Psicólogo del deporte: roles y funciones

27 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
El psicólogo del deporte ayuda a mejorar el rendimiento y la sensación de bienestar de los deportistas, gracias a sus conocimientos y estrategias sobre los aspectos psicológicos en el ámbito deportivo.

La Psicología es una ciencia que cuenta con diversas ramas y cada una de ellas se aproxima a diferentes aspectos del individuo. Puesto que el deporte es una actividad con una gran implicación psicológica, hay más de una razón por la que cualquier deportista se podría beneficiar de la ayuda de un psicólogo del deporte.

Gracias a este tipo de profesionales, los deportistas pueden contar con una evaluación, orientación e intervención basada en los aspectos psicológicos, para mejorar sus niveles de rendimiento y sensación de bienestar.

La Psicología del deporte hace hincapié en las emociones, pensamientos y comportamientos de un deportista, lo cual repercute en su rendimiento y bienestar.

A lo largo de este artículo realizaremos un recorrido por las funciones más relevantes de los psicólogos del deporte y por los beneficios de trabajar con ellos. Profundicemos.

Evaluación y diagnóstico: funciones esenciales del psicólogo del deporte

Entre las funciones principales del psicólogo del deporte destacan la evaluación y el diagnóstico del deportista.

La evaluación que se realiza se conoce como psicodeportológica porque en ella se tienen en cuenta tanto aspectos deportivos como psicológicos. Son los siguientes:

  • Se centra en las conductas. Para ello, analiza el ambiente en el que estas se producen, así como las emociones y pensamientos relacionados.
  • Identifica. Reconoce cuáles son las condiciones asociadas a cada comportamiento por parte del deportista.
  • Entrevista. Realiza diversas entrevistas para identificar las conductas a trabajar y los pensamientos y emociones del deportista que influyen en su rendimiento y bienestar.

Para realizar este tipo de entrevistas se utilizan test, planillas de seguimiento y diversas técnicas encaminadas a conocer al deportista en todos sus ámbitos vitales.

Una vez realizadas las entrevistas e identificados los aspectos cognitivo-comportamentales y emocionales, el psicólogo deportivo realiza un diagnóstico. Esto le sirve para delimitar los ámbitos en los que va a trabajar; aunque es importante mencionar que con el paso del tiempo, se podrán incluir nuevos aspectos a abordar.

Persona haciendo un test de personalidad

Psicoeducación

El psicólogo deportivo también es responsable de la psicoeducación. Al ejercer dicha función, le muestra al deportista diferentes estrategias para potenciar su rendimiento a través de diferentes métodos de educación.

La psicoeducación puede introducirse en diferentes puntos del proceso terapéutico. Lo importante es que el deportista aprenda y poco a poco interiorice las enseñanzas para aplicarlas en un futuro.

A través del proceso psicoeducativo, se brinda información al deportista sobre diversos ámbitos que pueden influir en su desempeño deportivo, información que versa sobre su vínculo con lo social, laboral, familiar, la salud o el mundo emocional, entre otros.

El psicólogo del deporte y la planificación

Una vez realizado el proceso de evaluación y diagnóstico,  el psicólogo del deporte pasa a la fase de planificación. Veamos cómo lo hace:

  • Elige qué pruebas psicotécnicas y otros instrumentos y técnicas va a utilizar, así como cuál es el fin de la aplicación de las mismas.
  • Ejecuta estrategias para intercambiar información con los diferentes miembros involucrados, por ejemplo padres, familia, comunidad, etc.
  • Plantea metas claras y realistas acordadas con las personas con las que va a trabajar a nivel terapéutico.
  • Pauta las fechas y la distribución de horas para cumplir los objetivos.

Por tanto, el psicólogo del deporte es un gran organizador: debe distribuir tanto el tiempo terapéutico como las diferentes actividades para llegar a los objetivos de su intervención.

Además, se encarga de asesorar a sus clientes para que no solo entiendan en profundidad los pormenores del proceso de intervención, sino para que también comprendan cómo hacer para que cada uno de los pasos tomados resulte favorable de cara al progreso en el deporte. De este modo, el deportista desarrollará mayor adherencia a la intervención.

Intervención

La intervención es el punto clave en el que se ejecuta todo lo planeado previamente para lograr un mayor rendimiento y bienestar en el deportista. Es, por tanto, el paso fundamental en la dirección del logro de las metas establecidas.

En su intervención, el psicólogo del deporte utiliza un gran número de estrategias, técnicas e instrumentos diferentes para alcanzar los objetivos pautados. Este progreso se realiza siempre de la mano del deportista, de su equipo y de su comunidad.

Para conseguir el resultado planteado, el profesional debe conocer a fondo el deporte en el que se va a centrar y las personas con las que va a trabajar. Por eso, es esencial para el psicólogo del deporte adaptarse a las personas sobre las que interviene y al ambiente en el que se desenvuelven.

Investigar y promover la salud

El psicólogo del deporte también puede dedicarse al ámbito de la investigación. Esto puede ser desde una perspectiva pragmática, tras haber termina el proceso terapéutico con algún deportista o desde una perspectiva académica, enfocándose en la Psicología del deporte como ciencia.

Así, a pesar de la corta edad de esta rama de la Psicología, contamos ya con grandes investigaciones. Por ejemplo, Olmedilla, García y Martínez en su artículo para la Revista de Psicología del Deporte, exponen su investigación sobre la relación entre los factores psicológicos y la vulnerabilidad a las lesiones.

Además, el psicólogo del deporte también puede desenvolverse en el ámbito de la promoción y la prevención de la salud. En este campo, se dedica a plantear estrategias asociadas al mundo del deporte y sus beneficios para fomentar la salud y prevenir la enfermedad.

Equipo de deportistas

Beneficios de trabajar con un psicólogo del deporte

Para cualquier amante del deporte que desee potenciar su rendimiento, el de su equipo o desee promover el deporte en la comunidad, trabajar de la mano de un psicólogo del deporte puede proporcionarle los siguientes beneficios:

  • Mayor motivación.
  • Planteamiento de metas y estrategias para mejorar.
  • Aumento de la autoconfianza.
  • Mejor autoestima.
  • Adecuada gestión de las emociones.
  • Contar con un proyecto de vida en relación al deporte.
  • Detección de situaciones de riesgo.
  • Ayuda en el manejo del estrés y la ansiedad.
  • Aumento del rendimiento.
  • Favorecimiento de la prevención y recuperación de lesiones.
  • Mejora de la capacidad de trabajo en equipo.

Ahora bien, es conveniente aclarar que no cualquier psicólogo puede dedicarse a esta rama de la Psicología. Es necesario la especialización en este área, para ejercer con eficacia.

Como vemos, el psicólogo del deporte puede trabajar con deportistas, equipos de alto rendimiento, entrenadores, profesores, padres o comunidades. Con sus habilidades como profesional puede ayudar a mejorar el rendimiento deportivo y, de esta forma, contribuir a una mejor calidad de vida. 

  • Olmedilla, A., García, C., & Martínez, F. (2007). Factores psicológicos vulnerabilidad a las lesiones deportivas: un estudio futbolistas. Revista de psicología del Deporte, 15 (1), pp. 37-52.
  • Weinber, R.S. & Gould, D. (2010). Fundamentos de la psicología del deporte y el ejercicio físico. Cultura, Ciencia y Deporte, 5 (15), pp.207-208.