¿Qué es el populismo?

Patricia Grande Yeves·
18 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
12 Diciembre, 2019
En el movimiento socialista internacional, se empezó a utilizar “populismo” para designar un movimiento que se oponía a las clases altas pero que, a diferencia del marxismo, se identificaba con el campesinado y era nacionalista. Hoy el término ha adquirido connotaciones muy distintas.
 

El término “populismo”, cada vez más escuchado en la sociedad, aparece asociado como sinónimo de demagogia. Se aplica de manera indiscriminada a gobiernos, regímenes políticos, formas de Estado, personalidades o políticas económicas.

Es un término del que oímos hablar constantemente y siempre en un tono peyorativo. Sin embargo, vemos que antes de ser una palabra comúnmente utilizada en medios de comunicación y discusiones políticas, era un término académico con matices distintos.

En este artículo, examinaremos el origen y las perspectivas del populismo. También estudiaremos las principales características del populismo latinoamericano dada su relevancia.

Ilustración de un político

Perspectivas de un gobierno populista

A pesar de las dificultades de alcanzar una conceptualización sistemática del término, podemos tener en cuenta tres perspectivas:

 
  • Populismo como una ideología. Ideología que separa la sociedad en dos grupos antagónicos- el pueblo, puro y verdadero, y la élite, corrupta. Bajo esta concepción de populismo, se pueden entender las razones por las cuales el término se puede emplear para definir políticas tan diversas.
  • Populismo como estilo discursivo. Esta perspectiva sostiene que el populismo es un estilo de discurso. Una retórica que ve la política como una ética y moral entre el pueblo y la oligarquía. El lenguaje empleado por aquellos que afirman hablar en nombre del pueblo: “nosotros” (el pueblo) y “ellos” (la élite).
  • Populismo como estrategia política. Esta es la perspectiva más común. El populismo aquí se refiere a la aplicación de determinadas políticas económicas (por ejemplo, la redistribución de riquezas o la nacionalización de las empresas). Del mismo modo, el populismo también es un modo de organización política en el que un líder ejerce el poder con el apoyo de sus seguidores, normalmente pertenecientes a sectores marginados.
 

Origen del término

Como venimos diciendo, este término tuvo un uso académico antes de uno común o popular. Fue utilizado por primera vez a finales del siglo XIX para nombrar una fase del desarrollo del movimiento socialista en Rusia.

Este término se utilizó para describir la ola antiintelectualista, una creencia según la cual los militantes socialistas debían aprender del pueblo antes de poder ser sus guías.

Pocos años después, los marxistas rusos comenzaron a utilizar el término con un sentido peyorativo para referirse a aquellos socialistas que pensaban que los principales sujetos de la revolución eran los campesinos y que a partir de las comunas rurales debía construir la sociedad socialista del futuro.

Así, en el movimiento socialista internacional se empezó a utilizar “populismo” para designar un movimiento que se oponía a las clases altas pero que, a diferencia del marxismo, se identificaba con el campesinado y era nacionalista.

Por otro lado, y sin aparente conexión con el término ruso, se empieza a utilizar en Estados Unidos para referirse al efímero People’s Party (Partido del Pueblo), que surgió apoyado principalmente por granjeros pobres con ideas antielitistas y progresistas. Así, vemos que, en ambos casos, el término se refería a un movimiento rural con tendencias antiintelectualistas.

 
Persona metiendo su voto en una urna

Sin embargo, en las décadas de 1960 y 1970, otros académicos retomaron el término en un sentido distinto, aunque conectado. De este modo, se utilizó para nombrar a una serie de movimientos reformistas del Tercer Mundo (el peronismo de Argentina, el Varguismo de Brasil y el Cardenismo de Méjico). Aquí, el rasgo distintivo era el tipo de liderazgo: personal antes que institucional, unimista antes que pluralista y emotivo antes que racional.

Es así como el mundo académico pasó de utilizar el concepto de “populismo” para definir movimientos campesinos a utilizarlo para designar un amplio fenómeno ideológico y político. En la década de 1970, el populismo ya era cualquier movimiento que amenazaba a la democracia, siempre con una connotación negativa.

 

El populismo latinoamericano

El populismo latinoamericano siempre se ha reconocido por su carácter inclusivo. En particular, hay tres elementos que definen esta característica:

  • La soberanía popular. Después de Estados Unidos y Haití, América Latina es la primera área de descolonización. La idea de nación surge entonces, construyendo comunidades nacionales donde antes había colonias lideradas por elites blancas. El populismo latinoamericano fue así construido sobre una idea original de soberanía popular.
  • La debilidad estatal. Ampliamente reconocida. Una debilidad histórica que ha dificultado el cumplimiento de promesas populistas y su materialización en derechos. Los ciclos populistas se unen en base a promesas de derechos incumplidos.
  • La reacción populista. Los populismos latinoamericanos emergen como reacción a las limitaciones de los sistemas que los preceden, en un contexto de desigualdades, inestabilidad y volatilidad política. Así, la promesa del populismo tiene una base material y simbólica, pretendiendo dar voz y voto a los desposeídos.
 

Hemos visto cómo ha evolucionado el término populismo, adquiriendo una connotación negativa que en su inicio no tenía.

Así, de ser, en principio, un reconocimiento a la ignorancia y a la necesidad de aprendizaje para aquellos que pretenden gobernar ha pasado a señalar a determinados movimientos políticos que pretenden ganarse la simpatía del pueblo con sus propuestas, con independencia de que aquello que proponen sea lo mejor para el pueblo.

 
  • Polikracia, https://polikracia.com/que-es-el-populismo/
  • Redalyc, https://www.redalyc.org/jatsRepo/584/58458909001/html/index.html
  • Scielo, http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1012-25082007000300005