¿Qué es la eutimia?

10 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga María Vélez
Sabemos que existen estados de ánimo más expansivos o tristes que, por su intensidad y su poder para anular nuestra capacidad para razonar, pueden llegar a ser patológicos. Entonces, ¿cómo se llama el estado de ánimo intermedio y en qué consiste realmente?

La eutimia hace referencia a un estado de ánimo normal, tranquilo, bueno. Es decir, un estado donde predominan emociones positivas y una percepción equilibrada y adaptativa del entorno. Este concepto se utiliza especialmente en psiquiatría para describir la fase de normalidad por la que pasa un paciente con trastorno bipolar entre los episodios maníacos o depresivos.

En esos períodos, los pacientes experimentan una conducta más adaptativa, tranquila y prudente, sin cambios radicales en el estado de ánimo. Un punto medio entre la alegría más eufórica y la tristeza. Así, cuando este estado anímico está presente de forma estable se considera que la enfermedad ha remitido.

Mujer con trastorno bipolar

Las variaciones del estado de ánimo

Para comprender mejor en qué consiste la eutimia es útil saber qué variaciones se pueden dar en el estado de ánimo de forma normal y patológica. Así, aunque se trata de un continuo, se suele clasificar en 5 niveles, los cuales si se indican cuantitativamente podría entenderse como: -2, -1, 0, 1, 2.

  • Manía (2). Consiste en un estado de ánimo muy por encima de lo “normal”. Un ánimo eufórico y exaltado que, a menudo, va acompañado de excitabilidad, irritabilidad o locuacidad. También pueden aparecer delirios de grandeza, alucinaciones o conducta desinhibida y extravagante.
  • Hipomanía (1). Este estado de ánimo eufórico no llega a intervenir en la vida diaria tan seriamente como la manía, su intensidad es más leve. Cuando alguien se encuentra a este nivel necesita dormir o descansar menos, ya que rebosan de alegría. Incluso pueden mostrarse más productivas de lo normal.
  • Eutimia (0). Como se indicaba anteriormente, la eutimia es el estado de ánimo equilibrado, centrado. Esto no quiere decir que en este nivel no se produzcan altibajos, sino que se mantienen dentro de unos límites funcionales y saludables.
  • Hipotimia o depresión leve (-1). Consiste en una disminución anormal del estado de ánimo. Aquí, la persona se encuentra con triste, con un lenguaje inexpresivo y sensación de abatimiento. También pierde el interés y la incapacidad de disfrutar de experiencias que antes sí le agradaban.
  • Depresión (-2). Este nivel de estado de ánimo se considera un trastorno mental en el que los síntomas hipotímicos aparecen con una gran intensidad. Así, lo sentimientos de tristeza, desesperanza o frustración son tan profundos que afectan seriamente a la vida de la persona, llegando a tener en ocasiones ideas suicidas.

El trastorno bipolar

Teniendo como punto de referencia a la eutimia, según por los niveles de estado de ánimo donde se muevan los episodios se clasifican distintos tipos de trastorno bipolar.

  • El trastorno bipolar tipo I podría considerarse de los más graves. La persona ha exprimentado, al menos, un episodio de manía y uno o varios de depresión mayor. No obstante, según el manual DSM-V, para su diagnóstico sólo es necesaria la presencia del episodio maníaco, aunque habitualmente aparezcan ambos.
  • El trastorno tipo II, se caracteriza por la vivencia de un episodio de depresión mayor con, al menos, un episodio de hipomanía. Dado que a veces es difícil diagnosticar la hipomanía, este trastorno suele confundirse con un trastorno depresivo mayor. Durante el episodio depresivo pueden aparecer síntomas psicóticos, pero no en la manía.

Por último, la ciclotimia implica la aparición de múltiples episodios de hipomanía alternados con episodios de hipotimia o depresión leve.

En ocasiones, estos altibajos algo más radicales que en los límites de la eutimia, se confunden con un rasgo de la persona. En cambio, estas variaciones sí llegan a afectar a la funcionalidad de la persona, ya que pueden llegar a variar desde varias veces a la semana a unas cuatro veces al año.

Chica con trastorno bipolar

¿Cómo llegar a la eutimia?

Cuando alguien que padece trastorno bipolar suele tener un tratamiento farmacológico prescrito para ayudarle a controlar los síntomas. Además, es necesario que acuda a terapia psicológica donde pueda aprender a gestionar emociones y predecir la aparición de un nuevo episodio. Igualmente, es fundamental la psicoeducación para que el paciente y su familia conozcan lo que les está pasando.

En este contexto, llegar a un estado de ánimo eutímico no significa que se logre la recuperación, pero sí un estado de normalidad que es saludable para la persona y su entorno. Por ello, es tan fundamental la ayuda profesional que, si no consigue eliminar el trastorno, ayuda a que la persona esté más equilibrada y tenga una vida más funcional.