¿Qué es el estilo de vida minimalista?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 26 abril, 2018
Pedro González Núñez · 26 abril, 2018

Dice el arquitecto y escritor John Pawson que “el minimalismo, más que una arquitectura, es un estilo de vida”. Así parecen haberlo entendido un grupo de familias, ya que ha creado una plataforma desde la que enseñan qué es el estilo de vida minimalista.

La plataforma en cuestión se llama The Minimalists, y en la misma tratan de dar sentido a la vida. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, generando alternativas para esa necesidad material que nace de la publicidad y que la propia sociedad potencia haciendo de espejo.

¿Qué es un estilo de vida minimalista?

Según los minimalistas, hoy día vivimos en un entorno demasiado estimulante. Además, muchos de estos estímulos son anuncios interesados que están enfocados a motivar el consumo; esto produce que cada día pensemos que hay más objetos que resultan imprescindibles para nuestro bienestar.

Siguiendo el pensamiento minimalista, con cada nueva compra nos hacemos más pesados. Es decir, nuestro plano emocional se sobrecarga, acabando por dejar de lado partes esenciales del ser humano, como es la libertad.

Pareja de compras

Por eso, los creadores del estilo de vida minimalista, Ryan Nicodemus y Fields Millburn, definen esta forma de vivir como la herramienta que sirve de catalizador para deshacernos de los excesos. ¿Para qué? Para que nos podamos enfocar en aquello que realmente es importante, y que nos lleve hacia la felicidad, la libertad y la realización.

Si te interesa la forma de vida minimalista, hay una serie de características que la definen partiendo de una única idea que las vertebra y las inspira: eliminar necesidades materiales, y artificiales en el fondo, y centrarnos en lo personal.

Elimina lo accesorio o innecesario

Básicamente pregonan que eliminemos todo aquello que no sea estrictamente necesario. Si durante tu vida has estado almacenando objetos inútiles, se trata de hacer un ejercicio de orden vaciar estos espacios, de manera que puedan ser liberados o rellenados con elementos que sí cubran necesidades reales.

La sabiduría más tradicional nos recuerda que el apego por lo material nos hace de alguna manera esclavos. La acumulación hace que perdamos tiempo limpiando, ordenando o manteniendo, suponiendo un obstáculo para emplear nuestros recursos en aquellos asuntos que son realmente importantes. De esta manera, los minimalistas invitan a vaciar cajones y armarios, eliminando todo aquello que realmente no sirve para nada.

“Si quieres crear algo bello, sólo tienes que hacer lo necesario, nada más”.

-Giorgio Armani-

Elimina el apego a los objetos

A veces nos encariñamos con los objetos, por eso no los tiramos. Es cierto que pueden ser cosas llenas de recuerdos para nosotros. Sin embargo, el minimalista nos recuerda que, en realidad, dichos recuerdos están en la persona, no el objeto.

Los minimalistas afirman que hemos de proyectarnos hacia el futuro, no hacia el pasado. Así pues, el apego ha de ser hacia las personas, comenzando por uno mismo, y no hacia las posesiones materiales.

Orden y simplicidad en el hogar

También abogan por tener un hogar ordenado, donde la simplicidad sea la tónica dominante. Cada cosa que conservemos, será porque tiene un uso concreto y por ese cometido ha de tener un espacio. Además si somos sistemáticos y siempre le damos el mismo, será más fácil encontrarlo.

“Hay momentos en que el gusto por la simplicidad se ha convertido en un sentimiento casi generalizado”.

-John Pawson-

Mujer en un escritorio minimalista

Control consumista

Otro aspecto importante que valora el minimalismo vital es el control del consumo. Hemos de ser cuidadosos con las compras, ya que, en muchas ocasiones, se adquieren posesiones que realmente no sirven para nada.

También abogan por otra máxima, y es cambiar cada cosa que entra en un hogar por otra que salga. Así pues, si alguna de tus posesiones ha perdido su vida útil, véndela o dónala, pero no acumules.

Digitalización

Otra opción por la que se decantan los minimalistas es por la digitalización. Abogan por acabar con álbumes de fotos, facturas, cartas, tickets y demás. Primero se hace una foto o se escanea, luego se guarda digitalizada y después se tira la parte material.

Otras opciones minimalistas

Existen otras opciones por las que optan los minimalistas. Como podrás imaginar, todas apuestan por simplificar la vida y desproveerla de posesiones materiales:

  • Simplificar la tecnología. Es decir, no poseer móvil, iPod, MP3, portátil, ordenador de sobremesa… Apuestan por intentar aglutinarlo todo en el número más pequeño de dispositivos posible.
  • También invitan a controlar el consumo de información. Dado que estamos expuestos a muchos estímulos, al final perdemos foco y tiempo valioso sin estar verdaderamente bien informados en muchos casos.
  • Seleccionar compromisos es otra máxima. No pierdas tu tiempo en citas que de verdad no te van a aportar nada. Hemos de ser más productivos, y para ello, a veces, hay que decir no.
  • La acumulación de experiencias en lugar de objetos también es otra de sus características.
  • Finalmente, apuestan por controlar la mente, centrándose en lo verdaderamente importante, buscando el equilibrio emocional.

Este es el estilo de vida minimalista. Aprender a vivir el presente, dirigiéndonos hacia el futuro, disfrutando de las pequeñas experiencias y acumulando las posesiones necesarias únicamente. ¿Te atrae?