
Equipo de trabajo reunido

¿Es recomendable decirle a nuestro jefe que no nos sentimos valorados?

Puede que decir directamente a tu jefe que no te sientes valorado se vea como un enfrentamiento. Y como eso es precisamente lo que se quiere evitar, que sepas que existen otras formas de hacerle ver tu situación de una forma más velada. Por ejemplo, concertando alguna reunión con él en la que se evalúe tus últimos trabajos.

Puedes subrayar tus éxitos profesionales en la empresa sin necesidad de pavonearte. Al fin y al cabo, lo que necesitas es aceptación y feedback positivo para estabilizar tus inseguridades y poder medrar profesionalmente. Preguntarle a tu jefe en qué puedes mejorar tu trabajo también es una buena forma de hacerte notar.

Te podría interesar...
6 técnicas de motivación laboral
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
6 técnicas de motivación laboral

La motivación laboral es un aspecto fundamental para desarrollarnos a nivel profesional. Uno es mucho más productivo en un trabajo que valora y dis...