Personas que se pasan la vida buscando atención

Si conoces a alguien así, es probable que padezca un trastorno de la personalidad. Veamos de qué se trata.
Personas que se pasan la vida buscando atención
Fátima Servián Franco

Escrito y verificado por la psicóloga Fátima Servián Franco.

Última actualización: 29 junio, 2022

Todos tenemos en mente a personas que viven por y para llamar exageradamente la atención de los demás. En ocasiones, encontramos sujetos que llevan esta actitud a límites patológicos, tanto que alcanzan las fronteras de los trastornos de la personalidad. De manera puntual, la conducta patológica se conoce clínicamente como trastorno histriónico de la personalidad (HPD, por sus siglas en inglés).

El trastorno histriónico de la personalidad es uno de los 10 trastornos de la personalidad reconocidos en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales en su quita edición (DSM-V). Se clasifica en el Grupo B, lugar donde se agrupan conductas caracterizadas por ser dramáticas, excesivamente emocionales o muy erráticas.

El HPD es una de las categorías más ambiguas de la psiquiatría, y a pesar de ello se ha mantenido en la última edición del DSM-V. Lo ha hecho no con pocos críticos al respecto, aunque por el momento persevera como un diagnóstico oficial. Revisamos los síntomas y las características de las personas que quieren llamar la atención patológicamente.

“La mayor parte de los problemas del mundo se deben a gente que quiere llamar la atención”

-Thomas Stearns Eliot-

Patrón general de excesiva búsqueda de atención

La primera vez que el HPD apareció en los manuales de diagnóstico clínico fue en 1968 de la mano del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales en su segunda edición (DSM-II). Desde el DSM-III es el único trastorno que conserva el nombre de histeria. El término histeria deriva del étimo griego “hystera”, que se traduce como matriz o útero.

La histeria como diagnóstico tiene una larga prevalencia en la historia de la medicina. Su definición ha variado a lo largo de las épocas, y ha pasado de ser una consecuencia del flujo menstrual bloqueado y la abstinencia sexual (Galeno, 129-216 d. C.), una manifestación de la posesión demoniaca (Agustín de Hipona, 354-430 d. C.), hasta un trastorno causado por la falta de evolución libidinal (Sigmund Freud, 1856-1939).

En la actualidad los expertos describen al HPD como un trastorno psiquiátrico que se caracteriza por un patrón de emotividad exagerada y conductas de búsqueda de atención. Las personas con esta patología suelen definirse como coquetas, impulsivas, seductoras, manipuladoras, encantadoras y animadas.

En general, quienes padecen del trastorno histriónico de la personalidad se sienten subestimados cuando no son el centro de atención, de manera que desarrollan acciones y actitudes para buscar ser “el alma de la fiesta”. El DSM-V destaca 8 características que definen a una persona con HPD:

  • No se siente cómodo en las situaciones en las que no es el centro de atención.
  • La interacción con los demás suele estar caracterizada por un comportamiento sexualmente seductor o provocador.
  • Muestra una expresión emocional superficial y rápidamente cambiante.
  • Utiliza permanentemente el aspecto físico para llamar la atención sobre sí mismo.
  • Tiene una forma de hablar excesivamente subjetiva y carente de matices.
  • Muestra autodramatización, teatralidad y exagerada expresión emocional.
  • Es sugestionable, puesto que es fácilmente influenciable por los demás o por las circunstancias.
  • Considera sus relaciones más íntimas de lo que son en realidad.
trying_to_escape_by_Catliv

“Las personas con un gran ego necesitan ser el centro de atención, ansían reconocimiento y les preocupa muy poco los demás. Por el contrario, una saludable autoestima nos permite respetar nuestros propios deseos y también los de los demás.”

 -Andrew Matthews-

Como complemento, la mayoría de los sujetos utilizan la represión y la disociación como su principal mecanismo de defensa. Para que se diagnostique de manera clínica con este trastorno debe cumplir al menos 5 de los 8 criterios señalados. La evaluación la debe hacer un profesional de la psicología.

Personas con alta necesidad afectiva

Los sujetos con HPD suelen equivocarse al evaluar su propia situación personal. Carecen de realismo, de manera que dramatizan y exageran sus dificultades. También pueden cambiar de trabajo de manera frecuente, de la misma forma que suelen aburrirse fácilmente y pueden preferir dejarlo por frustración, en vez de afrontarlo. Es por esto que siempre están buscando lo novedoso y lo excitante, lo que les suele llevar a situaciones peligrosas.

Al conocerlas, parecen personas muy atractivas y divertidas, pues manifiestan mucha vitalidad, entusiasmo e interés por las cosas. Sin embargo, después de cierto tiempo, se perciben por los demás como individuos que demandan mucha atención y que son absorbentes. Son muy sociables y les encanta estar rodeadas de gente, de modo que los demás piensan que son solo extrovertidas.

El trastorno histriónico de la personalidad se diagnostica generalmente después de los 18 años, de manera que se trata de una patología de la edad adulta. No se conoce su prevalencia exacta, aunque algunos expertos sugieren que es del 0,4 % en la población general. Al igual que sucede con otros (que no todos) los trastornos de la personalidad es hasta 4 veces más común en las mujeres que en los hombres.

doble personalidad

No se conocen las causas del trastorno histriónico de la personalidad. La hipótesis más aceptada es que se trata de una patología de origen multifactorial. Los traumas en la infancia, el estilo de crianza, la influencia de los padres, la educación y las experiencias acumuladas pueden mediar en su desarrollo. Se piensa que, al igual que otros trastornos de la personalidad, puede tener un componente genético.

Comorbilidad y complicaciones psiquiátricas

El HPD suele coexistir con otros trastornos de la personalidad. Tiende a desarrollarse en compañía del trastorno de la personalidad narcisista, el trastorno límite de la personalidad y el trastorno de personalidad dependiente. De hecho, para muchos autores el HPD es una manifestación de algunas de estas tres patologías, y no un diagnóstico aislado o individual.

No existe una cura para el trastorno histriónico de la personalidad, aunque sí múltiples enfoques de tratamiento. En ausencia de este los sujetos pueden exponerse a complicaciones psiquiátricas. Las más comunes son las siguientes:

  • Tendencia al suicidio. Especialmente en situaciones dolorosas, como una ruptura sentimental o desengaño amoroso. Es pertinente mencionar que en la mayoría de los casos estos intentos no ponen en peligro sus vidas realmente, sino que constituyen una muestra más de llamada de atención tras experimentar emociones fuertes.
  • Vulnerabilidad a padecer otros trastornos psíquicos, tales como: distimia, depresión, ansiedad, abuso de sustancias, trastornos de pánico, trastorno de conversión, psicosis reactiva breve, trastorno por somatización, entre otros.

Reflexiones finales

No todas las personas que quieren llamar la atención padecen del trastorno histriónico de la personalidad. Si bien esta es su principal característica, se manifiesta de forma patológica y en compañía de otros síntomas. Los sujetos con el trastorno tienden a negar su comportamiento, y son poco receptivos a buscar ayuda profesional.

Dada su conducta disruptiva, quienes forman parte de su círculo íntimo manifiestan secuelas directas. Las parejas, los colegas, los familiares y los amigos de las personas con HPD deben lidiar permanentemente con sus comportamientos y actitudes. Por tanto, estos deben animarlo a recurrir a un psicólogo y acompañarlo en el proceso cuando su actitud es desbordante.

“Nadie ha aprendido el sentido de la vida hasta que ha sometido a su ego para servir a sus hermanos.”

 -Ralph Waldo Emerson-

Te podría interesar...
Más allá de lo que ves: trastornos de la personalidad
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Más allá de lo que ves: trastornos de la personalidad

Los trastornos de la personalidad son patrones de comportamiento estables que causan a veces gran malestar.Veamos algunos de ellos.



  • Bakkevig JF, Karterud S. Is the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition, histrionic personality disorder category a valid construct? Compr Psychiatry. 2010 Sep-Oct;51(5):462-70.
  • Crocq MA. Milestones in the history of personality disorders. Dialogues Clin Neurosci. 2013 Jun;15(2):147-53.
  • French, J. H., & Shrestha, S. Histrionic personality disorder. In StatPearls [Internet]. StatPearls Publishing. 2020.
  • Novais F, Araújo A, Godinho P. Historical roots of histrionic personality disorder. Front Psychol. 2015 Sep 25;6:1463.
  • Ma, G., Fan, H., Shen, C., & Wang, W. Genetic and neuroimaging features of personality disorders: state of the art. Neuroscience bulletin. 2016; 32(3): 286-306.