¿Por qué fallamos al intentar cambiar?

¿Por qué fallamos al intentar cambiar?

Okairy Zuñiga 12 septiembre, 2014 en Psicología 0 compartidos


¿Alguna vez has pensado que necesitas cambiar pero fracasas por más que lo intentas? Haces planes y te comprometes con ese cambio que tanto necesitas y anhelas pero al final regresas a los mismos hábitos de siempre. ¿Te ha pasado? Sigue leyendo y encuentra las pistas para resolver el problema.

No intentes cambiar lo que realmente eres

Cuando estamos convencidos y dispuestos a lograr nuestro objetivo buscamos consejos sobre cómo ser más productivos, leemos los pasos a seguir, creamos nuevas metas y procuramos eliminar las distracciones que nos podrían afectar. En este punto todo eso está muy bien y empezamos las nuevas rutinas pero al poco tiempo regresamos a nuestro viejos hábitos.

El problema no son los pasos que seguimos. En realidad, estos pueden ser totalmente infalibles. El PROBLEMA radica en nuestra FORMA DE PENSAR. Para lograr aquello que nos proponemos primero debemos ser capaces de creer en nosotros mismos y en que somos capaces de lograr lo que deseamos. Por este motivo se suele decir que el principal obstáculo a la hora de intentar cambiar o realizar algo diferente, somos nosotros mismos.

Está bien querer ser mejor, pero no intentes modificar totalmente tu esencia. Esto solo te hará dejar los cambios al primer problema porque siempre estará tu verdadero yo antes que nada.

Conócete

Cuando realmente te conoces sabes cuáles son los puntos que requieren mayor trabajo o atención para cambiarlos. Los rasgos que debes tener en consideración son:

Persistencia. Es decir, cuántas probabilidades hay de que fracases o de que respondas mal a la tensión que conlleva el cambio. Conocer tu grado de persistencia es vital para imponerte metas realistas.
Autoestima. La capacidad de valorar tus triunfos en la medida adecuada es importante para aprender a ver de forma equilibrada tus fracasos y metas alcanzadas.
Convicción. La capacidad de creer que puedes lograr tus objetivos y de que vas en la dirección correcta es vital. Hay que tener presente que el fracaso es otra lección de la que debemos aprender y continuar.
Decisión. Decidirnos a conseguir aquello que queremos puede parecer sencillo en un primer momento, pero solo cuando nos enfrentamos a los retos normales es cuando nuestras ganar de cambiar se ponen a prueba.

Logra el cambio a través de tus puntos fuertes

La mejor forma de conseguir los cambios que deseas es buscar la inspiración que te motive, realizar cosas que nos gusten y desear continuar aprendiendo y mejorando. Una vez tengas claro cuál es tu objetivo, debes ir a por él y esforzarte al máximo para alcanzarlo. Si al principio fracasas o no alcanzas tu objetivo, sigue intentándolo y verás como poco a poco te irás superando y mejorando tus resultados. Hay que empezar a enfocarse en la forma de alcanzar el éxito en lo que realizamos y trabajar en consecuencia.

Okairy Zuñiga

Mis pasiones son leer, escribir, viajar y aprender todo lo posible. Siempre me verás con un cuaderno o un libro en la mano :)

Ver perfil »
Te puede gustar