Parasitosis delirante: qué es, causas e intervención

Sentir que un bicho camina por nuestro brazo suele asustarnos. ¿Te imaginas tener esa sensación de forma continua? Quienes padecen de parasitosis delirante viven esta angustiosa realidad.
Parasitosis delirante: qué es, causas e intervención
Ebiezer López

Escrito y verificado por el psicólogo Ebiezer López.

Última actualización: 22 abril, 2022

La piel es uno de los órganos más sensibles. Por ejemplo, la mayoría de las personas puede sentir cómo un insecto camina por su brazo. Sin embargo, ¿qué pasa si alguien siente que hay bichos caminando por su cuerpo cuando no es así? En ese caso, podríamos estar ante un trastorno conocido como parasitosis delirante.

Esta enfermedad es una forma de psicosis poco frecuente, pero que genera un malestar importante. Quienes la padecen conviven con la sensación de que su piel está infestada por pequeños insectos, lo cual genera angustia. Además, puede comprometer de otras formas nuestra salud.

Formicación y parasitosis delirante

El término “formicación” se refiere a la sensación de tener bichos caminando debajo o encima de la piel. Este es un tipo de parestesia que ocurre cuando hay presión sobre los nervios o alteraciones del sistema nervioso. Por lo general, se le conoce como la sensación de hormigueo, entumecimiento o adormecimiento de una parte del cuerpo.

Siguiendo esta línea, la formicación puede aparecer cuando, por ejemplo, dormimos sobre el brazo y cortamos el flujo de sangre. Entonces, sentimos que el brazo se entumece, produciéndonos la sensación de que hay hormigas caminando sobre nuestra piel. Sin embargo, es una sensación temporal y suele desaparecer cuando se restaura el flujo sanguíneo normal.

En cambio, la parasitosis delirante es una alteración que se engloba en la categoría de los trastornos psicóticos. Aquel que la padece posee el delirio de que hay pequeños insectos caminando por encima o dentro de su piel; no hay ninguna evidencia de que esto sea así y los exámenes médicos no revelan la presencia de animales.

Esta afección también es conocida como delirio de infestación o síndrome de Ekbom. Este último nombre lo recibe en honor al neurólogo Karl Ekbom, quien describió el trastorno por primera vez. Además, publicó estudios al respecto desde 1937 hasta 1938.

El delirio de infestación no debe confundirse con la formicación, debido a que esta es una parestesia con causas orgánicas. Quien presente este síntoma, describe que siente como si hubiera insectos en su piel, más sabe que no es así.

En cambio, aquellos que padecen el síndrome de Ekbom creen que su piel está llena de insectos. Esto es precisamente lo que le dicen al médico cuando acuden a consulta. “Siento hormigas sobre mi piel, pero no soy capaz de verlas”.

Hombre rascándose el cuello

Causas

Hasta la fecha, no se conoce una causa específica para la parasitosis delirante. Como sucede con la mayoría de los trastornos mentales, parece ser que múltiples factores pueden incidir en el cuadro clínico. Algunos estudios sugieren que la alteración podría relacionarse con un exceso de dopamina en el cuerpo estriado del cerebro.

Moriarty et al. (2019) publicaron una investigación sobre el síndrome de Ekbom. Los autores señalan que la disminución de la actividad de una proteína llamada “transportador de dopamina” podría causar el trastorno. La función incorrecta de esta proteína reduciría la recaptación de la dopamina en el cerebro, generando un exceso de la misma.

De la misma manera, el estudio explica que las rutas dopaminérgicas participan en el razonamiento de probabilidades. Así, la persona puede distinguir entre estímulos benignos y sensaciones que son peligrosas para ella.

También, esta misma investigación menciona que los estudios de resonancia magnética muestran alteraciones en el cerebro. En los pacientes con parasitosis delirante, las áreas que se encargan de evaluar probabilidades y la percepción del cuerpo presentan menos volumen.

Al mismo tiempo, el consumo de fármacos con la capacidad de alterar las rutas dopaminérgicas podría causar el delirio. De igual forma, el abuso de sustancias y ciertos trastornos neurológicos pueden guardar relación con el síndrome de Ekbom.

Intervención

En primer lugar, el especialista debe hacer una evaluación completa con el fin de identificar la posible causa del delirio. Por ejemplo, si la causa es el abuso de sustancias, entonces al eliminar el consumo, deberían mejorar los síntomas.

En caso de que no existe una causa evidente, se suele asumir que es un problema en las rutas de dopamina en el cerebro. Por ende, el médico puede recetar antipsicóticos que tengan propiedades para la recaptación de la dopamina. De este modo, se consigue eliminar el exceso de dopamina y empieza la remisión de los síntomas.

Para los casos graves, el tratamiento puede incluir una receta de medicamentos tópicos para tratar problemas de la piel. A causa de la parasitosis delirante, muchos pacientes se rascan de forma compulsiva, causándose lesiones en la dermis. Por lo tanto, existe un riesgo de infección que debe ser atendido lo antes posible.

Mujer con picor en el brazo

Parasitosis delirante y enfermedad de Morgellons

Morgellons es el nombre que se le dio a una supuesta enfermedad de la piel a principios de los 2000. Quien la llamó así fue Mary Leitao, una bióloga estadounidense cuyo hijo pequeño presentó extrañas llagas en su piel. De acuerdo con ella, de las llagas salían fibras de colores que brillaban bajo la luz.

Tras múltiples evaluaciones, ningún médico detecto algo inusual en la piel del niño. En vista de eso, decidió hacer su propia investigación y describió el síndrome de Morgellons. Quienes la padecen, presentan laceraciones en la piel en las cuales se encuentran fibras de colores. Tiempo después, Leitao crearía la Fundación para la Investigación de Morgellons.

En 2012, el Centro de Control de Enfermedades publicó los resultados de un estudio sobre el supuesto trastorno. Se encontró que la mayoría de los pacientes con síntomas consumían drogas de forma habitual, tenían deterioro cognitivo o se expusieron a irritantes.

Además, en las biopsias no se halló ningún rastro de bacterias o microorganismos. Asimismo, las fibras que se encuentran en las lesiones (causadas por rascado excesivo) corresponden a algodón y otras celulosas vegetales.

Para concluir, el CDC determinó que la enfermedad de Morgellons era una variación de la parasitosis delirante. No se trata de una nueva afección, a pesar de que Mary Leitao y su fundación continúan afirmando lo contrario.

Te podría interesar...
Delirios de referencia: ¿en qué consisten?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Delirios de referencia: ¿en qué consisten?

Las personas con delirios de referencia creen que sucesos externos se relacionan con ellos de alguna manera aunque nada lo sugiere.



  • Moriarty, N., Alam, M., Kalus, A., & O’Connor, K. (2019). Current understanding and approach to delusional infestation. The American journal of medicine, 132(12), 1401-1409.
  • Pearson, M. L., Selby, J. V., Katz, K. A., Cantrell, V., Braden, C. R., Parise, M. E., ... & Unexplained Dermopathy Study Team. (2012). Clinical, epidemiologic, histopathologic and molecular features of an unexplained dermopathy. PLoS One, 7(1), e29908.