Practicando musicoterapia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 16 junio, 2015
Gema Diez · 8 octubre, 2013

La musicoterapia utiliza la música para sanar y produce un gran efecto a nivel físico y psicológico, y se pueden ver muchos beneficios en enfermos con cáncer, y niños con trastorno por déficit de atención, porque es capaz de ayudar a controlar el dolor, y a prevenir la depresión, además de aliviar la tensión muscular y serenar a los pacientes, entre otros muchos beneficios. 

Aunque la musicoterapia se utiliza para promover la salud mental y emocional, puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen diferentes condiciones físicas de salud, utilizándose para mejorar el estado de ánimo, reducir el estrés y aliviar el dolor.

EFECTOS DE LA MUSICOTERAPIA  

ESTIMULA LAS ONDAS CEREBRALES

La música con ritmo fuerte puede estimular las ondas cerebrales; si el ritmo es más rápido, la concentración será más nítida y el pensamiento más alerta, y un ritmo más lento promueve un tranquilo estado de meditación.

CONDUCE A UN ESTADO DE ÁNIMO POSITIVO

Se ha encontrado que la música puede aportar beneficios duraderos al estado de ánimo. La música lleva un mayor estado de ánimo positivo, evitando la depresión y la ansiedad, y puede ayudar a prevenir el estrés, ayudando a mantener la creatividad y el optimismo en sus niveles más altos.

PREVIENE EL ESTRÉS CRÓNICO

Al existir alteraciones en las ondas cerebrales, aparecen cambios en funciones corporales, como pasa con la respiración y la frecuencia cardíaca que se suceden de forma más lenta, ayudando a prevenir los efectos dañinos del estrés crónico, y promoviendo la relajación.

OTROS BENEFICIOS

Existen otros muchos beneficios, como la reducción de la presión sanguínea, fortalecimiento del sistema inmunológico y alivio de la tensión muscular, convirtiéndose en una importante herramienta para mantener saludable al cuerpo.

BENEFICIOS PARA LA SALUD DE LA MUSICOTERAPIA

Los puntos claves del estudio sobre los efectos de la musicoterapia en la salud son los siguientes:

ESTRÉS

La musicoterapia puede ayudar a aliviar el estrés de ciertas personas, como sucede durante el embarazo, y donde las mujeres que escuchan una media hora de música suave dos veces al día durante al menos dos semanas, mostraron reducciones significativas en el estrés, ansiedad y depresión.

Escuchar música puede beneficiar a los pacientes que experimentan estrés severo y ansiedad asociados con enfermedad coronaria, y tiene un efecto beneficioso sobre la presión arterial, la frecuencia cardíaca y respiratoria, y sobre el dolor en personas con enfermedad cardíaca.

DEPRESIÓN

La musicoterapia puede ayudar a algunos pacientes a combatir la depresión, especialmente cuando se utilizan junto a otras técnicas terapéuticas, como la pintura y el canto.

DOLOR

La musicoterapia puede ayudar a reducir el dolor de las personas que padecen ciertos problemas de salud, como en pacientes con cáncer de mama, después de someterse a una mastectomía y puede reducir el dolor en pacientes con quemaduras, ayudando a disminuir la tensión muscular y a aliviar la ansiedad.

CÁNCER

Puede ofrecer una serie de beneficios para las personas que padecen cáncer, ayudando a reducir la ansiedad en los pacientes que recibieron radiación, y aliviando las náuseas y los vómitos, producido en la quimioterapia.

AUTISMO

La musicoterapia puede ayudar a mejorar las habilidades de comunicación de los niños con trastorno autista, aunque no se sabe si los efectos son duraderos.

ENFERMEDAD DE PARKINSON

Esta terapia, incluyendo canto y ejercicios de voz, es beneficiosa en personas con la enfermedad de Parkinson, mejorando el funcionamiento conductual y la calidad de vida.

Imagen cortesía de josemanuelerre