Quiero, pero no puedo

Raquel Lemos Rodríguez · 8 febrero, 2016

Hay muchas cosas que quiero, pero no puedo hacer. No es que tenga limitaciones, tampoco hay nadie ni nada que me lo impida. Simplemente, por alguna razón que desconozco, mi mente me limita a hacer lo que en verdad deseo.

Seguramente te ha ocurrido esto en más de una ocasión. Situaciones en las que deseas hacer algo pero por alguna razón no puedes. Está claro que no siempre querer es poder, pero ¿qué ocurre en tu interior? ¿qué te impide luchar por lo que quieres?

“El que no lucha por lo que quiere, no merece lo que desea”

-Anónimo-

La trampa del quiero y no puedo

mujer de frente ante una esfera

A veces, nos sumergimos en una trampa de la que no somos plenamente conscientes. Queremos algo que por mucho que deseemos no vamos a poder conseguir. Esto es porque queremos conseguir objetivos que se encuentran fuera de nuestro alcance. Algunos ejemplos serían:

  • Quiero ser un gran cantante, pero no tengo una buena voz ni cualidades para ello.
  • Quiero ser gimnasta, pero mi flexibilidad es nula.
  • Quiero ser bailarina de ballet, pero mi cordinación.
  • Quiero bailar, pero no puedo porque no poseo dotes para ello.

Hay muchas cosas que queremos hacer, pero en ocasiones no tenemos las cualidades necesarias para llevarlas a cabo. ¿Cómo puedes querer ser una gran cantante, si no sabes entonar? En ocasiones, soñamos con realidades que no son realistas. Es una trampa.

“Nadie está a salvo de las derrotas, pero es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños, que ser derrotado sin saber siquiera por qué se está luchando”

-Anónimo-

El problema de la trampa del quiero y no puedo, es que a veces queremos conseguir cosas “por arte de magia”. Sin esforzarte, no llegarás a tus metas; sin trabajo, no conseguirás esa riqueza tan ansiada. Nada llega de forma fácil. Realmente no quieres eso que deseas, porque ni puedes ni quieres lograrlo.

La ilusión del “no puedo” y la realidad del “no quiero”

himbre con nube blanca en la cabeza

Otra de las circunstancias que se pueden dar es que queremos conseguir algo, pero nos frustramos y no cesamos en decir que no podemos lograrlo, cuando la verdadera realidad es que no queremos conseguirlo. Puede resultar contradictorio, pues si realmente no queremos conseguir algo ¿por qué nos engañamos como si no pudiésemos conseguirlo?

A veces esto sucede porque hay personas que esperan ciertos resultados de nosotros, otras veces es simplemente que nos falta fuerza de voluntad. A menos que te encuentres en la trampa del quiero, pero no puedo, porque realmente no puedes lograr ese sueño que es totalmente inabarcable, todo se puede conseguir si así lo deseas. Pero, debes ser firme en esta decisión.

“El éxito no se logra solo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización”

-Jean-Pierre Sergent-

De nada sirve querer conseguir ciertas cosas si realmente no es así. Te empecinas en decir que no puedes terminar un trabajo, una carrera, una meta, cuando en tu interior realmente es que no quieres conseguirlo. Te estás mintiendo a ti mismo. ¿O acaso desconoces cómo eres?

Puedes lograrlo, pero tienes miedo

Si tienes cualidades y capacidades para lograr un sueño que puedes hacer real, si realmente quieres conseguirlo pero se te está haciendo cuesta arriba, si te encuentras bloqueado y paralizado, probablemente tienes miedoA veces, lograr nuestros sueños nos somete a mucha presión y a muchos miedos que no creíamos que fuéramos a experimentar. Es normal.

Imagínate que quieres ser un gran cantante, pero de repente te encuentras que tienes que enfrentarte a un público. Tú querías cantar, pero nunca pensaste en la posibilidad de ser observado. Es totalmente normal que tengas miedo cuando estás tan centrado en potenciar tus habilidades y conseguir lo que quieres, que se te olvida todo lo que hay a su alrededor. No te preocupes, utiliza el miedo para impulsarte hacia adelante.

“¿Dónde mueren los sueños? En un lugar llamado miedo”

-Anónimo-

Piensa que el miedo es una parte esencial para conseguir todo aquello que te propongas. Probablemente te paralice, pero debes ser fuerte, pensar en tu sueño, mirarlo a los ojos y conseguir lo que te has propuesto. Tú puedes con tus miedos, utilízalos para darte el impulso necesario para superarte.

tigre blanco con la boca abierta representando la rabia del no puedo

Todos hemos pasado por estos quiero, pero no puedo, aunque debemos saber identificarlos. Primero, ¿es algo que puedo hacer real? Segundo, ¿realmente quiero o me estoy engañando a mí mismo? Tercero, los miedos no me impedirán lograr lo que quiero.

Imágenes: Norvic fernandez austria, Alex Stoddard