¿Por qué elegir la psicoterapia de grupo?

22 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Angela Carrascoso Tobias
Cuando una persona decide empezar a ir al psicólogo, no siempre se plantea la opción de la psicoterapia de grupo. Sin embargo, en muchos casos puede ser el mejor formato.

La psicoterapia de grupo no suele ser una de las opciones predilectas a la hora de comenzar un proceso de terapéutico. Sin embargo, su efectividad está avalada por multitud de estudios que la equiparan a otras psicoterapias individuales, familiares o de pareja.

La no consideración de esta metodología de trabajo en muchos casos puede deberse, en parte, al desconocimiento sobre su funcionamiento, ventajas y pacientes en los que puede ser más beneficiosa su elección. A continuación, encontrarás algunas claves sobre la psicoterapia de grupo.

¿En qué consiste la psicoterapia de grupo?

La psicoterapia de grupo es una metodología terapéutica que trata los problemas psicológicos individuales utilizando el poder que pueden tener las dinámicas de un grupo. Muchos expertos en el campo consideran que las intervenciones grupales tienen una mayor diversidad de funciones y ciertas ventajas frente a la intervención individual.

De hecho, la investigación científica iguala la psicoterapia grupal a la individual en cuanto a eficacia terapéutica. Incluso, se ha descubierto que, en diversas psicopatologías, puede tener una efectividad superior, particularmente en aquellas que tienen que ver con dificultades en la esfera social del paciente.

La psicoterapia de grupo tiene precedentes que datan de hace muchos siglos. Algunos ejemplos pueden ser losrituales tribales en culturas indígenas con intenciones curativas, los consejos de sabios realizados en la India o los primeros grupos terapéuticos de autoayuda para personas que no podían costearse una terapia individual.

Más adelante, algunos médicos y psicólogos, como Joseph Pratt o Kurt Lewin, explicaron el término de grupo como una entidad propia, el grupo ya no solo era una suma de individuos. En 1931, el psicoterapeuta Jacob Levy Moreno impulsaría la psicoterapia de grupo con gran éxito en Estados Unidos, para más tarde llegar a las consultas de todo el mundo.

Hoy en día, la psicoterapia de grupo es utilizada en muchos ámbitos. Algunos de los grupos más populares al respecto son los denominados de autoayuda, crecimiento personal o grupos de psicoterapia y tratamiento de trastornos específicos.

Psicoterapia de grupo

Ventajas de la psicoterapia de grupo

La psicoterapia de grupo quizás no sea una de las primeras opciones cuando alguien piensa en empezar un proceso terapéutico. Puede que una de las razones sea el desconocimiento de sus ventajas. Algunas de las más destacadas son las siguientes:

  • El potencial grupal. Como hemos visto anteriormente, un grupo no sólo es una suma de personas. El grupo es un entramado con entidad propia que cuenta con sus particulares dinámicas y factores curativos. Las relaciones y procesos terapéuticos que en este contexto no ocurren de la misma manera en una terapia de tipo individual.
  • El efecto del auditorio. Cuando una persona explica sus problemas en presencia de un grupo se forma un compromiso entre los miembros del mismo y genera una red de apoyo y escucha hacia la persona.
  • Dar al grupo significa recibir. A veces, se puede mal pensar que se pierde el tiempo escuchando los problemas del otro, en vez de atender los propios. Este pensamiento está lejos de la realidad de la psicoterapia de grupo. Cuando alguien participa de la forma que fuera en esta psicoterapia, también interviene en sus propios contenidos internos. De hecho, este trabajo desde la perspectiva de ayudar al otro puede ser, precisamente, la clave de la ayuda para uno mismo.
  • Más cerca de extrapolar los avances a la vida diaria. En procesos de psicoterapia individual, a veces, se puede tener la sensación de tener clara la teoría, pero no poder aplicarlo a la realidad cotidiana. Al ser el grupo terapéutico un microespacio de esta vida real puede ser más fácil llevar a la acción todos estos cambios.
  • Solidaridad y altruismo en estado puro. El compromiso que se desarrolla en el grupo terapéutico consigue que la persona logre salir de su bucle patológico para ayudar al otro, algo que de por sí tiene un enorme efecto curativo.

¿En qué casos puede ser más beneficiosa la psicoterapia de grupo?

Como hemos comentado, la psicoterapia de grupo se ha demostrado como una técnica tan efectiva como los formatos de tipo individual. Además, esta metodología de trabajo puede ser especialmente adecuada en determinados casos, como los que mostramos a continuación.

  • Dificultades en ámbito social. Algunas fobias sociales, problemas de timidez o dificultades en el control de impulsos son algunas de las candidatas ideales para trabajar en psicoterapia de grupo. Aunque en principio pueda parecer contraproducente, el mero hecho de pertenecer al grupo y generar un “sentimiento de nosotros” ya es un factor curativo en estos casos.
  • Bajos recursos económicos. La psicoterapia de grupo supone un ahorro y ganancia neta superior en ciertos casos. Por esta razón, los precios por sesión pueden ser relativamente inferiores en comparación con formatos individuales.
  • Problemas con relaciones dependientes. La psicoterapia de grupo genera una relación menos dependiente con el psicólogo y estimula la ayuda de los miembros de grupo entre sí. Cuando un paciente sufre un trastorno de la personalidad dependiente o en casos de niños con apego inseguro, la elección de este formato puede ser una ventaja.
  • Personas que busquen crecimiento personal. Cuando alguien está ciertamente motivado a ampliar las miras y mejorar interiormente, la psicoterapia de grupo otorga una metodología privilegiada. En los grupos de terapia es habitual proyectar aspectos negativos propios en los demás miembros, lo que permite trabajar estos aspectos in situ.
Personas en terapia grupal

El grupo: el espacio natural de las personas

La psicoterapia de grupo es una metodología antigua que iguala la efectividad a otras psicoterapias más conocidas, como la individual, familiar o de pareja. Que sea una técnica muchas veces olvidada puede deberse a que al desconocimiento tanto de su funcionamiento, como de sus grandes ventajas.

De hecho, los procesos terapéuticos que se producen en el contexto de un grupo son únicos a este formato. Además, la implicación que tiene exponerse en el grupo y desplegar verdaderos actos solidarios para ayudar a los otros suponen algunos de los factores que explican su eficacia.

A pesar de estas ventajas, podríamos pensar que en la psicoterapia de grupo perdemos tiempo escuchando las inquietudes de los demás. Sin embargo, esta es una idea falsa, ya que esta escucha activa es precisamente uno de los puntos fuertes de esta modalidad.

La psicoterapia de grupo puede ser especialmente beneficiosa en casos en los que existan problemas en las relaciones sociales o en la regulación de las emociones. Por otra parte, el precio de las sesiones, generalmente, suele ser más reducido.

La psicoterapia de grupo nació de forma natural en los grupos indígenas y en las salas de espera de psicoterapeutas, que observaron los beneficios que se derivaban de la reunión esporádica de los pacientes. El nacimiento fluido y espontáneo de este formato tiene que ver precisamente con nuestra inclinación a formar grupos. ¿Qué mejor lugar para resolver los conflictos psíquicos?

Denes-Radomisli, M., 1971. Gestalt therapy: sense in sensitivity, 1971. Documento no publicado. Adelphi University Postdoctoral Program in Psychotherapy. Le Bon, G., en Psicología de las Masas, Morata, Madrid 1983, 37 Yalom, I.D., 1985, The Theory and Technique of group psychotherapy (3rd. Ed.), New York: Basic Books