¿Qué es el método terapéutico Sistema Soul Symphonics?

Edith Sánchez·
10 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
10 Julio, 2020
El Sistema Soul Symphonics resulta interesante por proponer una vía complementaria a las terapias más tradicionales o con más apoyo científico. Se vale de los sonidos para producir vibraciones conscientes que beneficien al cuerpo y la mente. En este artículo os contamos todos los detalles.

El Sistema Soul Symphonics es una modalidad de musicoterapia que busca facilitar la conexión profunda de una persona consigo misma. En ese sentido, es un camino de autoconocimiento y de comprensión de las emociones. En particular, se pretende desterrar las emociones invasivas, que bloquean la voluntad.

Este sistema fue creado por Xavier Garza y Rosario Mirazo, en 1996 y tras 35 años dedicados a la musicoterapia. El Sistema Soul Symphonics es una práctica que se vale de la música para propiciar estados de relajación y de auto-observación, con la finalidad de resolver conflictos internos.

El Sistema Soul Symphonics se cataloga como una terapia alternativa y forma parte de una categoría más amplia conocida como “biomúsica”. En esta última se crean sonidos armónicos para sanar emocionalmente a las personas y no solamente con fines estéticos. Veamos esto con mayor detalle.

La música puede cambiar el mundo porque puede cambiar a las personas”.

-Bono-

Pintura de una mente, el cielo y un violín

La biomúsica

La biomúsica es un área de la musicoterapia que pretende propiciar el equilibrio psicofísico de las personas, a través de los sonidos musicales. El primero en hablar de este concepto fue Mario Corradini, quien hizo varias investigaciones sobre el uso consciente del sonido.

Desde este enfoque, el cuerpo humano se ve como una estructura con su propio campo bioenergético. El mismo estaría compuesto por un conjunto de partículas con propiedades eléctricas y magnéticas, cuya función sería la de mantener unida a la materia. Así mismo, cumple un papel en la canalización de las fuerzas o impulsos mentales.

Quienes trabajan con la biomúsica señalan que las experiencias de alto contenido emocional bloquean el campo bioenergético, impidiendo que las fuerzas interiores fluyan de manera adecuada. A su vez, señalan que el sonido es energía y que, por lo mismo, puede actuar sobre ese campo y producir modificaciones.

El Sistema Soul Symphonics

El Sistema Soul Symphonics aplica los principios básicos de la biomúsica. Compara al cuerpo con un instrumento musical que necesita afinación periódica y señala que la misma puede lograrse a través de las ondas sonoras, por un efecto de resonancia. Dicha resonancia opera sobre el cuerpo de diversas maneras:

  • Sobre el sistema nervioso. Indican que la frecuencia de onda del estímulo sonoro impacta al sistema nervioso y provoca una respuesta física a esos impulsos.
  • Sobre las glándulas. Señalan que la biomúsica también incide en la producción y regulación de hormonas.
  • Sobre el cerebro. A juicio de quienes practican el Sistema Soul Symphonics, la frecuencia de onda de los sonidos influye sobre las ondas cerebrales.

Argumentan, además, que el uso de la biomúsica es ancestral. A su juicio, las comunidades primitivas usaban la música ritualmente porque esta producía estados psicológicos individuales y colectivos que no se lograban por otro medio. Indican que el sonido produce vibraciones físicas y que estas llegan a cambiar el organismo.

Los sonidos dirigidos

El Sistema Soul Symphonics plantea que no todos los sonidos ejercen el efecto adecuado de relajación y equilibrio en el organismo. Para que esto se produzca, se requiere de sonidos específicos, a los que denominan “sonidos dirigidos”. Estos son conscientes y deliberados.

De lo que se trata en esta terapia alternativa es de encontrar vibraciones específicas dirigidas hacia zonas del cuerpo definidas. Las notas deben tener una frecuencia precisa para que realmente logren su cometido. El Soul Symphonics utiliza concretamente ritmos de soul, llevados a nivel sinfónico.

Este sistema también se vale de elementos visuales. Son gráficos auxiliares que a veces se observan mientras se escucha la música y en otras ocasiones solo se contemplan de vez en cuando y en cualquier momento. Los mismos contribuirían a recuperar el equilibrio emocional, al que se considera un resultado acumulativo.

Chica escuchando música

Las evidencias y la eficacia

En el Sistema Soul Symphonics se piensa que la voz también tiene un poder reparador. En ese caso es el cuerpo el que produce los sonidos y al hacerlo también provoca una serie de vibraciones que llevarían a la tranquilidad y el equilibrio.

Al hablar o cantar suavemente se estimula la cabeza, el pecho, la espalda y el cuello. Si se canta en tono agudo o se grita, las vibraciones son más fuertes y alcanzan varios músculos e incluso huesos. En este sistema se pretende que cada uno aprenda a modular su voz de modo que produzca las vibraciones que le son provechosas.

No hay ninguna evidencia científica de que este método mejore la salud o provoque estados de ánimo especiales. Se le puede considerar como una técnica de relajación que, como la musicoterapia convencional, reduce el estrés, la ansiedad y la depresión a través de la música.

**Nota de edición. El Sistema Soul Symphonics no cuenta con el suficiente respaldo científico como para ser considerada una terapia. En ningún caso debería ser considerada como una opción de intervención más allá de posicionarse como un complemento a una terapia que sí haya demostrado ser eficaz frente a las alteraciones recogidas en la evaluación.

Araújo, E., Duque, E., & Sociais, C. (2012). El Sistema: a subjectivity of time discipline. Os tempos sociais e o mundo contemporâneo. Um debate para as ciências sociais e humanas.