¿Como prepararnos psicológicamente para un trabajo competitivo? - La Mente es Maravillosa

¿Como prepararnos psicológicamente para un trabajo competitivo?

Fátima Servián Franco 15 noviembre, 2016 en Psicología 334 compartidos

Los trabajos han experimentado un cambio notable en las últimas décadas. Antes el trabajo era más mecánico, rutinario y menos competitivo, lo que exigía a los trabajadores más esfuerzo físico, pero menos mental. Seguramente habréis escuchado a vuestros padres y abuelos decir que antes no se necesitaban tantas vacaciones como ahora y que esto del estrés no es más que un invento para justificar que ahora trabajamos menos y nos quejamos más.

Puede ser que antes se necesitarán menos vacaciones que ahora, pero también esto tiene una explicación psicológica y científica. El cambio tan abrupto que se ha producido entre los empleos actuales y los de hace unos lustros se pueden explicar por numerosas razones. Hace un tiempo relativamente cercano, la economía estaba basaba en la agricultura y en empleos manuales, estos trabajos facilitaban que los trabajadores eliminaran el estrés que les producían.

La transformación del mercado laboral

Actualmente estos trabajos han sido sustituidos por maquinarias y avances tecnológicos, lo que ha dejado paso al trabajo competitivo de planificación, organización, análisis y de mercado. Incluso los trabajos que siguen siendo netamente mecánicos, informalmente se les exige a los empleados que cumplan con las expectativas sociales. Los trabajos actuales requieren de muchas capacidades cognitivas, pero de pocas físicas, hecho que hace que el estrés diario se vaya acumulando.

trabajadores corriendo con un ordenador

A esto hay que añadir el profundo cambio en el mercado laboral. Las políticas económicas actuales, basan su crecimiento en una competitividad brutal entre empresas y empleados. Siempre hay que ser el mejor para conseguir cualquier puesto de trabajo, mejor curriculum, mejor experiencia laboral. Y si tenemos la suerte de encontrar un trabajo esto no parará, tendremos que estar siempre innovando y seguir formándonos.

Con todo esto no es de extrañar que ahora haya más estrés, más presión y más competitividad. Tenemos una sociedad más formada y competitiva. Antes si se era un buen trabajador valdría con lo aprendido inicialmente, no existía esta competitividad actual. Y lo más importante, mediante el esfuerzo físico que se realizaba con los empleos mecánicos se quemaba el neurotransmisor que genera el estrés, el cortisol.

Características a potenciar para lidiar con la competitividad

Existen una serie de características psicológicas que, aunque no nos garantizaran el éxito, si nos garantizaran dar lo mejor de nosotros mismos en un trabajo competitivo. Una de las características común al éxito competitivo es la variable psicológica denominada como determinación, y no es otra cosa que la capacidad que tenemos para hacer todo lo necesario con el fin de alcanzar nuestros sueños.

Otra característica a tener en cuenta es el entrenamiento en nuestras capacidades mentales. Ser capaz de controlar nuestros pensamientos y emociones nos dará la perspectiva oportuna para realizar nuestro trabajo. Debido a nuestros pensamientos podemos afrontar un problema como si de una situación de peligro se tratase e irremediablemente a nivel emocional vamos a sentir angustia y otras emociones negativas que van a entorpecer nuestro trabajo.

Todas las personas podemos tener altibajos en nuestra confianza. Sin embargo, se debe hacer hincapié en que, para llegar a lo más alto, todos hemos tenido que superar grandes adversidades. Obstáculos que no habrían caído si no hubiéramos tenido fe en nuestras posibilidades

Por último, para conseguir el máximo rendimiento competitivo en cualquier trabajo hay que centrarse y concentrarse en lo verdaderamente importante. Esto quiere decir que todos podemos cometer errores, pero lo que no pueden hacer estos es paralizarnos o distraernos. Si es así, lo más probable es que al error inicial se sumen unos cuantos más.

Para alcanzar lo que nunca has tenido, tendrás que hacer lo que nunca has hecho.
Compartir

El deporte como ejemplo de transformación

El deporte es un espejo en el que podemos ver una transformacional paralela a la que ha sufrido el mundo laboral. Antes lo deportistas dedicaban horas y horas a entrenar su físico. Descansar, comer y machacarse físicamente, esta era su rutina. Sin embargo, ahora los deportistas de alto nivel han introducido una parte más en su entrenamiento: la preparación mental.

El entrenamiento psicológico o entrenamiento mental es el complemento del entrenamiento físico para aquellos deportistas que participen en competición y quieran optimizar su rendimiento. Este entrenamiento no es puntual, se lleva a cabo a lo largo de la temporada y paralelamente a la preparación física. Puede realizarse a nivel individual o en equipo.

Consiste en un programa estructurado de sesiones en que se trabajan las principales habilidades psicológicas que requiere un deporte determinado. El objetivo es ejercitar las habilidades psicológicas de los deportistas y aprender nuevas, para favorecer si rendimiento y adaptarse satisfactoriamente a las diferentes situaciones de la práctica deportiva, especialmente la competición.

powder

Algunos deportistas necesitan un tratamiento psicológico individualizado para resolver problemas psicológicos concretos y malestar interno relacionado con su práctica deportiva o la finalización de la misma. Sería lo indicado para las personas que sufran angustia competitiva, burnout o Síndrome de sobreentrenamiento deportivo, síntomas depresivos, trastornos alimentarios, secuelas psicológicas de lesiones y falta de autoestima entre otros.

Para afrontar con garantías la competición tanto en la vida, en el trabajo como en el deporte, tenemos que saber identificar nuestras fortalezas. Una vez identificadas hay que trabajar nuestras habilidades mentales para controlar los pensamientos negativos, aprender a concentrarnos, y perseverar ante la adversidad, afrontando la presión y mostrando una gran determinación para conseguir nuestros objetivos.

La magia está en creer en uno mismo, si crees en ti, puedes hacer cualquier cosa.
Compartir

Imágenes cortesía de foto especial y de Scott Kelby

Fátima Servián Franco

Psicóloga General Sanitaria. Profesora colaboradora en la Universidad Internacional de Valencia y directora del centro de Psicología, Renacer.

Ver perfil »
Te puede gustar