Pregabalina, ¿qué es y para qué se utiliza?

11 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica Sara Viruega
El tratamiento con pregabalina ha demostrado eficacia para controlar el dolor neuropático y mejorar la calidad de vida de los pacientes. En este artículo describimos en detalle sus efectos y su mecanismo de acción.

La pregabalina, también comercializada como Lyrica, es un antiepiléptico utilizado para el tratamiento del dolor neuropático en trastornos como la neuropatía diabética o la neuralgia post-herpética.

Actualmente, el dolor neuropático es uno de los grandes retos de las unidades del dolor. Esto es debido a su resistencia a los tratamientos analgésicos comunes y al desconocimiento asociado a las patologías causantes. Veamos, entonces, qué es la pregabalina, para qué se utiliza, cómo actúa y cuáles pueden ser sus efectos secundarios.

¿Qué es la pregabalina?

La pregabalina es un análogo del ácido gamma-aminobutírico o GABA. El GABA es el principal neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central y su función es ralentizar la actividad cerebral. Aunque la pregabalina es un fármaco antiepiléptico, también está clasificado dentro de los fármacos neuromoduladores. Surgió a partir de la gabapentina, con una indicación específica para el dolor neuropático periférico.

Es un fármaco con una farmacocinética lineal, que no varía apenas individualmente. No se une a proteínas plasmáticas, no se metaboliza en el riñón y se excreta por la orina. Estas características hacen que tenga pocas interacciones con otros fármacos.

Los efectos analgésicos de la pregabalina empiezan a manifestarse en los primeros días de tratamiento y se mantienen a largo plazo.

Cápsulas de lyrica

¿Para qué se utiliza la pregabalina?

La pregabalina, según su ficha técnica, está indicada para el tratamiento de:

  • Dolor neuropático: la pregabalina está indicada en el tratamiento del dolor neuropático periférico y central en adultos.
  • Epilepsia: la pregabalina está indicada en el tratamiento combinado de las crisis parciales son o sin generalización secundaria, en adultos.
  • Trastorno de ansiedad generalizada: la pregabalina está indicada también en el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada o TAG en adultos.

El tratamiento con pregabalina ha demostrado eficacia frente a placebo, de una forma dosis dependiente, porque controla el dolor, mejora el sueño y mejora muchos de los parámetros de la calidad de vida de los pacientes con dolor neuropático. Es especialmente útil en el tratamiento de la neuropatía diabética o la neuralgia post-herpética:

  • Neuropatía diabética: es uno de los desórdenes del sistema nervioso causados por la diabetes.
  • Neuropatía post-herpética: es un dolor neuropático persistente, localizado en el dermatoma donde se ha presentado previamente un cuadro agudo de herpes zóster. Sabemos que dura más de tres meses después de haber desaparecido las lesiones dérmicas.

Mecanismo de acción

La pregabalina es un ligando de una subunidad auxiliar de los canales de calcio dependientes de voltaje en el sistema nervioso central, aunque su mecanismo de acción no se conoce exactamente. Su efecto analgésico a su capacidad de unirse a esta subunidad proteica, con mayor afinidad que la gabapentina, otro antiepiléptico utilizado para el dolor neuropático crónico y la fibromialgia en adultos. Por tanto, sus perfiles farmacológicos son similares.

Al unirse a esta subunidad, modula la entrada del ión calcio a través de los canales dependientes de voltaje y, por tanto, disminuye la liberación de neurotransmisores excitadores como glutamato, noradrenalina y sustancia P.

Esto se traduce en una disminución de la excitabilidad neuronal de distintas áreas del sistema nervioso; en concreto, de aquellas relacionadas con patologías con el dolor neuropático, la epilepsia o la ansiedad. Aunque es un análogo del ácido gamma-aminobutírico o GABA, no interacciona con los receptores GABA-A ni B, ni tampoco afecta a la recaptación del mismo. Por tanto, no puede desarrollar acciones gabaérgicas.

Mujer con dolor en el cuello

Efectos secundarios

Las reacciones adversas más frecuentes en el tratamiento con pregabalina son, por ejemplo:

  • Mareos.
  • Somnolencia.
  • Cefalea.
  • Nasofaringitis.
  • Aumento del apetito.
  • Aumento de peso.
  • Estado de ánimo eufórico.
  • Confusión.
  • Irritabilidad.
  • Desorientación.
  • Insomnio.
  • Líbido disminuida.
  • Disfunción eréctil.
  • Visión borrosa.
  • Diplopía.
  • Vértigo.
  • Trastornos gastrointestinales.
  • Calambres musculares.
  • Dolor de espalda y dolor en las extremidades.

A pesar de esta lista de posibles efectos secundarios, conviene decir que la mayoría de ellos son transitorios y bien tolerados por los pacientes. Las tasas de abandono del tratamiento son mínimas. En algunos pacientes se han observado síntomas de retirada tras la interrupción del tratamiento con pregabalina. Por esto, se recomienda ir disminuyendo la dosis poco a poco para evitar posibles complicaciones.

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios (20187). Ficha técnica. Lyrica. [Online] Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/pdfs/ft/04279003/FT_04279003.pdf
  • González-Escalada, J. R. (2005). Pregabalina en el tratamiento del dolor neuropático periférico. Revista de la Sociedad Española del Dolor12(3), 169-180.
  • López-Trigo, J., & Sancho Rieger, J. (2006). Pregabalina. Un nuevo tratamiento para el dolor neuropático. Neurología21(2), 96-103.