¿Por qué el descanso es tan importante?

Alejandro Rodríguez · 27 abril, 2018

Todos sabemos lo importante que es mantenerse físicamente sanos para disfrutar de la mejor calidad de vida posible. Hábitos, como hacer ejercicio de manera regular o comer sano, deberían formar parte de la vida de todas las personas preocupadas por mejorar su bienestar. Sin embargo, muy a menudo se nos olvida el tercer pilar de una vida sana: el descanso.

Y es que una vida sana no puede ser entendida sin las suficientes horas de sueño de calidad. Numerosos estudios muestran los devastadores efectos que puede tener la falta de descanso tanto en el cuerpo como en la mente de una persona; por lo que, si te preocupa maximizar tu felicidad, es fundamental que aprendas cómo afecta la falta de sueño a tu cuerpo y cómo combatirla.

¿Por qué es importante el descanso?

Muchas personas creen que el peor efecto de la falta de sueño es el sentirse aletargados a lo largo del día. Como este no parece un problema muy grave, es habitual que la gente sacrifique su descanso y duerma menos de 8 horas al día. A veces, este tiempo se ve reducido a tan solo 5 o 6 horas diarias.

El problema es que la falta de horas de sueño tiene consecuencias más importantes que la sensación de cansancio físico. A continuación veremos algunas de estas consecuencias.

Mujer que sufre cansancio

1- Reducción de las capacidades mentales

Varios estudios han mostrado una relación directa entre la falta de sueño y la disminución en la efectividad de algunos procesos psicológicos de forma temporal, como la inteligencia, la atención o la memoria. Estos efectos pueden ser muy perjudiciales, especialmente para las personas que aún están estudiando o que tienen que realizar tareas que requieren de una atención constante, como el camionero que pasa conduciendo muchas horas o el cirujano que realiza operaciones muy largas..

Por otra parte, debido a que el descanso está estrechamente relacionado con la formación de nuevos recuerdos, la falta de sueño puede impedir/dificultar el aprendizaje de nueva información. Algunos estudios incluso han relacionado dormir pocas horas con enfermedades degenerativas, como el Alzheimer.

2- Problemas de salud

Pero la falta de descanso no solo afecta a las capacidades mentales de forma negativa. Según multitud de investigaciones, dormir pocas horas aumenta de manera significativa el riesgo de sufrir gran cantidad de enfermedades. De hecho, cerca del 90% de personas con insomnio severo presentan también algún tipo de problema de salud grave.

Algunas de las enfermedades que aumentan su prevalencia con la falta de sueño son las siguientes:

  • Enfermedades del corazón.
  • Diabetes.
  • Cáncer.
  • Presión arterial elevada.
  • Ictus.

3- Disminución del bienestar en general

Incluso en el caso de no sufrir ningún problema de salud debido a la falta de descanso, dormir pocas horas hará que tu día a día sea mucho más complicado. Aunque hay muchos motivos para esto, algunos de los más importantes son los siguientes:

  • La falta de sueño disminuye la testosterona en los hombres. Esto hace que aquellos que duermen poco tengan menos energía, pierdan su deseo sexual, se sientan más irritables o estén más expuestos a la depresión o la ansiedad.
  • Por otra parte, dormir poco está relacionado con un aumento del cortisol. Esta sustancia, conocida como la “hormona del estrés”, también está involucrada en problemas de salud de todo tipo, incluido el sobrepeso y la obesidad.
  • Por último, la falta de descanso correlaciona de manera positiva con el aumento de problemas como la ansiedad o la depresión. Esto se debe a un descontrol orgánico en la liberación o producción de determinados compuestos, como las endorfinas.

Hombre pensando en la falta de descanso

Cómo optimizar nuestra salud con un sueño adecuado

Una vez que hemos detallado la importancia de descansar correctamente, te estarás preguntando qué puedes hacer para mejorar la calidad de tus horas de sueño. Algunas de las claves más importantes son las siguientes:

  • Evita las pantallas luminosas durante la hora que preceda al momento en el que te vayas a dormir. Diversos estudios han mostrado el impacto negativo de la luz azul de nuestros dispositivos sobre la calidad de nuestro sueño.
  • Duerme el tiempo necesario. En general los expertos recomiendan un mínimo de 6 horas de descanso al día, pero la cantidad óptima de horas de sueño es 8.
  • Respeta tus ciclos de sueño. Cuando dormimos, pasamos por diferentes fases en nuestro descanso. Durante algunas de ellas, despertarnos provocará que estemos descansados y alerta, mientras que hacerlo en otras nos dejará sin fuerzas y con la mente aletargada. Haz un ejercicio e investiga cuál es la mejor forma de despertarte. Así, por ejemplo, intenta encontrar para tu despertador ese sonido que te saca gradualmente del sueño y no hace que ya desde primera hora de la mañana estés de mal humor.

Los estudios nos dicen que el sueño es vital para los más pequeños. En él consolidan todo eso que aprenden a una velocidad de vértigo. Con los adultos pasa algo parecido. Además de para descansar, el sueño permite que nuestros procesos psicológicos puedan funcionar a pleno rendimiento. Entonces, ¿no merece la pena cuidarlo?