Mi pareja se cierra durante las discusiones: ¿qué puedo hacer?

Todos preferimos los besos y abrazos a las discusiones. Sin embargo, cuando llega el momento de disentir y confrontar hay quien se bloquea y te dice aquello de «paso de esto». Te contamos algunas estrategias que pueden ayudarte.
Mi pareja se cierra durante las discusiones: ¿qué puedo hacer?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 08 abril, 2021.

Última actualización: 08 abril, 2021

¿Tu pareja se cierra durante las discusiones? ¿Es de los que se niega a decir nada y te deja con la palabra y la frustración a flor de piel? Este tipo de comportamientos no son algo aislado; en realidad, son una reacción habitual que demuestra una vez más cuánto nos falta avanzar y desarrollar en materias de comunicación e inteligencia emocional.

Decía Cicerón que discutir afina la agudeza, pero lo cierto es que son muchos los que evidencian una alergia absoluta a eso de confrontar, argumentar e intercambiar ideas para defender una posición y si es posible, llegar a un acuerdo o conclusión.

Abundan quienes ven en las discusiones una situación de amenaza. Son los que se bloquean, los que acumulan ira o simplemente no disponen de adecuadas competencias en asertividad.

Es evidente que a todos nos agradaría que una relación de pareja fuera como un baile. Movimientos acompasados y perfecta armonía. Sin embargo, aún en cualquier baile es necesario saber dominar todo movimiento: los fáciles y los difíciles. Es así como lograremos movernos con mayor aplomo y templanza haciendo frente a todo imprevisto y complicación.

Mujer de cuando la pareja se cierra durante las discusiones

Qué puedes hacer si tu pareja se cierra durante las discusiones

Y tú, ¿sabes discutir, eres de los que pierde los nervios o quizá de los que se cierra en banda? Por término medio, solemos encontrarnos con estos tres tipos de dinámicas.

Mientras en el centro se halla quien es hábil y eficaz en el arte de las discusiones, a cada lado están esos extremos tan problemáticos. El que pierde los papeles y acaba gritando o bien el que aplica la ley del hielo: me callo y me alejo.

No es nada fácil ser el miembro de la pareja que ve cómo de pronto el otro opta por esto último. Por bloquear la conversación, no responder y marcar esa áspera distancia en la que todo se queda en el aire, sin resolverse y con infinitos pelos en la gatera emocional. Asimismo, hay algo que debemos tener claro: saber comunicar es lo que garantiza la supervivencia y la calidad de una relación afectiva.

Esto mismo es lo que nos revelan estudios como los realizados en la Universidad de Georgia: la calidad en los procesos comunicativos es lo que predice la satisfacción de todo vínculo afectivo. Por tanto, si tu pareja se cierra durante las discusiones es algo que debes trabajar y gestionar.

No es bueno que los problemas se queden en el limbo, que las desavenencias se queden con flecos en los que todo se engancha y que las pequeñas diferencias se conviertan en grandes grietas por donde todo se derrumba poco a poco.

Entiende la razón de su bloqueo

Cada uno de nosotros somos el resultado de un rodaje complejo y particular. Hay quien ha crecido en un entorno familiar en el que no era frecuente el diálogo y donde además las emociones no se tenían en cuenta. Son muchos los que han pasado buena parte de su vida engullendo sus necesidades, deseos, miedos y frustraciones como quien se traga una piedra. No es fácil poner palabras a lo que uno lleva toda la vida silenciando

De ese modo, si tu pareja se cierra durante las discusiones es bueno saber por qué. No obstante, no cometas el error de presuponer, atrévete a preguntar para entender.

  • Puede que no sepa llevar un diálogo en el que defender posturas y argumentar temas de índole emocional.
  • Es posible que se sienta superada por las emociones y carezca de habilidades para gestionarlas.
  • Cree que esa discusión no le va a llevar a ninguna parte.
escena simbolizando simbolizando cuando las pareja se cierra durante las discusiones

Tiempo fuera: darse unas horas para reanudar en otro momento la discusión

Puede ocurrir. En ocasiones las emociones abruman y no podemos expresarnos como deseamos. Así, cuando tu pareja se cierra durante las discusiones es bueno darle tiempo. “Entiendo cómo te sientes. Podemos dejar esto ahora, pero más tarde hablaremos porque es importante que abordemos este problema con calma”.

Dar tiempo sirve para relajar emociones, clarificar ideas y tomar perspectiva. Hablar a tu pareja con afecto mientras le propones aplazar esa conversación, sin reprocharle de manera despectiva su reacción, puede ayudarte. No obstante, eso sí, es importante que ese diálogo se produzca. No vale dejarlo pasar y estar de brazos todo el día con el ceño fruncido.

Las discusiones que se bloquean y que uno de los dos elige dejar en el aire terminan siendo un pozo donde se acumulan frustraciones, resquemores y el ovillo de las palabras no dichas. Esas emociones, como el agua estancada, acaba degradándose.

Cuando tu pareja se cierre durante las discusiones busca otras opciones

Hay más canales con los que incentivar el diálogo. Si tu pareja se cierra durante las discusiones, le puedes proponer que escriba lo que siente. Que use papel y lápiz. También puedes utilizar otros recursos:

  • Preguntarle con cercanía y afecto qué siente y qué piensa.
  • Proponerle alguna actividad que rompa esa tensión: salir a cenar o a pasear. A veces, introducir otra actividad y otro contexto apacigua los nervios e incentiva el diálogo.

Para concluir, bien es cierto que estas situaciones no son fáciles. Hay personas que hacen costra, que son como armaduras que se cierran en sí mismas y a la que es muy difícil llegar para comunicarse con ellas. Saber discutir es de primero de bienestar emocional y este arte es algo en lo que todos deberíamos habilitarnos para poder convivir.

Te podría interesar...
El desgaste de la pareja: 5 factores
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
El desgaste de la pareja: 5 factores

Es normal que se produzca desgaste de pareja a medida que avanza el tiempo. Sin embargo, algunos factores contribuyen a que este sea más profundo.