¿Qué relación existe entre la filosofía y la psicología? - La Mente es Maravillosa

¿Qué relación existe entre la filosofía y la psicología?

Roberto Muelas Lobato 4 noviembre, 2017 en Filosofía y psicología 14 compartidos
Dos cabezas mirándose de frente para representar la filosofía y la psicología

La filosofía y la psicología son dos campos de estudio con un lugar común en la historia. La psicología surge a partir de la filosofía. Surge con el fin de incluir el método empírico a la hora de enfrentar las preguntas que se plantea la filosofía. Por ello, la filosofía ha aportado a la psicología diversos temas de estudio como son la sensación, la percepción, la inteligencia y la memoria.

Por contra, las soluciones que dan un campo y otra son diferentes. Si bien comparten temas de estudio, también tienen diferentes puntos de vista. Incluso usando las mismas teorías, la filosofía y la psicología muchas veces no coinciden en sus conclusiones. Al mismo tiempo, estas líneas de separación hacen que desde uno y otro campo se vean a los profesionales del otro como una suerte de enemigos.

Escultura del pensador

Psicología y filosofía

La palabra psicología proviene de las palabras griegas “psique” y “logos” que significan, respectivamente, “alma” y “estudio”. Por tanto, psicología viene a significar el estudio del alma. Así, de una forma simple, podríamos decir que la psicología es la ciencia encargada del estudio de la mente y el comportamiento humano.

Se trata de un campo de estudio que intenta explicar qué sucede en nuestra caja negra y cómo afectan estos sucesos a nuestra manera de actuar, teniendo en cuenta el tipo de estimulación que recibimos. En este sentido, la psicología también aspira a saber cómo las personas reciben e interpretan la información que les llega a través de los sentidos.

Por su parte, el término filosofía viene de las palabras griegas “philo” y “sophia” que quieren decir “amor a la sabiduría”. La filosofía tiene su fin en la resolución de problemas que se producen en la realidad.

Se centra en el el estudio de una variedad de problemas quizás más trascendentes, como la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente y el lenguaje. Esta generalmente realiza sus investigaciones de una manera no empírica, sea mediante el análisis conceptual,​ los experimentos mentales,​ la especulación u otros métodos a priori.

Escultura de Sócrates

Semejanzas entre la filosofía y la psicología

La psicología depende de la filosofía por varias razones. La filosofía presta a la psicología una visión general de ser humano que es la base de una buena parte de las teorías psicológicas. La relación inversa también se da. La filosofía, en ocasiones, hace uso de la metodología científica de la psicología para lograr sus objetivos. Ambas comparten teorías y también objetos de estudio.

Otra semejanza es que la filosofía ha aportado a la psicología algunos de los temas que estudia: sensación, percepción, inteligencia, memoria y voluntad. Como se ha dicho, ambas comparten objetos de estudio, aunque la forma de estudiarlos y las respuestas que dan sean diferentes. Por otra parte, la filosofía se introduce en la psicología por dos caminos. A través de las hipótesis relativas: a la mente y las formas adecuadas de estudiarla y a través de los principios generales subyacentes a la investigación científica.

Diferencias entre la filosofía y la psicología

Aunque ambas disciplinas examinan los comportamientos de las personas, también presentan discrepancias. Algunos de los puntos en los que se diferencian los podemos hallar en la metodología que usan, sus fines y el hecho de tener en cuenta la moral.

En cuanto al método, la filosofía trabaja con categorías conceptuales y las relaciones que se dan entre ellas. Por ello, está abierta a cualquier método. La psicología, en cambio, se apoya en lo empírico y al estadística; haciendo uso de la investigación cuantitativa y también de la cualitativa. Se centra en la realización de experimentos y el contraste empírico de hipótesis como vía para comprender nuestro comportamiento y validar los instrumentos, como las terapias, que pone a nuestra disposición.

Respecto al fin, la filosofía tiene fines más intelectuales, mientras la psicología pone sus miras en la terapia y la intervención. La filosofía crea sistemas filosóficos o categorías que sirven para explicar la realidad. La psicología, en lugar de estudiar un todo como la filosofía, busca aislar variables del comportamiento humano.

Por eso, sus teorías intentan tener en cuenta nuestra biología -por ejemplo, con el estudio de nuestra química cerebral-y considerar las diferencias individuales -nadie imita exactamente el comportamiento de otra persona ante las mismas circunstancias-. Así, la psicología casi nunca aborda la búsqueda de una realidad totalmente ajena a la existencia de las personas, algo que históricamente sí se ha dado en algunas propuestas filosóficas.

Piedras encima una de otra

Otra gran diferencia que se da entre ambas reside en la concepción de la moral. La filosofía busca explicar todo, lo cual incluye el estudio de las maneras correctas de comportarse. En filosofía existen diversos trabajos en cuanto a lo que está bien y lo que está mal. Por su parte, la psicología no entra en este debate. Aunque desde la psicología se han propuesto escalas de la ética y la moral, su objetivo no es estudiar qué es moral y qué no lo es, sino qué distintas morales existen.

La filosofía y la psicología estudian a los humanos y sus comportamientos. Ambas presentan similitudes y diferencias, llegando incluso a encontrar diferentes interpretaciones para los mismos actos. Así, el método que cada una usa va a condicionar las respuestas que nos ofrezca. Aun así, ambas comparten, en ocasiones, teorías y resultados que la otra ciencia integra en su propio almanaque de conocimientos.

Roberto Muelas Lobato

Eterno estudiante de psicología social. Desde el laboratorio intento explicar esa realidad a veces tan confusa divagando entre la divulgación y la ciencia.

Ver perfil »
Te puede gustar