Protege tu salud psicológica ante las noticias de violencia - La Mente es Maravillosa

Protege tu salud psicológica ante las noticias de violencia

Cristina Roda Rivera 18, Noviembre 2015 en Psicología 5280 compartidos
Mujer viento

Ante algunas noticias provenientes de todo el mundo nos damos cuenta de que no queremos mostrarnos totalmente indiferentes. Mostrar interés y sentirte entristecido por las noticias del horror de la violencia es algo natural y en cierta forma necesario.

Pero si bien como decimos es necesario interpelar a las conciencias para darnos cuenta de que debemos seguir cambiando muchas cosas para que este mundo sea mejor, es de igual importancia seleccionar el tipo, la cantidad y la calidad de información que recibimos, porque podemos hacerlo.

Una reflexión humanista, pragmática y de valores rara vez es consecuencia del visionado y de la escucha de fuentes erróneas. Todos podemos dejarnos llevar por la ira y la tristeza en un momento, lo que es erróneo es seguir reflexionando continuamente bajo esos estados y bajo el desconocimiento: situaciones difíciles requieren soluciones y reflexiones complejas.

Así que de la misma forma que tienes derecho a no mostrarte indiferente, tienes derecho a saber distanciarte de cierto contenido de información para ti y para los que te rodean en tu vida cotidiana. Porque no olvides que solo desde esa posición puedes hacer algo, y ese algo puede ser muy grande. De hecho, si todos lo hicieran, sería la única forma de cambiar el mundo. Comienza por tu parte.

Así, vamos a describir una serie de pautas para que puedas saber protegerte psicológicamente ante las continuas noticias de violencia sin que ello implique que tengas que ignorarlas.

Maneja bien el tiempo que pasas viendo imágenes de noticias de violencia

Los expertos advierten: Ver más de 6 horas diarias de televisión o en internet sobre los atentados aumenta el riesgo de síntomas psicológicos aunque no sean víctimas directas.

Por ejemplo, una persona que se vea envuelta en una situación de violencia como espectador, aunque no sea la persona que directamente sufre la agresión puede desarrollar en mayor o menor medida síntomas de lo que se llama “Estrés postraumático“.

La tristeza que no tiene explicación

No tendrá el mismo riesgo que una víctima pero depende del tiempo en el que sea vea envuelto, de sus características personales y de la relación personal que pueda tener esa persona con esa situación de violencia (quizás pudo vivir algo parecido en el pasado).

En definitiva, si crees que te afecta, deja de ver noticias o imágenes demasiado explícitas. Y aunque sientas que no te afecte, sé consciente de que si ese visionado se repite una y otra vez podrás desarrollar un malestar posterior aunque actualmente no seas consciente. Puedes notar una cierta sensación de deshumanización tras ver tantas horas seguidas contenido violento explícito con situaciones que sí han pasado en la vida real.

Maneja la forma en la que explicas esta información a niños pequeños

La principal recomendación es mantener al margen a los menores de todo este tipo de noticias, pero eso no impide que seas tú directamente la persona que tengas que explicar lo sucedido a ese menor dependiendo de su edad y de la información que ya haya podido escuchar.

Hay que preservar en la medida de lo posible la inocencia de los niños en la infancia ante determinados temas. No tendrán otra etapa evolutiva en la que poder disfrutarla y además, simplemente sus capacidades cognitivas y emocionales aun no están preparadas para entender noticias de terror tan complejas.

Si ya es niño de una ligera mayor edad y madurez, se muestra confundido y te pregunta, puedes explicar y tratar con él estas cuestiones teniendo en cuenta estos aspectos:

  • Lenguaje claro: apuesta por mensajes que hagan hincapié en la visión humana y universal de la noticia, no entrando en detalles sobre la misma : “La violencia nunca debe ser empleada aunque haya gente que por desgracia lo haga” , “El mundo es un lugar agradable aunque a veces pasen cosas que no lo son”, etc.
  • Contrarresta la información desagradable con otra que no lo sea: es un buen momento para leer junto a un menor todas las noticias positivas que ocurren en el mundo, visualizar vídeos o cortos animados que expliquen de una forma entretenida y con metáforas los valores universales.
  • Intenta que se mueva en un ambiente lo menos violento posible: hay que proteger a los menores de la violencia porque es en esta etapa cuando se interiorizan muchos comportamientos que se presentan en la vida adulta.

Medita y desconecta

Meditar a lo largo del día nos sitúa en el presente con nuestra consciencia plena en lo que estamos haciendo, nos abstraemos así de todo lo tóxico vivido los últimos días y podemos seguir trabajando o realizando cualquier actividad más calmados y concentrados.

chica meditando (Copy)

Elige la lectura y la visión de contenidos de calidad 

En un principio todos podemos lanzar opiniones y juicios sesgados por la sorpresividad, por una reactividad emocional o por desconocimiento. Que una noticia sobre algo te impacte es la ocasión perfecta para formarte, para leer acerca de situaciones parecidas que se han dado en la historia, para conocer el origen de un conflicto y de lo que tiene en común con muchos otros.

El conocimiento, es el arma más potente de una persona y de un pueblo para hacer frente a los radicalismos. Un radicalismo no se soluciona con otro, solo lo alimenta.

Construye tu parte

No es que creas que si ayudas a mejorar tu vida y tu actitud ante los demás solo estás mejorando tu vida, sino que indirectamente estás ayudando al mundo. Es la mejor forma de hacerlo y la única que tienes.

En tu día a día, evita a la gente agresiva, no dejes que te afecten las personas radicales que son incapaces de empatizar con los demás. Es una pérdida de energía y tiempo irrecuperable. Hazte las preguntas correctas paras tener las respuestas adecuadas para tu vida.

Sé más generoso, ayuda en lo que puedas a los demás, sé amable, defiende tus valores aunque creas que el mundo los está perdiendo. El mundo está compuesto de personas y de otros seres vivos.

Si el mundo pierde valores humanos, es porque las personas los están perdiendo. Tu parte es no perderlos tú y fomentarlos, sanarte por dentro para poder transmitir sanación a la parte del mundo que te toca.

Niña en el campo con corazones

Haz voluntariado, colabora con alguna campaña

A cada uno de nosotros nos “toca la fibra sensible” diversas situaciones de injusticia en el mundo, algunas relativas a la violencia contra los animales, otras al racismo, a la desigualdad de la mujer en muchos países, a la violencia y pobreza, a la corrupción, etc.

Desde tu comunidad, ciudad, barrio o casa a través de Internet, dedica algo de tiempo y si puedes algo de ayuda económica a mejorar todo este tipo de situaciones. Implícate, lucha y difunde.

Cada persona debe responder por lo que hace, bien o mal, ante los demás… pero no por lo que los demás hacen. No accedas a la trampa de decir “este mundo está perdido y no tiene arreglo” porque tú formas parte de él e inconscientemente te lo estás diciendo a ti mismo. Una vez más, preocúpate por mejorar y arreglar tu parte, porque es la mejor y la única manera realista de mejorar el mundo.

Cristina Roda Rivera

Psicóloga,Especialista Máster en Psicología clínica y social.

Ver perfil »
Te puede gustar