¿Qué es el Flipped classroom?

28 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga Laura Gómez Domínguez
Flipped Classroom es una forma de aprendizaje semipresencial en la que los alumnos aprenden los conceptos en casa viendo vídeos educativos en línea.

Flipped classroom (aula invertida) es un modelo pedagógico que transfiere el trabajo de determinados procesos de aprendizaje fuera del aula. Mientras, utiliza el tiempo en el aula para trabajar los aspectos en los que es necesaria la ayuda y experiencia del docente.

El alumnado prepara las lecciones fuera de clase, accediendo en casa a los contenidos de las asignaturas, para que luego en el aula sea donde hagan los deberes y las actividades más participativas, analizar las ideas o debatir entre ellos. Todo ello, apoyándose en las nuevas tecnologías y con un profesor que actúa de guía.

Profesora con alumnos en clase

Origen del Flipped classroom

Jonathan Bergmann y Aaron Sams, dos profesores de química en Woodland Park High School en Woodland Park Colorado, acuñaron el término Flipped classroom. Bergmann y Sams se dieron cuenta de que los estudiantes frecuentemente perdían algunas clases por determinadas razones (enfermedad, por ejemplo).

En un esfuerzo para ayudar a estos alumnos, impulsaron la grabación y distribución de vídeos. Además, se dieron cuenta que este mismo modelo permite que el profesor invierta más atención en las necesidades individuales de cada estudiante.

Una metodología alternativa a la tradicional clase magistral

La ventaja principal del Flipped classroom es que el profesor se adapta a los diferentes ritmos de aprendizaje y ninguno de los estudiantes se queda atrás.

En un aula tradicional, el profesor transmite la información que para unos es fácil de procesar, pero para otros no. En casa hacen los deberes, de manera que los que tienen unos padres con conocimientos de la materia siempre salen ganando. Este innovador método permite que en clase cada alumno reciba lo que necesita.

La innovación educativa que supone este modelo pedagógico aporta a la educación unos beneficios excelentes en el proceso de enseñanza/aprendizaje. El alumno pasa a ser el protagonista, realizando actividades participativas en un aprendizaje dinámico e interactivo, mientras que el profesor se convierte en un mero guía.

Los docentes pueden emplear más tiempo en la atención individualizada de los alumnos. Se crea un proceso y ambiente de aprendizaje colaborativo en el aula. Se hace partícipe del proceso de aprendizaje a toda la comunidad educativa (familia, profesores, comunidad social, docentes, etc.).

Permite al alumnado acceder al conocimiento construido y ampliarlo cada vez que lo desee. Del mismo modo, también facilita la posibilidad de que el alumnado acceda cuando lo necesite a los contenidos generados y/o facilitados por los docentes.

TIC para impulsar Flipped classroom

Las nuevas tecnologías impulsan nuevos modelos de aprendizaje y clases mucho más interactivas. Flipped classroom permite la utilización correcta, desde el punto de vista educativo, de las TIC en el aula. No es tanto la cantidad de recursos tecnológicos como su uso optimizado para que el contenido se pueda crear y compartir.

Además, las TIC junto a esta innovadora metodología nos dan la gran posibilidad de crear y compartir el proceso de enseñanza/aprendizaje con alumnos y docentes de cualquier parte del mundo, lo que la hace aún más enriquecedora y diferenciada de la enseñanza tradicional.

Profesora con alumnos

Modelos semejantes al Flipped classroom

Muchos modelos similares al Flipped classroom se han desarrollado bajo otras denominaciones. Por ejemplo, Instrucción Peer (PI) fue desarrollado por el profesor de Harvard Eric Mazur, e incorpora una técnica denominada “enseñanza just-in-time” como un elemento complementario al modelo Flipped classroom.

Enseñanza Just-in-time permite al profesor recibir retroalimentación de los estudiantes el día antes de la clase para que él puede preparar estrategias y actividades que cubran las carencias que puedan existir en los estudiantes en la comprensión del contenido.

El modelo de Mazur se centra en gran medida de la comprensión conceptual, y aunque este elemento no es un componente necesario del Flipped classroom, los dos modelos guardan un parecido en su espíritu.