¿Qué es la posverdad? - La Mente es Maravillosa

¿Qué es la posverdad?

Roberto Muelas Lobato 23 mayo, 2018 en Psicología social 0 compartidos

La posverdad está de moda. Esta palabreja es nombrada cada poco sin que acabemos de comprender su significado. Pero, tranquilo, aquí estamos para explicar en qué consiste. La posverdad se define como una distorsión deliberada de la realidad. En otras palabras, la posverdad es la manipulación de creencias y emociones con el objetivo de influir en la opinión pública y en las actitudes de la gente.

La posverdad se refiere al uso emocional, a desatar las emociones de la gente para cambiar sus pensamientos a la vez que se camuflan los hechos, lo que en realidad pasa. El ámbito más conocido en el que se ha usado la posverdad es en la política. Por ello han surgido algunos términos como discursos populistas o fake news que recogen la posverdad. A continuación se explicarán estos términos y las claves psicológicas que nos ayudan a comprenderlos.

Uso de la posverdad

Como se ha dicho, la posverdad se basa en discursos y escritos, los cuales intentan emocionarnos para manipularlos o distorsionar la realidad que percibimos. Es por ello que muchos políticos se han valido de esta a fin de conseguir apoyo entre la población. Uno de los recursos más usados son los discursos populistas. Estos son discursos en los que se agitan a las masas prometiendo imposibles. Prometiendo políticas “de la gente y para la gente” y soluciones sencillas a todos los problemas.

Por otra parte, valiéndose del alza de las redes sociales e internet, las fake news han cobrado importancia. Las fake news son noticias falsas, también llamadas bulos, que normalmente se usan de forma deliberada para desinformar. Cada día nos bombardean con tanta información, lo que se denomina infoxicación, que es muy complicado certificar si es cierta o no. Esto contribuye a que acabemos por creer algunas noticias falsas y tomarlas por verdaderas.

Político cruzando los dedos representando la posverdad

El atractivo de la posverdad

¿Por qué es la posverdad tan atractiva? ¿Por qué acaban por convencernos estos discursos y noticias? Principalmente, la causa de que la posverdad sea atractiva está en la narrativa. Tanto los discursos como las noticias comparten varias características que aumentan su atractivo. Algunas de estas características son la simplicidad y la coherencia. Propagan explicaciones muy simples que podemos comprender y, además, tienen coherencia.

La posverdad se basa en dicotomías. “Todo es blanco y negro”, “Si no eres de los buenos, estás con los malos”. Además, la posverdad promete un futuro esperanzador. Estas características de la posverdad la van a convertir en atractiva, sobre todo para ciertas personas. En concreto, para aquellas personas que se sienten confundidas, desorientadas e inseguras. Estas características de las personas van a hacer tengan una mayor necesidad de cierre cognitivo. Además, estas personas, normalmente, se sienten amenazadas, humilladas o insignificantes, por lo que también presentan una intensa motivación a la búsqueda de importancia.

Claves psicológicas para entender la posverdad

Como se ha visto, existen dos factores psicológicos que nos hacen más propensos a la posverdad o a la narrativa de la posverdad. Estos son: una alta necesidad de cierre y una alta motivación a la búsqueda de importancia. Ambos factores describen la mentalidad de los “perdedores de la globalización” que se sienten abandonados en un mundo que cambia rápidamente y donde no encuentran su lugar.

Hombre triste y desilusionado

Las personas con estas características se encuentran desorientadas y confundidas. Su forma de hacer las cosas ya no funciona. La tecnología ha vuelto obsoletas sus habilidades y les han quitado sus puestos de trabajo. Se sienten humillados e infravalorados. En su desesperación, acogen con pasión las narrativas de la posverdad, las cuales disipan sus incertidumbres y prometa volver a hacerlos grandes. Estas promesas de acabar con todos sus problemas y que les ofrecen certeza y esperanza van a ser aceptadas con mucha facilidad.

Sin embargo, aunque el uso de internet hay incrementado el uso de las fake news, también nos proporciona recursos para reconocerlas. Existen páginas especializadas donde se descubren estas noticias falsas (por ejemplo: Maldito Bulo) y guías para saber cómo distinguir una noticia falsa de una real. Algunos de estos consejos son: ver quién es el autor (muchas noticias falsas no ponen autor), comprobar que la misma noticia aparezca en diferentes medios y observar si se ve una clara ideología o, por el contrario, presenta diferentes puntos de vista. En fin, para que la posverdad no nos engañe, es necesario desarrollar un pensamiento crítico.

Roberto Muelas Lobato

Eterno estudiante de psicología social. Desde el laboratorio intento explicar esa realidad a veces tan confusa divagando entre la divulgación y la ciencia.

Ver perfil »
Te puede gustar