La preadolescencia en niños y niñas: ¿en qué se diferencia?

A niel grupal, niños y niñas presentan diferencias en sus habilidades y necesidades durante la preadolescencia. En este artículo, analizaremos las más importantes y explicaremos cómo se manifiestan.
La preadolescencia en niños y niñas: ¿en qué se diferencia?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz el 14 junio, 2021.

Última actualización: 14 junio, 2021

Quienes son padres de dos o más hijos saben que el desarrollo es diferente en cada niño. Las habilidades, las dificultades y el ritmo de maduración difieren de un menor a otro, con independencia de su género. Sin embargo, existen algunos aspectos en los que ser varón o mujer resulta determinante. Te mostramos las diferencias de la preadolescencia en niños y niñas, a fin de que seas capaz de acompañar a tus hijos con comprensión y empatía.

Unas discrepancias que vienen originadas tanto por aspectos biológicos como por condicionamientos sociales. El funcionamiento hormonal juega un papel indiscutible, pero la distinta socialización que reciben niños y niñas desde el nacimiento también influye. Así, sus pensamientos, emociones y conductas durante la preadolescencia puede seguir caminos y ritmos distintos.

¿En qué se diferencia la preadolescencia en niños y niñas?

La preadolescencia es la etapa del desarrollo que tiene lugar aproximadamente entre los 9 y los 12 años. Por lo mismo, supone un puente entre la niñez y la adolescencia, un estado intermedio difícil de comprender y manejar tanto para los menores como para sus familias.

Durante este periodo se producen numerosos cambios a todos los niveles. Tanto chicos como chicas se embarcan en el proceso de construcción de su identidad, para lo que en ocasiones tienen que acortar distancias con sus iguales y aumentarlas con su familia.

La búsqueda de independencia, la progresiva maduración y la necesidad de aceptación grupal son independientes de muchas variables, como el género; no obstante, las manifestaciones de estas necesidades pueden diferir.

Niños juntos sonriendo

Maduración sexual

Durante la preadolescencia se produce un aumento en el nivel hormonal (estrógenos y progesterona en las niñas y testosterona en los niños) que da lugar a importantes cambios en el cuerpo.

Para ambos grupos puede ser difícil aceptar su nuevo aspecto, más adulto y menos infantil; sin embargo, las niñas suelen verse más afectadas por complejos e insatisfacción a causa de la presión social. Además, su desarrollo comienza antes que el de los chicos, aunque el de estos puede prolongarse más en el tiempo.

Habilidades sociales

Se ha encontrado que las niñas presentan un mayor dominio del lenguaje y una habilidad superior para expresarse. Para ellas resulta más sencillo comunicarse, ya que por norma son más rápidas y precisas al encontrar las palabras adecuadas. Además, durante esta etapa suelen incrementar la comunicación con sus iguales, pudiendo pasar horas al teléfono o en videollamada, convirtiéndose esta en una de las actividades que más disfrutan.

Por su lado, se ha encontrado que los chicos preadolescentes suelen preferir la interacción con sus iguales a través de actividades como el deporte. Además, estos suelen tener un menor desarrollo de la empatía que su contraparte femenina, por lo que pueden no ser tan hábiles interpretando los estados internos de los demás.

Atención y concentración

La atención y la concentración también son aspectos que las niñas desarrollan antes. Por lo mismo, estas logran ser más eficientes en sus proyectos y tareas escolares, mientras los niños pueden demorarse más en enfocar su atención y experimentar más distracciones.

Sin embargo, a medida que avanzan en edad, las diferencias en la calidad y la duración de la atención entre niños y niñas van disminuyendo, equiparándose a los 16 años aproximadamente.

Comunicación con los progenitores

La comunicación con los progenitores durante la preadolescencia es menor que en épocas anteriores, ya que estos dejan de ser la principal fuente de referencia.

Sin embargo, las niñas suelen mostrarse más abiertas a dialogar y compartir sus vivencias y sentimientos con su familia. Los niños, por su lado, pueden ser más reticentes y se abren específicamente al progenitor que perciben como más dispuesto a escuchar y comprender.

Estados emocionales

La preadolescencia puede ser una fase de emociones intensas y cambiantes, pero los estados de ánimo predominantes en ambos géneros pueden ser diferentes. Las chicas tienden a experimentar tristeza e inseguridad en mayor medida; mientras, en los chicos son más frecuentes la agresividad y la dificultad en el control de impulsos.

Padre hablando con su hija preadolescente de sus preocupaciones

¿Cómo atender a las diferencias en la preadolescencia en niños y niñas?

Por un lado, ser conscientes de que existen a nivel grupal es importante para diseñar estrategias grupales de intervención en la adolescencia. Así, es posible que tu hijo necesite más apoyo a la hora de expresarse verbalmente o necesite adquirir recursos para mejorar su concentración; y, del mismo modo, quizá tu hija precise trabajar y fortalecer su autoestima en esta etapa.

Por otro lado, hemos hablado de diferencias basadas en estudios que han utilizado estadísticos como la media. Así, aunque sea menos probable, no es extraño encontrarnos con casos en los que estas diferencias no existan o incluso estén invertidas.

Es importante recalcar que cada proceso de maduración es particular. Por ello, lo más relevante es identificar y reconocer las necesidades propias de cada uno de tus hijos y actuar teniendo presente la idea de que, con independencia de su género, precisan de tu comprensión y tu guía en la búsqueda de su identidad.

Te podría interesar...
¿Es verdad que las niñas maduran antes que los niños?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Es verdad que las niñas maduran antes que los niños?

Según la ciencia, las niñas maduran antes que los niños. Parece que su desarrollo cerebral va por delante durante la infancia. Lo analizamos.



  • Ives, E. (2014). La identidad del Adolescente. Como se construye. Revista de Formación Continuada de la Sociedad Española de Medicina de la adolescencia2(2), 14-18.
  • Rebollo-Catalán, Á., Ruiz-Pinto, E., & García-Pérez, R. (2017). Preferencias relacionales en la adolescencia según el género. Revista Electrónica de Investigación Educativa19(1), 58-72.
  • Cornett, H. E. (2014). Gender differences in syntactic development among English speaking adolescents. Inquiries Journal6(03).
  • Papini, D. R., Farmer, F. F., Clark, S. M., Micka, J. C., & Barnett, J. K. (1990). Early adolescent age and gender differences in patterns of emotional self-disclosure to parents and friends. Adolescence25(100), 959.