¿Qué propicia la violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes? - La Mente es Maravillosa

¿Qué propicia la violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes?

Laura Reguera 19 noviembre, 2017 en Pareja 0 compartidos
Chica adolescente llorando en el puerto por la violencia en las parejas de adolescentes como la suya

La adolescencia y la juventud es una época única, ya no solo porque transitemos solo una vez por ella, sino también por lo que supone. Entramos en la preparación para la vida adulta y muchos de los mundos que se abren son nuevos y emocionantes. Como las relaciones amorosas. Es a estas edades cuando nos empezamos a interesar de forma romántica en otras personas y se inician relaciones diferentes a las que habíamos establecido hasta entonces.

Ahora bien, estas relaciones no están exentas en algunos casos de agresiones físicas o verbales, por desgracia. En estas edades tan críticas, es importante conocer los factores que pueden fomentar la violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes, de forma que se le pueda poner remedio antes de que el problema se agigante.

“Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”

-Rosa Luxemburgo-

Los factores socioculturales que propician la violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes

Entre las muchas variables que pueden aumentar el riesgo de que aparezca o aumente la violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes, hay que tener en cuenta aquellas de tipo social y cultural. La realidad es que una buena parte de la sociedad todavía sigue viendo a la violencia como un instrumento válido para conseguir un objetivo, mientras que hay otra parte en la que afortunadamente la sensibilidad cada vez es mayor y la condena más unánime.  

Joven alejándose de su pareja cumpliendo la orden de alejamiento

Además, las creencias culturales tradicionales que marcan y separan los roles de hombres y mujeres implican que los primeros tienden a ejercer la violencia y las segundas a disculparles. De esta manera, se pueden propiciar actitudes tolerantes hacia la violencia machista y la victimización femenina.

A pesar de esto, analizando los patrones de relación entre jóvenes y adolescentes también encontramos comportamientos violentos en las chicas, aunque estos descienden en la adultez. Usarían este tipo de conductas para manejar la inseguridad y la ira, mientras que los chicos lo harían para reafirmar su masculinidad y para ejercer control sobre la otra persona.

Los factores interpersonales que propician la violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes

Respecto a los factores interpersonales, cabe reseñar aquellos que afectan a la familia y al grupo de iguales. Tradicionalmente, se ha asumido que, cuando en el núcleo familiar se han dado situaciones de maltrato (bien en la pareja o bien hacia los hijos), es más fácil que se ejerza violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes. Por otro lado, lo que nos dicen las investigaciones que “solo” un tercio de los maltratadores tienen este tipo de antecedentes.

Debido a estos datos, se ha empezado a tener en cuenta también la exposición y observación de este tipo de conductas en las parejas de sus grupos de amigos. Cuando esto ocurre, se perpetúa la idea cultural de que la violencia está justificada y de que es necesaria en ocasiones. Esto es así porque las personas están dentro de un grupo social, importante para ellas, que valida (o al menos no condena) los comportamientos violentos.

grupo de adolescentes

Los factores personales que propician la violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes

Por último, hay que tener en cuenta los factores personales que influyen en que se ejerza violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes. Un condicional a tener en cuenta es si ya se ha usado la agresión en relaciones de pareja anteriores, lo que aumenta la probabilidad de que vuelva a pasar.

Por otro lado, se han encontrado más factores de riesgo en esta línea. El apego inseguro, los celos, la dependencia, la impulsividad y o la falta de habilidades sociales para afrontar los conflictos son algunos de ellos. También pueden jugar su papel en este problema el abuso de alcohol y drogas.

La realidad es que, como la mayoría de conjuntos de conductas que podemos englobar, la violencia en las parejas de adolescentes y jóvenes es un fenómeno complejo. No es un solo factor el que la propicia, sino que el verdadero riesgo suele aparecer cuando se produce la interacción o la suma de varios de ellos. Precisamente, por esto, es importante desarrollar programas de prevención que trabajen todas las áreas implicadas y eviten que la violencia aparezca, se valide y termine siendo normalizada.

Chica adolescente grabando a su novio

Imágenes cortesía de Adrian Sava, Alexis Brown y Tr N Toan.

Laura Reguera

Psicóloga clínica habilitada para el ejercicio de la psicología sanitaria, de orientación cognitivo-conductual, apasionada de mi profesión, y que trata siempre de aprender y crecer como profesional de la salud y el bienestar tanto emocional como mental

Ver perfil »
Te puede gustar